La B, ¿sí se ve?: el torneo de ascenso lucha para no quedar en el olvido

Con el ascenso del América de Cali, el campeonato de promoción del fútbol colombiano perdió prestigio, ¿a qué se debe?

Por Román Gómez

¿Sabe usted quién es el líder del torneo de Primera B en esta temporada? ¿Sabe cómo se juega y qué formato adoptó? Sin la ayuda de Google, seguramente que no. El campeonato de ascenso de 2017 en el fútbol colombiano cayó en el ostracismo, luego de que la gallina de los huevos de oro llamada América, regresara al primer circuito tras cinco años de infierno.

La presencia de los ‘diablos rojos’ le daba prestigio al segundo torneo en importancia de Colombia. Pero, con el ascenso del club escarlata, los faroles abandonaron el fútbol de ascenso, que hoy cuenta con 16 equipos en una temporada dividida en dos campeonatos, uno cada semestre.

Reducir el campeonato de 18 a 16 equipos, en virtud de la primera división, fue la piedra angular que metió al fútbol de la B en el olvido. La idea fue del entonces presidente de la Dimayor, Ramón Jessurun, quien creó los llamados cuadrangulares de ascenso en 2015, quienes promovieron a dos equipos a la Primera División, aunque no de los de más aforo.


Equipos con historia en Primera División, hoy en la B

  • Deportivo Pereira
  • Boyacá Chicó
  • Deportes Quindío
  • Fortaleza
  • Cúcuta Deportivo
  • Unión Magdalena
  • Real Cartagena

Cortuluá y Cúcuta Deportivo fueron los ascendidos en un mini campeonato que pretendió regresar al América antes de tiempo, pero que indujo a un tobogán al fútbol de ascenso. La decisión de dejar con 16 equipos a la segunda categoría no fue consultada entre los equipos, ni mucho menos entre los entrenadores, quienes ven perjudicial tener menos de 18 clubes participando.

Néstor Rodríguez, actual entrenador de Bogotá F.C., asegura que para el nivel deportivo es perjudicial que haya simplemente 16 equipos, más cuando el formato del certamen conlleva postemporada, donde solo acceden los mejores ocho.

“La B perdió un poco como competencia para los clubes con el aumento de equipos a Primera División. Estoy en contra de que la B se haya quedado solo con 16 equipos. La B es un torneo que promociona muchos jugadores”.

El mismo raciocinio hace José Fernando Santa, hoy al mando de Real Cartagena. Sin embargo, tanto Santa como Rodríguez, no están de acuerdo con que la Primera División deba devolver dos equipos de los 20 que conforman la Liga Águila, al contrario, afirman que la solución es crear dos o cuatro nuevas fichas para equilibrar la balanza.

“Se debería crear dos o cuatro nuevas plazas. La Liga Águila está bien con 20 equipos. La B también debe tener 20 equipos”, aseguró Santa.

La disparidad de equipos no es el único motivo de la falta de visualización y exposición del torneo de la B. Aunque WIN Sports cumple a rajatabla el contrato con Dimayor y televisa dos partidos por fecha, el rating disminuyó sin los escarlatas, en las noches de los lunes y los martes. Los descendidos Boyacá Chicó y Fortaleza no seon atractivos, por lo que el público no asiste de manera masiva a los escenarios.

“América jala mucho. Esos hinchas ayudaban a que el torneo se viera más. Es normal que al no estar América, se pierde difusión. Hay periodistas a los que no les interesa la B”, afirmó Rodríguez.

Otro de los problemas que enfrenta el torneo de la B, el cual ingresó en su recta final del campeonato apertura, es el formato del certamen. Aunque en la A, tener cuartos de final es un éxito de taquilla y resulta muy emotivo, en la B la paradoja es que perjudica al campeonato regular en sus asistencias y termina siendo injusto en el criterio de ascenso.

“Me parece que el formato le quita cierta justicia. Además no tiene un parámetro definitivo. Lo ideal sería que el mejor equipo de fin de año ascienda y el otro cupo sí se jueguen en cuadrangulares. Se debería premiar al mejor equipo de todo el año”, manifiesta José Fernando Santa.

Durante los últimos años, equipos como Tigres de Soacha, Fortaleza, Alianza Petrolera y Uniautónoma consiguieron el ascenso, sin quedar en los primeros dos puestos de la tabla de reclasificación de la B. Por eso, aún sin América en la categoría, algunos están pidiendo un sistema de campeonato que lo torne más parejo.

En una liga con 36 equipos profesionales, la disparidad 20-16 hace que la A se lleve todas las luminarias y sin su comodín de los últimos años, América, pocos son los que se acuerdan de un torneo que hoy tiene como líder a Real Santander, otro equipo con poca historia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo