¡‘Cucho’ el viento y sopla! Sabroso triunfo de la Tricolor ante Costa Rica

Por Román Gómez

Colombia deja buenas sensaciones. Más que el resultado, en esta gira por suelo norteamericano lo que más importa es el funcionamiento. Los jugadores de la Tricolor pueden regresar seguros a sus respectivos destinos, con la certeza que la travesía yanqui fue productiva.

Costa Rica fue un hueso duro de roer. Los ticos tomaron nota de la superioridad cafetera contra Estados Unidos, por lo que no salió al estadio Red Bull Arena de manera inocente. Los ‘Pura vida’ se replegaron y le hicieron las cosas más difíciles a James Rodríguez y Juan Fernando Quintero, encargados de la creación.

Ante tal muro, al 10 le tocó ser más movedizo. James intentó por derecha, por izquierda y por el centro, pero los caminos estaban cerrados. El arco de Keylor Navas estuvo bien custodiado en los primeros minutos, obligando al desequilibrio individual que no se hallaba.

Hasta que se encontró. Carlos Bacca, que no tenía incidencia en el juego, sacudió la modorra con una gambeta impropia de su carrera, pero tan eficaz como su zapatazo al rincón del guardameta costarricense. Ventaja tricolor, merecida por la insistencia, más que por la fluidez del equipo de Arturo Reyes, que estuvo más lúcido contra los gringos en Tampa Bay.

Luego del gol, Colombia exhibió sus mejores minutos. James y Falcao tuvieron más libertad, aprovechando el atrevimiento de los centroamericanos. Sin embargo, un descuido por los aires de Davinson Sánchez le dio la oportunidad a Costa Rica de empatar en la única oportunidad que generaron en la primera mitad. Kendall Waston martilló con fortaleza y dejó sin reacción a David Ospina, quien debe estar intranquilo por sus presentaciones por Estados Unidos.

A remar de nuevo. La Tricolor salió al segundo tiempo con la decisión de mover más rápido el balón, a ras de piso y con fluidez. Sin embargo, el muro tico se alzó una vez más y esta vez la inspiración divina que tuvo Bacca en la primera mitad no estuvo presente.

Arturo Reyes se dio cuenta que tenía que mover el banco. Primero, hizo un cambio que sorprendió a propios y extraños: afuera Mateus Uribe, adentro Juan Guillermo Cuadrado. El extremo de la Juventus ingresó para jugar al lado de Wilmar Barrios, en una posición que desconoce. ‘Neco’ se limitó a lanzar balones y aunque lo hizo bien, no pudo hacer eco de su gambeta.

Cambio innovador, pero que no cambió el trámite del partido. La siguiente carta a jugar por el DT fue el ingreso de Juan Camilo Hernández, alguien quien parece estar tocado por la varita. El ‘Cucho’ demoró poco más de treinta segundos para tocar su primer balón, de cabeza, y mandarla a guardar. La leyenda del delantero del Huesca comenzó a escribirse en Nueva Jersey.

Costa Rica jugó sus restos, pero desnudarse atrás era un tanto kamikaze. Colombia comenzó a atacar con la velocidad y allí sí se destacó Cuadrado. Por la línea, como le gusta, hizo una finta y le dijo al ‘Cucho’ “hágalo”. Hernández no falló y selló el 3-1 de una noche soñada para él y una gira histórica tricolor. Colombia tiene presente, con James y los demás, pero ante todo tiene futuro avizorado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo