Las calificaciones de los jugadores de Colombia contra Japón, uno por uno

Por Román Gómez

El peor debut. En ninguna de las pollas tricolores se avizoraba un triunfo japonés, como terminó sucediendo. Una mala planificación, una expulsión tempranera y un remate de partido sin estado físico condicionaron los rendimientos individuales de los jugadores tricolores.

 

David Ospina (5): Responsable en el segundo gol, por la mala salida. Tuvo buenas atajadas pero sigue con el récord negativo de no atajar un solo penal con la tricolor, en los 90 minutos.

(Lea también: el pésimo récord de David Ospina con la Selección Colombia)

Santiago Arias (3): Inerte en ataque, inseguro en defensa. Por allí, Takashi Inui generó las mejores jugadas japonesas en el segundo tiempo. También es responsable en el gol de Osako, que le dio la victoria a los asiáticos.

Davinson Sánchez (2): El peor del encuentro. Su exceso de confianza originó el error que a la postre terminó en el penal a favor de Japón y la expulsión tempranera de Carlos Sánchez. Jamás pudo retomar confianza y cometió varios errores que los nipones no pudieron aprovechar.

Oscar Murillo (4): Algo mejor que su compañero, pero también con una tarde fatal en Saransk. Nunca estuvo coordinado con Davinson, ni mucho menos pudo detener al movedizo Osako.

Johan Mojica (3): Le pesó la responsabilidad de disputar un Mundial y cometió muchos errores sencillos. No fue la salida que se esperaba por izquierda, haciendo que la tricolor extrañe aún más a Fabra.

Carlos Sánchez (-): Sin calificación. Pudo haber evitado la mano y permitir el gol japonés, para no dejar al equipo con uno menos. Solo disputó 3 minutos.

Jefferson Lerma (5): Nunca tuvo salida y eso lo resintió el equipo. Se quedó sin ayuda hasta que entró Barrios, pero no lo hizo mal. Al final, sin piernas, se retrasó en cancha.

Juan Guillermo Cuadrado (5): Los 30 minutos que disputó no fueron del todo malos. Individualista, pero era un revulsivo en ataque. Pékerman decidió sacarlo para equilibrar al equipo.

Juan Fernando Quintero (7): El mejor de Colombia en Saransk. Cuando el balón pasó por sus pies, la Tricolor fluyó. El golazo reseñó una buena tarde de Juanfer. Por desgracia, sigue teniendo el tanque pequeño y a los 60 minutos salió.

José Heriberto Izquierdo (3): En ofensiva, poco y nada aportó. Se le abona que lo intentó, pero no tuvo una sola jugada para rescatar.

Radamel Falcao (5,5): El capitán intentó remar el barco muchas veces solo. Estuvo más movedizo que de costumbre, aunque a veces se fastidió y retrocedió a buscar el balón muy lejos del área. Demostró sus ganas.

Wilmar Barrios (6): Su entrada organizó el mediocampo y le entregó los mejores minutos a la Selección. Al final, tanto esfuerzo físico lo pagó. Fue amonestado.

James Rodríguez (4): Entró más por amor propio que por estar en condiciones. Aunque tuvo una oportunidad clara, jamás pesó en el partido. No tuvo respaldo de sus agotados compañeros.

Carlos Bacca (4): No estuvo fino con el balón, cuando la tocó. Le faltó vigor para provocar miedo en la defensa nipona. Su ingreso fue intrascendente.

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo