Los problemas de Rafa Benítez con James y otros jugadores colombianos

Camilo Zúñiga, Pablo Armero y Duván Zapata lo tuvieron como entrenador en el Napoli.

Por Pablo López

Las diferencias entre James Rodríguez y Rafa Benítez en el Real Madrid son cada vez más visibles e incluso estos roces han provocado que el rendimiento del volante colombiano se vea disminuido, teniendo en cuenta que estuvo casi dos meses fuera de las canchas por una lesión.

Este aparente problema con el jugador no es nuevo y se tendría que remontar al inicio de la temporada, cuando el técnico español le pidió al jugador acortar sus vacaciones al finalizar la Copa América, algo que no cayó muy bien a James. Sin embargo, el colombiano acató la orden y se reintegró a  los trabajos cuando el entrenador lo ordenó.

Sin embargo, estos problemas con jugadores se remontan a su pasado en el Napoli, equipo del que salió por la puerta de atrás, luego de una serie de resultados que le favorecieron y que le obligaron a renunciar la pasada temporada, aunque a los pocos días fue anunciado como entrenador del Real Madrid.

Le puede interesar: Este jugador de la Selección que está en Europa podría regresar al país 

En este equipo italiano, Benítez dirigió durante su proceso a los colombianos Pablo Armero, Camilo Zúñiga y Duván Zapata, quienes vivieron momentos similares con el entrenador español al punto que fueron relegados de la plantilla o salieron del equipo.

Uno de los jugadores que expresó abiertamente sus problemas fue Pablo Armero, quien fue figura del equipo italiano en la temporada 2013, pero que con la llegada del entrenador, perdió continuidad y salió en enero de 2014 hacia el West Ham de Inglaterra. En este equipo solo jugó seis partidos. A partir de ese momento su ritmo bajó, llegó al AC Milán en el mercado de fichajes de 2014, pero finalmente no se pudo adaptar. En abril de 2015 fue cedido al Flamengo de Brasil, pero allí ha sufrido una serie de lesiones que no han permitido mostrar su juego.

Otro de los jugadores que tuvo problemas con Benítez fue Camilo Zúñiga, quien llegó al equipo en 2009 y a pesar de consolidarse en el equipo italiano en poco tiempo y ser uno de los jugadores claves para la consecución de varios resultados importantes. Sin embargo, con la llegada del entrenador español y varias lesiones que lo aquejaron, bajó su nivel al punto de que el vicepresidente del equipo anunció que saldrá en enero del próximo año por cuenta de su poca continuidad durante la última temporada. Cabe anotar, que el jugador tiene contrato con el Napoli hasta el 2018.

Vea también: La reacción que nadie vio de James luego del cambio frente al Eibar

Finalmente, Duván Zapata, quien llegó para la temporada 2013/2014, solo pudo jugar nueve partidos y anotar un gol en el primer semestre por lo que el club lo puso en condición de cebible, pero no transferible, a pesar de que el mismo Rafa Benítez fue quien tomó esta decisión. Actualmente, el jugador juega en el Udinese de Italia, equipo al que llegó el pasado mercado de verano por dos temporadas en condición de cedido.

Aunque Benítez anunció previo al partido por Copa del Rey del Real Madrid que James cuenta con todo su respaldo y confianza, lo cierto es que las acciones demuestran otra cosa, algo que ya quedó registrado en cámaras el partido pasado frente al Eibar, luego de que al ser sustituido, el volante colombiano evitó saludar al entrenador a su llegada al banquillo y golpeó una botella de agua contra la silla, algo que denotó su molestia. Falta ver si juega contra el Cádiz este miércoles y si vuelve a ser sustituido a los 60 minutos como ya ha sido recurrente.

 

>>Lea otras noticias del mundo del deporte en PUBLISPORT<<

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo