Coma cede 3:43 a Gonçalves, mientras Roma gana su primera etapa y Al Attiyah se afianza

Por Publimetro Colombia

Calama (Chile), 13 ene (EFE).- El español Marc Coma (KTM) se mantiene como líder de la general de motos del rally Dakar pese a ceder 3:43 minutos al segundo, el portugués Paulo Gonçalves (Honda), que es su gran amenaza, en la novena etapa, disputada entre Iquique y Calama, en Chile.

En coches, el también español Joan Roma (Mini) logró su primer triunfo parcial en una jornada en la que el catarí Nasser Al-Attiyah (Mini) sacó tajada de los problemas de sus rivales para afianzarse en el liderato de la clasificación general.

El ganador de la novena etapa de motos, con 450 kilómetros de especial, fue el también portugués Helder Rodrigues (Honda), que aventajó en 3:51 minutos a Gonçalves, segundo en la meta, y en 7:34 a Marc Coma, tercero.

Rodrigues sumó su segundo triunfo parcial en el Dakar 2015, tras el obtenido en la sexta etapa, aunque en la general está a más de tres horas del líder, tiempo que cedió de golpe en la infernal jornada del lunes.

Marc Coma, que el lunes se aupó al liderato tras los problemas mecánicos de su compatriota Joan Barreda (Honda) en las dos anteriores jornadas, sigue al frente de la general de motos, ahora con una renta de 5:28 sobre Gonçalves, segundo, y ya 26:52 respecto al chileno Pablo Quintanilla (KTM), tercero y que en la novena etapa fue noveno a 23:15 minutos de Rodrigues y a un cuarto de hora del español.

En la etapa de este martes Coma cometió un pequeño error de navegación en el inicio de la especial, en la zona de dunas de Iquique, con mucha niebla. Pero con el paso de los kilómetros, el piloto de Avià fue ganando sensaciones a la vez que subía el ritmo y recortaba distancias en la tabla de tiempos de la etapa con Gonçalves, que salía por detrás de él.

Coma y Gonçalves vuelven a protagonizar un intenso duelo, tras los protagonizados en los dos últimos Campeonatos del Mundo de Rallys Cross-Country.

Coma logró superar a todos los pilotos que salían por delante de él, menos a Quintanilla, que salía primero y con quien llegó a la meta.

Joan Barreda, descartado ya para el triunfo final tras liderar la prueba entre las etapas segunda y séptima, ha sido cuarto en la etapa de este martes a 19:47 del ganador en la meta de Calama. Sin embargo, una penalización de quince minutos por cambiar el motor lo bajó hasta la décima posición.

El castellonense está hundido en la general, en la que es decimoséptimo a 4 horas, 38 minutos y 51 segundos de Marc Coma.

La española Laia Sanz (Honda) sigue asombrando y ha acabado duodécima la etapa a 43:20 de Rodrigues. Ha trepado hasta la octava de general absoluta a 1h.54:37 del primer clasificado.

En coches Nani Roma se impuso en la meta de Calama con 6:27 minutos de margen sobre Al-Attiyah, segundo, mientras que los grandes rivales de éste, el sudafricano Giniel de Villiers y el emiratí Yazeed Alrajhi, ambos con Toyota, cedieron mucho tiempo y acabaron a 21:58 y 27:16 del español.

El desierto de Atacama fue una dura y exigente prueba para todos los pilotos que primero debieron sortear cincuenta kilómetros de dunas con la dificultad de tener los tanques de combustibles completos.

El príncipe catarí sigue al mando de la general de coches, pero ahora, a falta de cuatro jornadas, con un colchón de 23:58 sobre De Villiers y 39:29 respecto a Alrajhi.

De Villiers y Alrajhi, quinto y sexto en Calama, comenzaron el día a 5:11 y 18:21 de Al-Attiyah y de golpe se han alejado del líder.

Nani Roma, ganador de la pasada edición y que en la presente perdió todas sus opciones por problemas mecánicos en la primera etapa, se dio este martes un homenaje al sumar su primer triunfo, aunque en la general está a más de nueve horas del cada vez más sólido líder de la carrera.

Tercero en la etapa a 14:09 de Roma terminó el francés Guerlain Chicherit (Buggy). Tras él, otro piloto de Mini, el ruso Vladimir Vasilyev, mientras que la séptima y la octava plaza también le correspondieron a los Mini del polaco Krzysztof Holowczyc y del argentino Orlando Terranova.

Los pilotos volverán a cruzar este miércoles la cordillera de los Andes para recorrer los 891 kilómetros, 371 de ellos cronometrados, que separan Calama de Salta, de nuevo en Argentina.

La décima especial empezará en Salinas Grandes y será la segunda etapa maratón de la edición 2015. Una etapa rápida, con un final muy técnico que se desarrollará por encima de los 4.000 metros de altitud. Se alcanzará el techo de este Dakar, en el Paso del Acay (4.970 metros), la carretera más alta del mundo.

Calama (Chile), 13 ene (EFE).- La despedida de la ventosa Calama marcará este miércoles el final del trazado chileno en esta edición 2015 del Dakar, con la incertidumbre de futuro sobre la continuidad de esta prueba el año próximo.

La caravana, que en esta oportunidad visitó las ciudades de Copiapó, Antofagasta, Iquique y Calama, tuvo señales que marcaron un signo de interrogación para la continuidad de Chile como parte del escenario de esta prueba desde que desembarcó en Sudamérica en 2009.

La Ministra de Deportes, Natalia Riffo en el podio montado en Iquique sentenció: “Al finalizar la presente edición realizaremos una evaluación de situación para definir los pasos a seguir en el futuro. Hicimos un gran trabajo para demostrar que Chile sigue está a la altura de este evento”.

En tanto, el Ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, a la hora de ponderar el Dakar afirmó: “Es una muy buena vitrina mundial para las regiones y sus diferentes atractivos turísticos”.

Por último, entre las voces chilenas sobre el Dakar y su futuro, en Copiapó, la Subsecretaria de Deportes, Nicole Sáez, en el mismo sentido sostuvo: “Primero hay que realizar un levantamiento de información en las tres regiones que son parte del Dakar 2015 (…) Con toda esta información a la mano finamente haremos la evaluación correspondiente y veremos la viabilidad de realizar el Dakar 2016 en Chile”.

El terremoto de abril pasado en Iquique redujo la inversión del gobierno chileno prevista para esta edición de los 6,5 millones de dólares pautados a los 4,1 millones finales.

Mientras el estado argentino aportó 6 millones de dólares, Bolivia contabilizó 2,7 para repetir en el trazado 2015 la innovadora incursión que había realizado el año anterior.

Las alternativas de Colombia, Ecuador y la siempre latente posibilidad de Brasil brindan posibilidades a los organizadores para tomar otros rumbos para 2016, aunque el clima de incertidumbre le brinda a Chile una luz de ilusión para seguir en los Dakares sudamericanos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo