Venezolanos y colombianos dieron ejemplo en las tribunas del Pueblo Nuevo

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

El partido entre Venezuela y Colombia de las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018 fue un 0-0 que dejó un mal sabor de boca para la 'Tricolor', pero con un gran momento en las tribunas. Los hinchas venezolanos y colombianos estuvieron en gran nivel, y no hubo ningún inconveniente en el estadio Pueblo Nuevo de San Cristóbal entre los asistentes al partido.

Miles de colombianos viajaron desde Cúcuta y otras ciudades del oriente del país, aprovechando los bajos costos de ir a San Cristóbal. Con boletas de 160.000 pesos disponibles en las calles de la capital de Norte de Santander, los colombianos asistieron al Pueblo Nuevo de forma masiva. Hubo una repartición de boletas muy cercana al 50-50 con los locales, aunque no hubo lleno en las tribunas.

El partido no dejó de tener provocaciones: los locales gritaron varios insultos a David Ospina cada vez que hacía un saque de meta y se exponen a una multa de la Fifa, pero no hubo inconvenientes en la tribuna entre hinchas venezolanos y colombianos.

El operativo de seguridad de la Guardia Bolivariana de Venezuela aseguró que los hinchas de 'la Tricolor' pudieran cruzar la frontera y llegar en calma a San Cristóbal. Tampoco se notaron las tensiones políticas entre los gobiernos venezolano y colombiano, con lo que hubo un ambiente de fiesta.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo