¿Qué es el "G8" en el fútbol colombiano?

Este grupo de equipos de la primera y segunda división del fútbol colombiano sigue dando de qué hablar y poco a poco se han acercado en las negociaciones con Dimayor.

Por Publisport / RM

Aunque empezó como un simple rumor, el llamado ‘G8’ del fútbol colombiano ya tomó fuerza y en los últimos días se han dado reacciones tanto a favor como en contra de estos clubes que le piden a Dimayor un cambio en la distribución de los dineros de televisión y patrocinios para los equipos que mayor cantidad de hinchas llevan a los estadios, mayor cantidad de televisores prenden en cada fecha y que mejores resultados tienen a nivel local.

Ya es sabido que entre estos equipos que han tenido reuniones y acuerdos para buscar un cambio en los asuntos de dinero en el FPC están Atlético Nacional, Independiente Medellín, Millonarios, Deportivo Cali, América de Cali, Atlético Junior, Once Caldas y Deportes Tolima. El vocero de estos 8 clubes es Álvaro Martínez, presidente del Deportivo Cali, quien ha liderado las conversaciones con la Dimayor para buscar una mejor repartición, según ellos, del dinero que entra a los clubes.

Aunque se ha especulado con la supuesta posibilidad de que el ‘G8’ estaría buscando formar una liga aparte o cambiar al presidente de Dimayor, Jorge Perdomo,   esto se ha ido aclarando poco a poco y en una reunión que se llevó a cabo el pasado viernes se llegaron a unos acuerdos.

Según se ha confirmado, el grupo de equipos y el ente organizador del fútbol nacional habrían aceptado que una compañía externa entre a estudiar el actual contrato de televisión que rige actualmente para que se compare con otros contratos y modelos que se ejercen en Suramérica y Europa y se presenté el resultado en una Asamblea de miembros de Dimayor para buscar una mejor repartición entre todos los 36 clubes afiliados.

Los resultados y la reunión entre los representantes de los equipos se llevaría a cabo el próximo mes de octubre y allí se tendría un esbozo del cambio que podría tener para el futuro el modelo de negocio de la televisión del Fútbol Profesional Colombiano.

Aunque no han formado un grupo como tal, se entiende que en estas negociaciones que adelanta el ‘G8’ y la Dimayor no están incluidos los otros equipos del fútbol profesional colombiano. Aunque sí se afirma que Independiente Santa fe, en cabeza del presidente del club César Pastrana, no está de acuerdo con esta iniciativa de los otros clubes tradicionales.

En varios ámbitos se asegura que Pastrana es muy cercano a la presidencia de Dimayor y estaría aspirando en el futuro ser presidente del ente, aunque esto es un simple rumor que se alimenta desde que se conoció que el club rojo de la capital no estaría acompañando la iniciativa de los 8 clubes tradicionales e históricos.

Sin tener pruebas y sin referirse puntualmente al tema, Mario Alberto Yepes, entrenador del Deportivo Cali, el pasado fin de semana insinuó que su equipos estaría siendo afectado con decisiones arbitrales por estar integrando y liderando la iniciativa de los 8 equipos que quieren cambiar el modelo de negocio del fútbol en el país. Al final del partido del pasado fin de semana frente al Boyacá Chicó, Yepes habló sobre esto: ” Se dice que el Cali está liderando algo que no es bien visto por mucha gente… Si no está bien visto por fuera es una cosa, pero si se empieza a ver que no está bien visto dentro de la cancha… No gusta y es algo que se critica por fuera, está bien. Pero si se empieza a ver eso dentro de la cancha, es complicado para cualquier equipo sacar algo adelante “, esto ocurrió después de haber ganado 2 por 0, pero también se tomó como una disculpa para el juego insípido y poco intenso que está tendiendo el equipo ‘verdiblanco’.

Pero por otra parte el dueño del Boyacá Chicó respondió a las palabras de Yepes y además dejó claro que se acerca una puja fuerte por el poder del fútbol en Colombia: “Tengo un respeto grande por las opiniones de los rivales, más tratándose de personajes que han hecho carrera en el fútbol, como Yepes. Sin embargo, si eso se hubiera dado de esa manera, no les hubiesen dejado el partido como se los dejó el árbitro Nicolás Gallo… les dio un penalti y nos echó un jugador en el minuto 9, es una acción absurda… El perjuicio del G8 es incalculable. Personas que no tienen identificada una trayectoria como dirigentes, se unieron y sin saber ni preguntar, creyeron que iban a cambiar el fútbol en Colombia y la vida de ellos y sus instituciones, pero lo que hicieron fue un daño grande, podría pensar que será irreparable”, estas declaraciones las dio el exjugador, exentrenador y dirigente a As Colombia.

>>Más actualidad del fútbol colombiano en PUBLISPORT<<

Pub/RM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo