¡No se emborracha! Nacional sumó una copa más a su gran 2016

El equipo de Reinaldo Rueda le ganó con comodidad a un Junior, que reprobó el año y se fue despedido con indiferencia por parte de los hinchas.

Por Román Gómez

Desde que los equipos llegaron al estadio Metropolitano, la llave pareció juzgada. El desdén e indiferencia con el que los pocos asistentes al Roberto Meléndez recibieron a su Junior del alma, no podían presagiar nada bueno. Los barranquilleros, siempre cálidos con el equipo ‘Tiburón’, esta vez le dieron la espalda. Y vaya que tuvieron razón. Los dirigidos por Giovanni Hernández se arrastraron en su propio estadio.

Atlético Nacional, con la ventaja del partido de ida, potenció su equipo con los regresos de Macnelly Torres y Miguel Ángel Borja. Ellos, quienes 48 horas antes estuvieron en Argentina representando a la Selección Colombia, demostraron que el cansancio no les pesó y el por qué juegan para el combinado tricolor. El delantero no estuvo todo lo fino que quiso a la hora de definir, pero en su movilidad y juego basó un desequilibrio ante los defensas rivales que no lo pudieron parar.

Mientras tanto, Macnelly Torres fue el cerebro que el ‘Verde’ necesitó. El hijo pródigo suele jugar buenos partidos ante su exequipo y esta vez no fue la excepción. ‘Big Mac’ mantuvo el nivel que supo exhibir en el duelo ante Argentina (en los pocos minutos que disputó) y fue clave para la amplia superioridad verdolaga.

Tanta supremacía no se vio reflejada en la pizarra en los primeros minutos. Miguel Borja erró uno, dos y tres, remates, que pudieron haber abierto la cuenta. Pero fue hasta el minuto 31, que el Verde pudo abrir el resultado en la ‘Arenosa’. El encargado fue Andrés Ibargüen, quien empujó el balón sobre la línea de gol, luego de un desborde por la zona derecha y un buscapiés.

Con posesión y ocasiones verdolagas, el silbante Adrián Vélez pitó el final del primer tiempo y Junior se retiró de su estadio, abucheado por su propia afición. Se pensó que el segundo tiempo sería un trámite. Si los ‘Tiburones’ no reaccionaban, la final no tendría mayor emoción.

Pero, a favor del equipo que dirige Giovanni Hernández, Junior mostró pundonor y amor propio en la parte complementaria. Nacional bajó el ritmo y sus jugadores clave, como Borja, Macnelly y Guerra, se cansaron. Poco a poco, los curramberos fueron metiendo en aprietos a los paisas y poniendo en duda un título más que merecido.

Sin embargo, un equipo tan compacto como lo es Nacional, cuando le toca sufrir, tiene un héroe en el arco como Franco Armani. El argentino se lució en la segunda mitad y fue reduciendo el ímpetu juniorista, con cada atajada que realizó, entre ellas a Edinson Toloza, quien revitalizó el ataque tiburón.

Nacional decidió cuidar la quinta y prefirió defenderse, para liquidar de contragolpe. Tuvo sus ocasiones de gol, pero no estuvo fino para definir y sufrir menos en una llave liquidada. Junior intentó por todos lados, pero no pudo superar a Armani. A falta de tres minutos, los hinchas tiburones, con su enojo, determinaron que sus jugadores no alcanzaran ni siquiera el empate. Luego de una breve interrupción, Adrián Vélez pitó el final y Nacional alzó la Copa Colombia. Una nueva copa, una copa más.

 

Hinchas del Junior no se aguantaron la derrota y armaron alboroto

Perder ante Atlético Nacional como local es una puñalada mortal para el sentimiento rojiblanco. Cada barranquillero, en las calles de ‘Curramba la bella’, lo sabe. Sin embargo, no es justificable lo que sucedió en el minuto 87, cuando los integrantes de la barra ‘Frente rojiblanco’, quisieron hacer justicia por su cuenta e invadieron la cancha. Por fortuna, la Policía pudo detener el desmán, pero Adrián Vélez, luego de tres minutos de interrupción, decidió pitar el final del partido, una vez el reloj tocó los 90 minutos.

 

Macnelly Torres

“Ha sido un año excelente para nosotros. Queremos seguir compitiendo y mejorando cada día. Vamos a disfrutar el Mundial de Clubes. Ojalá lo podamos conseguir”.

Miguel Borja

“Es una bendición lo que me está pasando este año. Nacional es un equipo ganador, que no se conforma. Iremos a Japón a conseguir el Mundial de Clubes”.

Orlando Berrío

“Hicimos todo lo que debíamos hacer. Esto es fruto del trabajo que se viene haciendo, de la unión. Sabemos el equipo que tenemos y vamos siempre a dejarlo todo”.

Andrés Ibargüen

“Contentos. Estamos dando grandes pasos para lo que queremos. Pudimos conseguir el triunfo y levantar el título”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo