deportes

La mayor tragicomedia en la historia del fútbol

Por Publimetro Colombia

Hasta antes del 16 de marzo del 2008, nunca un país ‘futbolero’ había experimentado con tanta fuerza lo que era una tragicomedia en un terreno de juego mediante un partido de su selección nacional.

Aquella vez, los mexicanos veían y vivían humor y drama al mismo tiempo; había risa por la cantidad de opciones claras que fallaban, a las que solo les faltaban música de Benny Hill de fondo, y angustia porque se quedaban afuera de los Juegos Olímpicos de Beijing.

Hubo múltiples fallos debajo del arco, de hasta cuatro hombres atacando solos contra el portero, de penal e inclusive casi marcan un autogol cuando al golero Guillermo Ochoa dejó ir un pase de un defensor.

El relato de Christian Martinioli, al igual que los comentarios de Luis García y Jorge Campos, se hicieron eternos. Pasaron del profesionalismo, a la desesperación, a la risa nerviosa y finalmente al enojo. Por momentos parecía que estuviesen contando chistes en el Festival del Humor y por otros se desquitaban con el micrófono, como si este tuviese la culpa.

Todo esto pasó en la ciudad de Carson City, California y por ende al suceso se le conoce como “El Fantasma de Carson”. Los ‘Aztecas’ estaban obligados a derrotar por 5 goles de diferencia a la muy débil Haití para avanzar de ronda y evitar la humillación de quedar afuera en una primera fase de CONCACAF, situación en la que estaban tras empatar con Canadá y perder con Guatemala.

César Villaluz a los 17 minutos de juego, y en lo que sobre el papel debía ser un trámite, puso el 1-0 de el citado enfrentamiento. Diez minutos más tarde los caribeños se quedaban con uno menos en cancha, algo que debió facilitar la tarea; a pesar de eso no pudieron marcar el segundo antes del entretiempo.

Solo hasta el cuarto de hora del complemento apareció el 2-0, obra de Luis Ángel Landín. Pero lo increíble sucedió a los 62’, cuando Haití con 10 hombres en cancha logró descontar. Tras ello, Santiago Fernández puso el 3-1 al 68’.

A partir de este punto es donde comenzaría el concierto de desaciertos. Era como ver a la defensa de Brasil el día que perdió 7-1 contra Alemania, pero versión ofensiva. No alcanzarían los goles de Enrique Esqueda (81’) y de Landín (89’) cuando los isleños tenían 9 jugadores; México ganaba 5-1, pero quedaba eliminado.

El técnico Hugo Sánchez fue despedido inmediatamente al no poder cumplir ninguna de sus 3 promesas; ganar la Copa Oro 2007, jugar la final de la Copa América 2007 y conseguir una medalla olímpica.

Mientras tanto, a excepción de ‘Memo’ Ochoa, la carrera de todos los jugadores tuvo un inmenso retroceso. Pasaron de equipos grandes a pequeños, e inclusive muchos a cuadros de segunda división. En su país no se les ha perdonado el, hasta entonces, mayor fracaso futbolístico en la historia del ‘Tri’.

Loading...
Revisa el siguiente artículo