Nani Roma gana la etapa y Al-Attiyah consolida su ventaja sobre los Toyota

Por Publimetro Colombia

Calama (Chile), 13 ene (EFE).- El español Nani Roma (Mini) se impuso este martes en la novena etapa de coches del Dakar 2015, disputada entre Iquique y Calama, en Chile, y en la que el catarí Nasser Al-Attiyah (Mini) sacó tajada de los problemas de sus rivales para afianzarse en el liderato de la clasificación general.

Nani Roma se impuso en la meta de Calama con 6:27 minutos de margen sobre Al-Attiyah, segundo, mientras que los grandes rivales de éste, el sudafricano Giniel de Villiers y el emiratí Yazeed Alrajhi, ambos con Toyota, cedieron mucho tiempo y acabaron a 21:58 y 27:16 del español.

El desierto de Atacama fue una dura y exigente prueba para todos los pilotos que primero debieron sortear cincuenta kilómetros de dunas con la dificultad de tener los tanques de combustibles completos.

El príncipe catarí sigue al mando de la general de coches, pero ahora, a falta de cuatro jornadas, con un colchón de 23:58 sobre De Villiers y 39:29 respecto a Alrajhi.

De Villiers y Alrajhi, cuarto y quinto en Calama, comenzaron el día a 5:11 y 18:21 de Al-Attiyah y de golpe se han alejado del líder.

Nani Roma, ganador de la pasada edición y que en la presente perdió todas sus opciones por problemas mecánicos en la primera etapa, se dio este martes un homenaje al sumar su primer triunfo, aunque en la general está a más de nueve horas del cada vez más sólido líder de la carrera.

Tercero en la etapa a 15:52 de Roma terminó otro piloto de Mini, el ruso Vladimir Vasilyev, mientras que la sexta y séptima plaza también le correspondieron a los Mini del polaco Krzysztof Holowczyc y del argentino Orlando Terranova.

La décima especial marcará el regreso al territorio argentino, en una especial de 358 kilómetros, donde la altura volverá a ser un obstáculo en una etapa donde la técnica prima por sobre la velocidad.

Calama (Chile), 13 ene (EFE).- Mientras el príncipe catarí Nasser Al-Attiyah se encamina a su segunda victoria en el Dakar, abrió un interrogante sobre su futuro ya que confiesa a Efe que prepara a dos compatriotas para futuras ediciones.

Con el viento típico y característico de Calama, el líder de la clasificación general de coches del Dakar 2015, con 23 minutos y 58 segundos sobre su escolta, sonríe y planifica lo que vendrá.

Sin embargo, hacia el final del diálogo con EFE deja una frase que siembra dudas sobre su futuro: Yo insistí y empuje muchos años para que viniera (Yazeed Alrajhi). Y ahora estamos preparando a dos pilotos de Catar para traerlos el próximo año, porque mañana yo tal vez pare; ya es suficiente. Quizás haya un nuevo Nasser para el deporte del motor”.

Con 44 años, el piloto nacido en Doha, que compite desde 2004 en el Mundial de rallys, deja entrever que la dirección de un equipo quizás marque su futuro no muy lejano.

Ante la pregunta por los tiempos y si 2016 puede ser un año de inflexión, Nasser evitó realizar precisiones y dijo que cuando acabe esta séptima edición sudamericana del Dakar pensará en el futuro.

“Vinimos acá a ganar el Dakar. Yazeed (Alrajhi) y Giniel (De Villiers) son buenos pilotos, pero nosotros tenemos un objetivo único que es lograr el triunfo”, enfatizó el ganador de la edición 2011.

Al ser consultado sobre el buen estreno del saudí Alrajhi, no ahorró elogios y sentenció: “Demuestra que es rápido y tiene a Timo (Gottschalk), que es muy buen copiloto y que, además, conoce muchos secretos de mí. Estoy feliz de que haya otro árabe en el Dakar”.

Por último se refirió al futuro de la prueba en Sudamérica y el interés demostrado por otros países para sumarse al trazado: “Ahora luce en Sudamérica. Parece similar. No está mal el recorrido pero necesitamos un pequeño cambio. Yo pienso que cambiar países es bueno para el Dakar y para los países a los que visita”.

Calama (Chile), 13 ene (EFE).- El piloto español Nani Roma (Mini) celebró hoy su primer triunfo en el Dakar 2015, en la etapa que unió Iquique con Calama, aunque enfatizó que el objetivo de este año era revalidar el título y no triunfar en especiales.

Roma se impuso en la novena etapa en la que el catarí Nasser Al-Attiyah (Mini) sacó provecho de los problemas de sus rivales para afianzarse en el liderato de la clasificación general.

El sudafricano Giniel de Villiers y el emiratí Yazeed Alrajhi, ambos con Toyota, cedieron mucho tiempo.

De Villiers acabó a 21 minutos y 58 del español, y Alrajhi a 27:16.

“Después de la mierda que hemos comido este triunfo sabe a gloria, pero nuestro objetivo no era ganar etapas sino el Dakar. Vencer en una etapa larga y dura es una alegría, pero reafirma la tristeza porque te das cuenta que lo podrías haber hecho bien este año”, enfatizó el vencedor en la llegada al campamento de Calama.

“Mini es uno de los coches que funciona pero los Toyota estaban muy bien este año. Hoy Nasser lo ha hecho bien pero creo que hoy fue más bien que De Villiers ha tenido un mal día”, agregó el nacido en Folgarolas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo