De Villiers reduce distancias sobre Al-Attiyah en la llegada a Bolivia

Por Publimetro Colombia

Uyuni (Bolivia), 10 ene (EFE).- El sudafricano Giniel de Villiers (Toyota) recortó hoy en dos minutos y 58 segundos la diferencia con el líder de la clasificación, el catarí Nasser Al-Attiyah (Mini) en una etapa que marcó la llegada del Dakar 2015 a Bolivia.

Con un público volcado a lo largo del trazado boliviano con casi 100.000 personas, según los organizadores, las categorías dividieron sus caminos por primera vez en esta séptima edición sudamericana.

Los automóviles marcaron su estreno en Bolivia con una séptima etapa que tuvo como ganador al argentino Orlando Terranova (Mini) al cabo de 3 horas, 31 minutos y 18 segundos.

“No ha sido fácil navegar. Complicada pero, bueno. Tenemos que trabajar en el auto ahora y volver a Chile para que el equipo pueda ponerse manos a la obra”, declaró el vencedor.

La segunda posición en la especial le correspondió al saudí Yazeed Al Rajhi (Toyota) a dos minutos y 20 segundos del vencedor, mientras que el holandés Bernhard ten Brinke (Toyota) fue tercero.

Destacado fue el desempeño del español Nani Roma (Mini), que arribó quinto, por detrás del polaco Krzysztof Holowczyc (Mini). El español admitió haber vomitado y llegado con dolor de cabeza tras el ascenso hasta los 3.800 metros sobre el nivel del mar.

“Espero que esa situación no me impida dormir bien esta noche porque estamos muy motivados para terminar esta etapa maratón”, dijo Roma al aludir al regreso hasta la ciudad de Iquique.

El sudafricano De Villiers arribó en la sexta posición, por delante del catarí Al-Attiyah, del francés Stephane Peterhansel (Peugeot) y del estadounidense Robby Gordon (Gordini).

Los automóviles, una vez que arribaron al campamento de Uyuni, establecido en el Colegio Militar Regimiento Loa, debieron permanecer en un parque abierto donde sólo piloto y copiloto pudieron brindar asistencia sin ayuda externa.

Las motos y los quads tuvieron su jornada de descanso en Iquique y mañana comenzarán su etapa maratón con partida a Uyuni y regreso el lunes.

Esta séptima etapa volverá a poner al ruedo la disputa entre los españoles Joan Barreda (Honda) y Marc Coma (KTM), con diferencia de 12 minutos y 18 segundos en favor del primero.

Los camiones cumplieron su primera jornada de maratón por la región de Tarapacá con salida de Iquique y llegada a un campamento especial, del que regresarán mañana al punto de partida.

En esta séptima etapa el vencedor fue el francés Joseph Adua (Iveco), seguido por el checo Ales Loprais (Man) y el longevo japonés Yoshimasa Sugawara (Hno), de 73 años.

En la clasificación general, los Kamaz siguen dominando la clasificación, aunque Eduard Nikolaev resignó el liderato y cayó al cuarto puesto.

El nuevo líder es Airat Mardeev, por delante de sus compatriotas Andrey Karginov y Dmitry Sotnikov.

Uyuni (Bolivia), 10 ene (EFE).- El argentino Orlando Terranova (Mini), ganador hoy de la séptima etapa del Dakar 2015, y el resto de los pilotos de la caravana coincidieron en destacar la dificultad que planteó la altitud en esta especial que unió la ciudad chilena de Iquique con la boliviana de Uyuni.

“No ha sido fácil navegar. Complicada pero, bueno. Tenemos que trabajar en el auto ahora y volver a Chile para que el equipo pueda ponerse manos a la obra”, declaró ‘Orly’ Terranova.

“Hemos mejorado, pero tenemos que buscar no cometer errores. Creo que vamos a llegar y el año que viene estaremos ahí peleando”, añadió el argentino.

El líder de la clasificación general, Nasser Al-Attiyah (Mini), también hizo hincapié en la exigencia física de la altitud.

“No ha sido que la etapa fuera difícil, ha sido la altitud. He tenido que parar tres veces a vomitar. Y me dolía la cabeza”, reveló.

“El coche está en perfecto estado y solo le vamos a cambiar los neumáticos. Hacerle algunos controles y ya a descansar, pero antes voy a pasarme por el servicio médico a que me ausculten”, añadió el catarí.

Nani Roma (Mini) volvió a demostrar su alegría por otra etapa de buen rendimiento y manifestó que “más o menos” administró la situación, pese a que al llegar a Uyuni sintió mucho dolor de cabeza.

“Espero que esa situación no me impida dormir bien esta noche porque estamos muy motivados para terminar esta etapa maratón”, agregó.

El segundo en la clasificación, el sudafricano Giniel De Villiers (Toyota), se declaró satisfecho por haber recortado casi tres minutos al líder y listo para la vuelta a Iquique.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo