La partida simbólica del Dakar fue un recorrido de euforia al ritmo del tango

Por Publimetro Colombia

Buenos Aires, 3 ene (EFE).- La previa al inicio de la 36º edición del Dakar, en su tradicional largada simbólica, se transformó en un desfile de los vehículos participantes por las avenidas de Buenos Aires ante un público eufórico, en un recorrido que culminó en la tradicional Plaza de Mayo al ritmo del tango.

Con la eliminación de ocho vehículos por no superar las verificaciones técnicas, la nómina de los participantes quedó reducida a 406, con 161 motos, 45 quads, 137 autos y 63 camiones.

Antes de comenzar las 13 etapas de esta séptima edición sudamericana del rally Dakar, los competidores recorrieron los 17 kilómetros desde el parque cerrado del ‘Village’ en la localidad bonaerense de Villa Martelli hasta la Plaza de Mayo.

En este punto, la organización montó una explanada para que cada piloto pueda presentarse y dirigirle unas palabras al público presente.

En primer lugar fueron los quads que cumplieron con este recorrido por la autopista Lugones, luego por la calle Sarmiento hasta la Avenida del Libertador para desembocar en la emblemática 9 de Julio hasta la intersección con la calle Roque Saenz Peña.

Cerca de 800.000 personas, según consignó la organización del evento, acompañaron estos tres días de verificación técnica y el paso de los vehículos hoy hasta el podio de la explanada frente a la Casa Rosada, sede del gobierno de Argentina.

Luego fue el turno de las motos, mientras que los autos y los camiones se intercalaron hasta formar una importante fila para subir al podio, que le permitió a los pilotos hasta bajarse de sus vehículos para saludar y tomarse fotos con los miles de fanáticos que colmaron la Plaza.

Tres pantallas gigantes, un avión acrobático en el aire y un espectáculo de tango le brindaron un marco bien porteño a esta partida simbólica del Dakar que, al igual que 2009, 2010 y 2011, tuvo su punto de inicio en la capital argentina.

Con casi seis horas de espectáculo, la noche de la cálida Buenos Aires marcó el final de el preludio de este Dakar que mañana desde bien temprano comenzará su primera etapa que unirá la ciudad de Baradero con Villa Carlos Paz.

Como bien lo definió el director deportivo del Dakar, David Castera, en diálogo con Efe, esta será una etapa sin mayores complicaciones atravesando la llanura pampeana.

Esta primera especial hasta la ciudad cordobesa deparará 838 kilómetros de los más de 9.000 que demandará el total de un recorrido que comenzará a tornarse intenso desde su segunda etapa.

Buenos Aires, 3 ene (EFE).- La rampa de presentación de la salida simbólica de la 36º edición del Dakar frente a la Casa Rosada de Buenos Aires fue una pasarela, donde los principales candidatos en las cuatro categorías dejaron sus últimas palabras antes del pistoletazo inicial.

Entre los autos, uno de los primeros en desfilar fue el campeón defensor, el español Nani Roma, del equipo Mini, que declaró: “Cuando conseguí el título en motos me pasé directamente a los coches y no tuve oportunidad de defender mi título. Es un reto que me motiva mucho y estoy preparado para ser el rival a batir”, enfatizó el catalán.

El francés Stephane Peterhansel, del Peugeot, expresó: “Tengo mucha experiencia y confianza en mis capacidades y además espero esa cuota necesaria de suerte para esta nueva edición”.

Del equipo Mini, el argentino ‘Orly’ Terranova ratificó su buena preparación: “Nos hemos preparado mucho para este Dakar; ahora se termina la ansiedad y, por suerte, ahora es tiempo de correr”.

El español Carlos Sainz, también representante de la marca del León, reflexionó sobre la euforia que despierta en el público argentino: “Me encanta sentirme tan querido y espero poder responder a las expectativas. Vengo a esta edición para ganar porque sino ni hubiera venido”.

El tercer integrante de Peugeot, el francés Cyril Despres, que dejó las motos para pasar esta edición a los autos, declaró sobre esta decisión que “es un cambio importante y una apuesta fuerte para este Dakar”.

En motos el campeón defensor será el español Marc Coma con el equipo KTM, que en la explanada agregó: “Se nos presenta un Dakar complicado, todos quieren ganar y solamente gana uno, intentaremos hacer una buena carrera”.

“Seguro que si llegamos a la parte decisiva sin haber cometido errores probablemente estaremos luchando por la victoria; espero que así sea”, completó.

Su principal contrincante será su compatriota Joan Barreda, con Honda: “Se presenta el Dakar con muchas ganas y mucha ilusión después de un año trabajando. Ahora llega el momento de mostrar todo ese trabajo. Tendremos que contentarnos con las ganas porque sabemos que son quince días de competición, pero estoy muy motivado”.

El francés Olivier Pain, que corre con Yamaha, señaló: “Como en 2009, el entusiasmo de la gente de Buenos Aires nos contagia para afrontar este gran desafío en un recorrido que será intenso”.

La catalana Laila Sainz sostuvo que intentará hacer algo parecido a lo del año pasado. “Ya con muchas ganas de ver cómo va. Es una emoción muy grande estar aquí en Buenos Aires, la gente se vuelve loca. Es muy agradable y con muchas ganas de volver siempre”.

Entre los cuadriciclos, el chileno Ignacio Casale comenzará como máximo favorito y último ganador de la edición anterior: “Estoy muy contento porque primera vez ocupamos el 250, que es el número uno en quads. Quiero hacer una carrera linda y revalidar el título”.

El uruguayo Sergio Lafuente, del equipo Yamaha, en su cuarta participación indicó: “Espero tener un gran Dakar y poder ser protagonista hasta las últimas etapas”.

El ruso Andrey Karginov, defensor del título en camiones con el equipo Kamaz, dejó su reflexión: “Llegamos con la ilusión de repetir el triunfo y estamos preparados”.

Mientras que el holandés Gerard De Rooy, representante del equipo Iveco, ganador en 2012 y segundo en la última edición, replicó: “Nosotros hicimos todos los deberes para poder ser los número uno”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo