Madison Keys irrumpe en escena e impide una semifinal entre las Willams

Por Publimetro Colombia

Melbourne (Australia) 28 ene (EFE).- La estadounidense de 19 años Madison Keys venció a su veterana compatriota Venus Williams, por 6-3, 4-6 y 6-4, e impidió una semifinal en el Abierto de Australia entre Venus y su hermana Serena, que derrotó con contundencia a la eslovaca Dominika Cibulkova, finalista el pasado año, por 6-2 y 6-2.

Así pues habrá una final ruso-estadounidense asegurada pues los duelos de mañana jueves serán: Maria Sharapova (RUS) — Ekaterina Makarova (RUS) y Serena Williams (USA) — Madison Keys (USA).

Keys cumplirá 20 años en febrero, es casi 15 años más joven que la mayor de las Williams, y no había nacido aún cuando Venus ya había jugado su primer torneo WTA (Oakland 1994). Ahora está en su primera semifinal, entrenada por la exnúmero uno del mundo Lindsay Davenport, pero superando una lesión en el muslo en el momento más importante de su carrera.

“Felicidades Madison”, escribió rápidamente en las redes sociales la estadounidense Jennifer Capriati, medalla de oro en los JJ.OO, de Barcelona, nada más ganar Keys su partido. “Aire fresco, envuelto en poder y control. Eso es lo que me gusta ver. Disfruté al ver un partido así”, dijo la exnúmero uno del mundo.

“El cielo es su límite”, admitió Venus tras ceder ante Madison. “Tiene un balance muy bueno, y la mayoría de los intercambios cayeron de su lado. Formidable para ella, porque está jugando muy bien”, admitió con pena la multiganadora de torneos de Grand Slam.

Madison ganó el primer set en 29 minutos, pero se lesionó en el muslo izquierdo en el segundo, lo que afectó sus movimientos sobre la pista. Eso permitió que Venus se hiciera con ese parcial tras ponerse en ventaja de 4-1 con una doble rotura.

Keys solicitó tiempo médico y volvió a la pista con el muslo vendado, rompió a Venus también dos veces, pero cedió su saque en el décimo y la veterana se hizo con ese parcial por 6-4.

En el tercero, Venus tuvo una oportunidad para adelantarse 5-3 con su saque, pero la tenacidad de Keys se mostró con mucha más evidencia y la jovencita abortó esa ocasión para igualar 4-4 y cerrar luego el set definitivo a su favor.

“Jugó muy bien. Aprovechó su momento, mientras que yo no podía ganar tres o cuatro puntos sin cometer un error. La próxima vez espero ser más sólida”, reconoció Venus.

“Creo que todavía tengo ese potencial, pero ahí fuera es un desafío, tuve muchas oportunidades y no las aproveché. Y ahora hay que darle todo el reconocimiento a ella”, añadió la mayor de las Williams, que aparecerá en el puesto 11 de la lista mundial el lunes. “Estoy feliz por mi progreso, pero no estoy feliz por la derrota”, añadió.

Keys reconoció que durante todo el torneo ha tenido problemas con su abductor izquierdo y que hoy esa zona empeoró con un mal movimiento.

“Lo primero de todo, estoy muy feliz de estar en las semifinales pero lo mejor es haber batido a Venus para llegar aquí”, dijo Keys sobre su ídolo cuando crecía.

“Ahora intento disfrutar del momento y espero hacerlo también en la próxima ronda”, señaló la jovencita que nunca había pasado de la tercera ronda de un grande hasta hoy, y que ya lleva en la culata dos muescas con jugadoras de nivel como la checa Petra Kvitova y Venus.

En el otro encuentro, Serena se tomó un respiro después de haber sido desafiada por la española Garbiñe Muguruza en cuartos. Actuó con contundencia, siempre atenta al resto, devolviendo los flojos servicios de Cibulkova (150 kilómetros por hora), con auténticos misiles al resto de 190 kilómetros/hora, y así la historia del partido fue sencilla para la poderosa Serena.

Aunque la estadounidense de origen español Mary Joe Fernández había adelantado antes que Serena parecía afectada por un catarro, hecho que quedó constatado en la pista después del encuentro en la tradicional entrevista, la número uno del mundo, no mostró signos. Mientras, Cibulkova si estornudó un par de veces.

Serena ganó por quinta vez a Cibulkova y este partido en 65 minutos, con 58 puntos en su cuenta, 35 golpes ganadores, y 15 de esos puntos fueron saques directos.

La estadounidense ya está de nuevo en semifinales del Abierto de Australia, después de cinco años cuando ganó el último de sus cinco títulos en estas pistas (2003, 2005, 2007, 2009 y 2010, la mujer que más veces lo ha ganado en la Era Open), y cada vez que ha pasado los cuartos se ha llevado la copa.

La semifinal enfrentará a una jugadora intentando sobreponerse a una lesión, Keys, y a otra veterana curtida en mil batallas con un poco de catarro. “Tengo que contestar cortito hoy porque sigo tosiendo”, dijo Serena.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo