¿Es justo? El recorte nacional que puede herir de muerte al deporte colombiano

Ordenado por el Gobierno Nacional, el presupuesto para el 2018 será tan abismal, que impedirá que los atletas puedan participar en los Juegos Sudamericanos.

Por Román Gómez

El que avisa, no traiciona. Desde hace varios años se viene hablando de un importante recorte al presupuesto del deporte, que para el Gobierno de Juan Manuel Santos es exagerado, a pesar de que da rédito.

En 2016, la intención de la administración nacional por medio del Ministerio de Hacienda fue hacer un recorte de más de 100 mil millones de pesos. Sin embargo, los buenos resultados de la delegación colombiana en Río de Janeiro, sumado a las voces de varios de los medallistas de entonces, detuvo tal propósito.

En ese momento, el presidente de la República, Juan Manuel Santos, disipó las fuertes versiones valiéndose del éxito tricolor en los Juegos Olímpicos, asegurando que el apoyo al deporte continuaría en ascenso durante su mandato.

“No disminuiremos recursos para apoyar a los deportistas de alto rendimiento. El próximo año aumentarán en 50.000 millones”. (Juan Manuel Santos, el 31 de agosto de 2016)

Esta frase parece haber perdido valor en solo 365 días. Ahora, desde el Ministerio de Hacienda, encabezado por Mauricio Cárdenas, se busca reducir el presupuesto al deporte nacional de 530 mil millones de pesos, a 183 mil.

La reducción, de más del 70%, traería graves consecuencias para el deporte nacional, según denunció el presidente del Comité Olímpico Colombiano, Baltazar Medina. El dirigente apareció por varios medios del país advirtiendo la gravedad de este recorte.

“Es un presupuesto que a todas luces es insuficiente para el deporte colombiano, pero que, aparte de eso, no constituye para nada una retribución a unos resultados, a un desarrollo y al reconocimiento internacional que tiene nuestro país en el campo deportivo. Es absurdo pensar que todos estos resultados y todos estos logros se puedan sostener y se puedan repetir con un presupuesto a todas luces insuficiente”.

Medina afirma que si la idea de hacer este recorte se mantiene, Colombia no participará en uno de los dos grandes eventos deportivos del próximo año. Teniendo en cuenta que los Juegos Centroamericanos y del Caribe se desarrollarán en Barranquilla, esa cita será ineludible.

A las justas que se refiere Baltazar Medina es a la de los Juegos Sudamericanos, que se desarrollarán en Cochabamba, Bolivia, del 9 al 20 de mayo. La ausencia de Colombia supondría menos cupos en los Panamericanos de 2018, y a la postre muchos menos sitios en Tokio 2020.

“Colombia, hoy por hoy, no se puede dar el lujo de ir a participar en un evento por participar. Nosotros tenemos que competir con unos objetivos muy claros y con unas expectativas que la misma afición deportiva se crea alrededor de cualquier participación del país. Y si no tenemos los recursos para prepararnos y participar dignamente y acorde con esa tradición, más aún cuando ganamos los Juegos Suramericanos en el 2010 y fuimos segundos, en el 2014, desde luego que nos toca renunciar a esa participación”.

Por el momento, el Gobierno Nacional guarda silencio ante el reclamo del presidente del COC y ante las voces de varios deportistas de elite. No obstante, se escudan en que lo gruesos recortes no solo se producirán en el deporte, sino en varios sectores del país.

Como pintan las cosas, el camino ganado por el deporte nacional sufrirá un freno abrupto y los próximos Oscar Figueroa, Caterine Ibarguen y Mariana Pajón, no contarán con el respaldo económico para desarrollar sus habilidades. Mientras tanto, los escándalos de corrupción siguen aflorando en el país y nadie hace nada.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo