Bayern 1-2 Real Madrid: Cristiano Ronaldo silenció Múnich

Duelo inmenso en el Allianz Arena de Múnich, donde dos de los más grandes de Europa chocaron en el juego de ida.

Por Román Gómez

Es el duelo por excelencia en Europa: Bayern Múnich vs. Real Madrid. El primer capítulo llevó acción en tierras bávaras, en el coqueto Allianz Arena. Sin favorito absoluto, ambos equipos salieron a imponer condiciones, pero fueron los germanos los que empezaron a hacerse amos y señores del juego.

Sin embargo, el primer susto lo pasó el Bayern, cuando Karim Benzema estrelló un tiro en el poste. El llamado de atención concentró aún más a los bávaros, que fueron buscando el lugar por dónde herir a los madrileños. Fue por los aires, lugar donde Arturo Vidal se elevó por los aires y conectó de cabeza un envío de tiro de esquina y venció a Keylor Navas.

La ventaja puso en aprietos al conjunto de Zinedine Zidane, que era superado con amplitud en Múnich. La tormenta no pasó y lejos de eso, un penal pudo haber hundido las aspiraciones de los merengues, pero Arturo Vidal falló de manera grosera el cobro penalti.

La mejor noticia para el Real Madrid fue el final del primer tiempo. En el vestuario hubo tiempo de pensar y recalcular lo que harían en la segunda mitad. Y lo hicieron a la perfección.

El tiempo complementario fue totalmente español. No pasaron dos minutos para que el club que dirige Zidane igualara la contienda, cortesía de Cristiano Ronaldo. El portugués ocupó la posición de centro delantero y de derecha conectó un centro mandado por Carvajal, para batir al casi invencible Manuel Neuer.

Real Madrid le robó la pelota al Bayern y esto se acentuó en el momento en el que Javi Martínez vio la segunda tarjeta amarilla y se fue expulsado del campo, por una falta en contra de CR7. Ronaldo comenzaba a ser la figura del partido.

El lusitano protagonizó un duelo contra Neuer, que por varios momentos favoreció al arquero teutón. Pero, en una de las últimas acciones del encuentro, Cristiano definió con potencia y al mejor estilo karateca, haciendo imposible la reacción del guardameta, que algo de culpabilidad tuvo.

Los merengues tuvieron más de 20 opciones de peligro, por lo que el 2-1 se quedó corto. La serie está viva, pero el campeón dio un golpe de autoridad en casa del máximo favorito, que aunque domina el campeonato alemán a su antojo, hoy tuvo un baño de realidad.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo