¡Sin consuelo! Falcao no pudo solo y Mónaco se despidió de la Champions

El equipo del Principado cayó como local ante el Leipzig, a pesar del gol del 'Tigre'.

Por Román Gómez

La última oportunidad del Mónaco en Champions se esfumó. El equipo que sorprendió a Europa en la temporada anterior, llegó a la quinta fecha de esta edición al filo de la cornisa. Solo una victoria lo metería de nuevo en carrera en el grupo G, uno de los más parejos.

El resultado previo fue esperanzador. Porto no pudo derrotar al Besiktas, en Turquía, y con eso los del Principado volvían a depender de sí mismos. La situación era similar para el RasenBallsport Lepizig, que incluso llegaba en tercera posición.

Falcao lideró al equipo monegasco, en el Louis II, pero su equipo no lo acompañó a él. La ausencia de juego fue llamativa en el conjunto de Leonardo Jardim, que además se mostró muy frágil atrás.

En apenas diez minutos, los alemanes se pusieron dos goles arriba. El primero de ellos llegó por un infortunio, a los seis minutos. La jugada por derecha terminó en en un desvío desafortunado del brasileño Jemerson, que se metió en propia portería. Vaticinio de la noche torcida en el Principado.

Mónaco no pudo reponerse del golpe cuando volvió a besar la lona. Esta vez, fue Timo Werner el encargado de agredir al conjunto local, aprovechando su velocidad y definiendo con categoría ante la salida del portero. Cuesta arriba para los galos.

La desazón fue mayor apenas minutos después, cuando un penal ingenuo le permitió al artillero alemán, Werner, anotar por duplicado. Goleada en el Louis II, al parecer irreversible.

https://www.youtube.com/watch?v=qrB78H32djw

La única esperanza de los monegascos era su capitán, Falcao. El colombiano no tomaba contacto con la pelota, pero insistía por todos lados. Por derecha, por izquierda, por el centro… todo era válido para la ilusión del ‘Tigre’. Por arriba fue la llave.

El samario se elevó a su mejor estilo y aprovechó la mala salida del golero Peter Gulacsi, para poner el descuento a dos minutos del final de la primera mitad.

El equipo local tenía una dosis de valentía que no le duró, porque en la última pelota de esa etapa cayó el cuarto tanto germano. Golpe de nocaut.

Mientras el Mónaco se recomponía en el campo, Leipzig atacó con furia y esta vez fue el guineano Naby Keita quien encontró el hueco para anotar el último clavo en el ataúd del conjunto de Jardim.

El segundo tiempo estuvo de más. Ambos decidieron no agredirse más y así el Mónaco firmó su acta de defunción en esta temporada europea. Con apenas dos puntos, los campeones franceses no tienen ni siquiera chance de meterse a la Europa League. Falcao no pudo solo.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo