Cuando un partido cambió la historia del Balón de Oro

Por Publimetro Colombia

Nunca había pasado, ni ha vuelto a pasar hasta la fecha, que un ganador del Balón de Oro tome por sorpresa al mundo del fútbol. Salvo por un año en específico, siempre ha habido 2 o 3 candidatos claros a hacerse con el premio y de entre ellos no ha dejado de estar el vencedor.

La excepción sucedió en 2001, cuando ninguno del trío máximo de aspirantes se llevó el reconocimiento al mejor del mundo. El trofeo individual no fue para Raúl (considerado el mejor delantero del mundo y campeón liguero con Real Madrid), Oliver Kahn (Campeón y figura máxima de la Champions con el Bayern Múnich), ni David Beckham (Jugador mejor pagado del mundo y el mejor inglés en una Premier League dominada por su Manchester United).

En cuarto lugar de favoritismo, y casi sin ninguna aspiración sería, se encontraba Michael Owen. El atacante inglés había ganado cinco copas con el Liverpool, siendo clave en su obtención, pero todas ellas eran consideradas de menor valor (la más sobresaliente era la Copa UEFA).

Todo cambiaría a dos días de las votaciones, cuando Inglaterra visitó a Alemania en lo que definía el cupo directo al Mundial 2002. Los visitantes debían ganar, y además golear, para llegar a la última fecha por encima en la tabla de posiciones (se daba por hecho que ambos seleccionados conseguirían un triunfo su último juego de eliminatorias).

Contra todo pronóstico los británicos vencerían 1-5 con triplete de Owen, en lo que él mismo considera el mejor partido de su carrera profesional. Tal fue el revuelo mediático a nivel mundial que, 48 horas después, las votaciones al Balón de Oro se cerraban con el atacante inglés siendo considerado el mejor jugador del mundo.

Esto generó otro revuelo mundial. Los detractores de Michael se llenaron de argumentos por su mal nivel inmediatamente posterior, sobre todo cuando vieron como Inglaterra iba sucumbiendo ante Grecia en la jornada decisiva; un gol de Beckham en la última jugada los clasificaba al mundial (Alemania iba al repechaje).

A raíz de esto las reglas al Balón de Oro fueron modificadas. La manera de votar varió, las elecciones cambiaron de fecha para que un compromiso no tuviese tal influencia y también para que el jurado compuesto de periodistas pudiese ver todos los encuentros de todos los torneos importantes antes de tomar una determinación.

Para finalizar, no deja de resultar algo curioso que tras esto la carrera de Owen se viniera a pique (retirándose como suplente en el humilde Stoke City), mientras Kahn es considerado uno de los mejores porteros de la historia, Raúl se retiró del fútbol europeo como máximo goleador de la Champions y Beckham sigue siendo el hombre que más dinero ha obtenido a través del fútbol en la historia.

Loading...
Revisa el siguiente artículo