Faustino Asprilla habló sobre su carrera y sus problemas en el fútbol

Por Publimetro

¿Pudo ser Faustino Asprilla uno de los mejores jugadores del mundo de no ser por sus fiestas y sus excentricidades? Hablar del crack de Tuluá, el Parma y el Newcastle también es hablar de armas, caballos y mujeres, que siempre lo han acompañado junto a sus goles.

Faustino recordó en el programa Se Dicen de Mí de Caracol Televisión la historia desde el inicio de su carrera, en el Cúcuta en 1989. Su calidad destacaba desde los primeros momentos, a tal punto que en el torneo preolímpico 1992 de Paraguay fue el primer jugador colombiano que llegó a Italia, por la entonces astronómica suma de 7.5 millones de dólares.

Detrás de él iban sus escándalos. Su llegada al Parma en 1992 lo marcó con títulos, pero con escándalos: la transferencia estuvo manchada porque el porcentaje del jugador fue robado por el presidente en ese entonces de Atlético Nacional, pero el dinero después no le hizo falta.

Asprilla también recordó el momento de la muerte de Andrés Escobar, después del Mundial de 1994 en el que Colombia decepcionó. “Andrés me decía que no saliera, que estábamos amenazados… y el que salió fue él”, mencionó visiblemente emocionado. “Cuando me llamaron a despertarme no creía, prendí un radio y escuché la noticia… se me detuvo el corazón”.

El “Tino” explica por qué fue expulsado de la Selección Colombia en pleno Mundial de 1998: dijo que se debía a unos comentarios dichos en broma a José Fernando Santa que escuchó Gabriel “Barrabás” Gómez, jugador y hermano del entrenador Hernán Darío “Bolillo” Gómez. Esto se sumó a las declaraciones que dio a la prensa sobre jugadores que no estaban bien en ese torneo, para que fuera expulsado de la concentración tricolor después del partido ante Túnez.

Lea también: Falcao, ‘El Tino’ y ‘El Pibe’ entre los futbolistas más sobrevalorados

También culpó a Fabio Capello de no haber podido llegar a algunos de los equipos más grandes del mundo. “Cuando él llega a Parma, yo fui el primero que puso en la lista de transferibles, y después no me dejó llegar ni al Real Madrid ni al Milan”.

Al final la respuesta quedó en el aire. En su mejor momento, en 1993 y 1994, estuvo entre los mejores jugadores de Europa y alcanzó a ser nominado para el Balón de Oro. Muchas cosas causaron que Faustino Asprilla no pudiera dar el paso definitivo: a pesar de los títulos, sus problemas y sus tres operaciones de meniscos hicieron de la suya una carrera en la que siempre quedará la duda de si pudo haber sido el mejor del mundo.

“Quiero hacer un reality para probar mis condones”: ‘Tino’ Asprilla

>>Más información del fútbol mundial en PUBLISPORT<<

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo