¿Por qué Zidane no confía en James? Cinco razones para entenderlo

El ‘10’ volvió a ser marginado de un partido importante, este martes por Champions League, lo que evidencia que el entrenador no cuenta con él.

Por Román Gómez

La relación entre Zinedine Zidane y James Rodríguez no mejora. A pesar de que el colombiano disputó los 90 minutos en el partido del fin de semana, ante el Sporting de Gijón, en la velada importante por la Champions, ante el Bayern, volvió al banco de los suplentes.

En Colombia se buscan respuestas para entender por qué el entrenador francés no coloca a James en cancha como se quiere, cayendo en la solución fácil de “le tiene bronca”. No obstante, aunque el país clama por más minutos del compatriota en el club merengue, estas cinco justificaciones o decisiones de Zidane le darían la razón al técnico y ayudarían a entender por qué todavía no confía en el colombiano para las grandes citas.

1- Sus compañeros de posición tienen mejor nivel

Relegado a un rol secundario, James Rodríguez compite contra varios jugadores para ser titular, cada vez que alguno de los habituales titulares se ausenta. Sus competidores son Isco Alarcón y Marco Asensio en primer plano, así como Lucas Vásquez, si se quiere jugar con otra alternativa.

Lo cierto es que estos tres jugadores gozan de más oportunidades porque le han respondido de mejor manera al francés, robándose los aplausos de la afición madridista. Isco fue figura en Gijón, cuando James pasó desapercibido; Asensio es muy joven y pide pista gracias a su talento, que quedó evidenciado ante el Bayern; mientas que Vásquez es un revulsivo por las bandas, algo que a James le cuesta.

2- Zinedine Zidane no juega con un 10 clásico

Suena paradójico que uno de los mejores futbolistas creativos de todos los tiempos no juegue con un 10 clásico, como él lo era, pero es así. El actual entrenador de Real Madrid se casó con un sistema luego de la derrota en el Santiago Bernabéu ante el Atlético, el 27 de febrero de 2016.

A partir de allí, Zidane mandó a Casemiro a la cancha como titular y mal no le fue: conquistó la Champions League. Para la labor creativa los usa a Toni Kroos y Luka Modric, dos volantes polivalentes con mayor cuota de marca que el colombiano.

Ahora, James se ve utilizado en otras posiciones por banda que aunque no desconoce, tampoco se destaca como otros futbolistas de nivel mundial en esos sectores del campo.

3- James no aprovecha las oportunidades que le dan

Que el 10 del Real Madrid es un jugador determinante, es indiscutible. Un futbolista que se ubicó entre los mejores de un campeonato del mundo, es difícil de cuestionar. Sin embargo, aunque en etapa en el Real Madrid continúa haciendo goles y metiendo asistencias, su nivel no es constante, ni regular.

Rodríguez pasa de hacer un partido correcto ante el Leganés, a tener bajo nivel contra el Sporting de Gijón. Este ejemplo se repitió varias veces a lo largo del año y cuatro meses de dirección técnica de Zidane en el banquillo merengue.

4- Cuando algo sucede, el colombiano reacciona de mala manera

Aunque a veces tiene razón en sus protestas, el ‘10’ del Real Madrid no ha sabido expresarse. Sus reacciones desafortunadas cada cuanto se hacen visibles, como las declaraciones que emite cuando asiste a la Selección Colombia, que caen mal en Madrid, o como la vez en la que abandonó el campo entre palabras soeces y groserías en contra del francés, como sucedió en el juego ante el Leganés y lo captó la cámara.

5- James se va y Zidane lo sabe

La tensión entre ambos llegó a tal punto, que los dos protagonistas esperan con ansias para que se acabe la temporada. Para el francés, el futbolista colombiano es importante en la rotación de la nómina para rematar la temporada, pero para los duelos importantes prefiere jugársela por futbolistas que continuarán en el equipo merengue para la próxima temporada, buscando consolidar un equipo mucho mejor.

Esta decisión no aplica solo para James. Zidane demostró que cuando un jugador no continuará en el Real Madrid, prefiere usar a un futbolista distinto, como fue el caso entre Pepe y Varane.

El defensor portugués perdió su lugar en la titular al anunciar su marcha a final de temporada y aunque los dos zagueros están actualmente lesionados, su predilección en los últimos meses fue por el central galo. Lo mismo podría estar sucediendo con James en el remate de los campeonatos.


La temporada entró a su recta final y James se encuentra relegado al banco de suplentes. Parece que el martirio para el colombiano está por terminar y la decisión de alejarse está tomada, porque ante la campaña de Zidane en números (aunque en el juego no convenza), es obvio que uno de los dos sobre y lastimosamente, no es el europeo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo