“Mientras yo esté, no voy a dejar que sean mejores que yo” | Fabriana Arias

La múltiple campeona mundial de patinaje es una inspiración para los que vienen detrás de ella, pero advierte que no se la pondrá fácil a nadie. Pese a ganar y ganar, su hambre de gloria no se sacia

Por Román Gómez / Sebastián Gómez

¿Se puede vivir del patinaje en Colombia?

Si eres el mejor, sí. Gracias a Dios vivo del patinaje por todos los logros que he conseguido. Este deporte es muy costoso. Un juego de ruedas se me acaba en tres entrenamientos y cada uno cuesta 350.000 pesos.

¿Por qué cree que el patinaje no es un deporte olímpico?

Porque somos potencia. Vamos a un mundial y quedamos primeros con 20 medallas de oro y el segundo queda con cinco o seis. Y el que queda segundo es Italia, Francia o Corea, entonces ellos (Comité Olímpico Internacional) no sienten esa seguridad. El año pasado ganamos dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud y lo que escuché, puede que sea chisme, es que el patinaje va a salir de los próximo Juegos.

¿Cómo no perder el hambre de victoria?

Personalmente estar en el Mundial es algo maravilloso. No todo el mundo lo puede conseguir. Y esa satisfacción que te genera y saber que de pronto si no lo haces, no lo vas a volver a sentir, algo te dice como ‘quiero sentir nuevamente eso’. Quiero sentir otra vez qué se siente estar dentro de la pista, utilizando el uniforme de la selección Colombia, moviéndome dentro de la pista, eso me llena de motivación. También seguir inspirando a tantos niños que vienen desde abajo. Vienen tantos que digo, ‘juepucha, no me voy a dejar ganar de ellos, ¿por qué si apenas están llegando…’.

¿Entrena la mente para rendir al máximo?

En la vida normal te agotas de tu trabajo. Ahora, en la vida de un deportista, donde solamente tiene que estar pensando en ganar, porque si no ganas, no puedes vivir de esto, es más agotador.

Estamos en un medio donde te critican diciendo que no puedes, hablan mal de ti, es competencia todo el tiempo. Entonces, obvio, debes tener la mente superfortalecida. Por eso busco espacios donde pueda meditar, para mí, eso es importante. Trato de que haya una estabilidad en mi vida. No quiero hacer patinaje solo porque me pagan, esa no es la idea. Busco que mi vida sea parte de inspiración para mi día a día. Lo que he logrado, lo puedo lograr hoy también. Hacer que todos los días me inspire a mí misma.

¿Quiere ser una inspiración para ellos, que sean mejores que usted?

Que sean mejores, pero mientras yo esté, no voy a dejar que sean mejores que yo.

¿Quién fue su inspiración cuando era niña?

Cuando era chiquita, por la región eran Carolina Upegui y Luisa Agudelo. Eran las de Medellín y las más cercanas a mí. Las veía y pensaba: ‘Quiero ser como ellas, campeona mundial’. Además veía cómo los niños se acercaban a ellas y decía, ‘quiero que los niños vayan corriendo detrás de mí’. Eso era lo que anhelaba y ahora verlo pasar es hermoso.

¿Cree que los medios deberíamos hablar más de sus triunfos?

Completamente. De las tres noticias en el día, la mayoría son de fútbol. En cambio, de patinaje, de 12 meses, hablan dos veces al año. Deben entender que somos el deporte que más campeones mundiales tiene en Colombia. Somos 15 veces campeones mundiales. Es algo increíble y la gente aquí no lo entiende, no lo dimensiona. Los periodistas y el mismo público no nos da la importancia que necesitamos. Ustedes ven y en Colombia hay mucha gente que patina, en todos lados.

¿Qué tanto le ha servido el tema de las redes sociales para su carrera?

Ha sido la mejor herramienta que he tenido para darme a conocer. Nosotros los deportistas obviamente queremos vivir de esto y dedicarnos 100% al deporte. Pero ahora, si no nos conocen, no nos patrocinan, así seamos los mejores del mundo. Una vez fui a pedir un patrocinio y lo primero que me preguntaron fue cuántos seguidores tenía y no tenía ni 10.000 seguidores en Instagram. Desde ese día dije, ‘tengo que volverme la más farandulera del mundo’, porque los niños quieren ver lo que hacen las personas que admiran. Desde ese entonces, las redes me han funcionado muchísimo para poder obtener patrocinios. La verdad, las redes sociales han sido un tema de mostrar cómo soy y que la gente pueda inspirarse a través de mi carrera deportiva, pero obviamente los comentarios que son positivos es como ‘ay qué bonitos’, pero los negativos, bueno, ‘qué charro’.

¿Qué piensa de los atropellos y acosos que han sufrido las futbolistas colombianas?

Gracias a Dios, en nuestro deporte, que tenga conocimiento, eso no se ha visto. Pero no solo pasa en el fútbol, es algo que pasa en el todo el mundo. Todas las mujeres vivimos acoso o abuso a diario. Las mujeres tenemos miedo de salir a la calle con una falda porque no sabemos si nos van a gritar. Es muy triste porque casi todos los hombres no se pueden quedar callados al ver a una mujer bonita, tienen que decir algo para sentirse machos o no sé qué sentirán al decirnos algo. Ellos no saben que al decir eso, generan miedo, asco y muchas cosas que hacen que una mujer se reprima. Siento que las mujeres hemos sacado ese empoderamiento de nuestro interior al demostrarle a la sociedad y ayudarnos nosotras mismas.

¿Alguna vez fue víctima de acoso?

Cuando tenía 12 o 13 años, salí del colegio y por el parque había un carro estacionado. Un hombre se estaba tocando y quedé con miedo. En otra ocasión, bajando de mi casa, iba caminando sola, subió una moto, bajó y cuando volvió a subir, un hombre estaba tocándose. Sentí miedo y pánico. Salí corriendo rápido. Al momento subió una moto acercándose. Cuando vi que era mi primo, le dije que me sacara rápido de ahí. Gracias a Dios nunca se me acercaron ni me violentaron, pero igual es un acto de acoso. Me generó  tanto miedo y temor, que hoy que me digan ‘cómo estás de mamasita’, ya me fastidia.

¿Cuáles son sus objetivos este año?

Este año es importante por los Juegos Panamericanos, el ciclo olímpico más alto del patinaje. La oportunidad para mí sería enorme. Mi objetivo es estar ahí. Luego vienen los Juegos Nacionales, en los que espero darle todas las medallas posibles a Antioquia, como pasó el año pasado.

MÁS NOTICIAS DE DEPORTE, AQUÍ.

También le puede interesar:

Diseñador propone otra camiseta de la Selección Colombia e incendia las redes

Se inspiró también en lo wayuú, pero es un buen comienzo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo