Le llegó el turno a la montaña en la Colombia Oro y Paz

Fernando Gaviria fue el ganador de las tres etapas de embalaje, pero el fin de semana será la oportunidad de los hombres de montaña.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

La carrera Colombia Oro y Paz llegó a su hemisferio con un gran ganador: Fernando Gaviria ha ganado las tres etapas que se disputaron en el territorio plano del Valle del Cauca, todos al embalaje y con una débil oposición de Juan Sebastián Molano y Matteo Malucelli. Pero este viernes llegará un nuevo obstáculo: la montaña.

La tercera etapa de la carrera 2.1 en Colombia abandonó Palmira para llegar a Buga, con 163 kilómetros en los que la calma dominó el pelotón. Gaviria apareció en la meta con su poderoso lanzamiento, al que trató de responder Malucelli sin éxito.

En una jornada llena de sol, en la que hubo una temperatura cercana a los 30 grados centígrados, la salida estuvo acompañada por los corredores retirados Alberto Contador e Iván Basso, que compartieron con los ciclistas del banderazo en Palmira. Una de las imágenes del día la protagonizó Nairo Quintana, quien tuvo que acercarse al carro médico para que le reforzaran la curación en su brazo izquierdo, lastimado tras la caída en la primera etapa.

Tres días de café y montaña

Para los demás colombianos como Sergio Luis Henao, Rigoberto Urán y Jarlinson Pantano, la oportunidad está en las tres etapas que vendrán en el fin de semana. La primera será este viernes, con 149,5 kilómetros entre Buga y el mirador de El Tambo, en Pereira. Habrá dos altos de montaña, uno de tercera categoría en Cerrito y la meta en El Tambo pasando por el icónico puente helicoidal de la Autopista del Café.

El sábado, la prueba saldrá de Pereira hacia Cartago y La Paila, y luego tomará camino de regreso por los paisajes del Quindío rodeando Armenia y Calarcá. Luego tomará el mismo ascenso de la Autopista del Café para desviarse hacia el final en Salento, en una oportunidad única para exhibir el bello municipio con un remate de tercera categoría en 163,7 kilómetros.

El domingo remata la carrera con la que es, sin duda, la etapa reina. Desde Armenia, se regresará hasta La Paila para tomar la vía a Cartago y rodear Pereira, pasar por Santa Rosa de Cabal y terminar en la durísima subida de la Torre de Chipre, un alto de 18 kilómetros de longitud y cerca del 5% de desnivel. En Manizales, el primer ganador de la Colombia Oro y Paz se anotará en los libros de historia.

"Mañana arranca otra vuelta. Ya acabamos las etapas planas y hay que mirar adelante. Son etapas duras y es muy bueno porque hay mucho nivel, seguramente nosotros estamos bien y queremos intentar algo"

Rigoberto Urán, corredor del Education First.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo