¡Oktoberfest en febrero! Bayern aplastó al Chelsea, en Londres (0-3)

Por Román Gómez

Cuentas pendientes entre Blues y bávaros. Stamford Bridge se llenó para apoyar a su Chelsea y para propinarle otra amargura al Bayern Múnich, rival al que derrotó en la final del 2012. Desde ese entonces hasta nuestros tiempos, el poder de los alemanes creció, mientras que los ingleses viven una reestructuración.

Sin embargo, poco de ello le importaba a la afición británica, que soñaba con una noche ideal en su estadio. La misión era sacar buena renta de cara a la vuelta, a disputarse en el Allianz Arena de Múnich.

Desde el comienzo, el dominio fue de los germanos. Pese a ser visitante, Bayern sometía a Chelsea, pero sin la pegada necesaria. Poco a poco, los locales fueron emparejando y al término del primer tiempo, la igualdad era merecida.

Aunque el pulso parejo era la tendencia del encuentro, siempre hubo mayor sensación de gol para el Bayern. Al comienzo del segundo tiempo dichas intenciones se transformaron en realidad. Dos tantos de Serge Gnabry encaminaron la eliminatoria para los alemanes.

En ambas hubo un factor común: combinaciones con Robert Lewandowski. En el primero, el polaco devolvió de zurda y en el punto penal, Gnabry convirtió.

El segundo, casi de inmediato, fue un contragolpe que esta vez el futbolista definió de pierna zurda ante la salida de Wilfredo Caballero.

Lo del Chelsea se convirtió en un todo o nada. El equipo blue arriesgó de más y se precipitó a un tercer gol en un contragolpe. El Bayern, agazapado, encontró el resquicio y liquidó el partido con gol de Lewandowski.

Serie casi liquidada en la ida y con un partido de vuelta solo testimonial. Aunque está en sus años más irregulares, el Bayern siempre está y acaba de dar un golpe sobre la mesa diciendo: "acá está el candidato".

Video Goles Chelsea vs Bayern Múnich en octavos de final

 


 

Loading...
Revisa el siguiente artículo