¿Se para el campeonato? Crisis en el fútbol profesional colombiano

El presidente de la Dimayor aceptó que hay serias probabilidades de que la Liga Águila se detenga por problemas de seguridad.

Por Román Gómez

El fútbol colombiano está en un momento crucial para su continuidad. Luego de la aprobación del nuevo Código de Policía, donde el estado no tiene la obligación de brindar seguridad en espectáculos deportivos, sino que son los organizadores los encargados de esto, el presidente Jorge Perdomo aceptó que la Liga Águila se podría parar en breve. (Sepa por qué la Liga Águila se pararía por decreto que firmará el Gobierno más abajo)

Aunque el nuevo código de Policía está vigente, para que esta regla se haga oficial se necesita la firma de un decreto, que está próximo a expedirse. Por este motivo, el mandamás de la Dimayor afirmó que si el decreto sigue en pie, al fútbol colombiano no le quedará otra opción que suspender actividades.

“Estamos con el propósito de detener la firma de ese decreto. Estamos preparados desde el punto de vista jurídico. Si no hay policía en los estadios eso va a ser una batalla campal, eso va a ser Troya”.

Perdomo aseguró que le estuvo “haciendo la cacería” al Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo en el Congreso de la República para frenar la firma de ese decreto, que sería la declaración de guerra entre el fútbol colombiano y el Estado.

 

¿Qué peligro corre el fútbol colombiano?

En palabras de Perdomo, no brindarle la seguridad a los aficionados sería “un suicidio colectivo”, del que no quieren ser partícipes los dirigentes de los clubes. Desde Dimayor afirman que los casos de violencia se reducen en un 90% cuando hay servicio policiaco en el interior de los estadios, por lo que advierten al Gobierno de la necesidad de no retirar este servicio de las canchas.

Además, el presidente de la Dimayor afirma que este interés del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos no es gratuito. Según el pope del fútbol profesional colombiano, existen intereses económicos detrás de esta movida, asegurando sin pelos en la lengua que la administración nacional quiere favorecer empresas de vigilancia privada, aunque no especifica cuales.

Los ‘dueños del fútbol’ manifiestan que al poner en ruedo este decreto se está violando la constitución política de Colombia, ya que en espectáculos masivos y de gran afluencia de ciudadanos se debe garantizar la seguridad de todos, algo que el Gobierno pretende adjudicar a la responsabilidad de los organizadores de los eventos.

Se espera que en los próximos días haya debates en el Congreso de la República en los que se intente frenar una decisión que está tomada desde el mes de febrero. La reacción del mundo del fútbol pretende tener efecto, pero los tiempos parecen cercanos a una aprobación inmediata, y a un paro deportivo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo