Samaranch afirma que "las extravagancias de las candidatas ya no suman, restan"

Por Publimetro Colombia

Madrid, 16 dic (EFE).- Juan Antonio Samaranch, miembro español del COI, prometió que este organismo dará “todo tipo de ayuda” a las candidatas a organizar los Juegos Olímpicos para que el proceso les resulte “menos costoso”, pero las ciudades deben saber, subrayó, que “hacer extravagancias ahora no suma, sino resta”.

“El legado de los Juegos, que antes era dejar grandes estadios, ahora es no dejarlos, es dejar cosas que sirvan”, afirmó Samaranch en una visita a la Agencia Efe para analizar las reformas aprobadas la semana pasada por el COI en Mónaco, en la llamada Agenda 2020.

“Las ciudades tienen que entender que hacer extravagancias ahora no suma, sino que resta. Y tienen que saber cuánto dinero va a haber de la televisión y del programa TOP para que puedan hacer su presupuesto, que es una cantidad muy grande, de mil y pico millones en Juegos de verano y casi 900 en los de invierno”, precisó.

El COI abrirá el próximo 15 de enero una fase nueva de ‘invitación’ a las ciudades interesadas en organizar los Juegos de 2024, destacó el miembro de la Ejecutiva olímpica.

“Los comités olímpicos que quieran presentar una ciudad saben que antes del proceso habitual de candidatura van a tener acceso al COI, a sus equipos técnicos y a todo tipo de ayuda para diseñar lo que nos tienen que presentar de forma más fácil y menos costosa. Sabrán exactamente qué es lo que estamos buscando”, comentó Samaranch.

Esta primera fase no supone “una criba previa”, sino “una ayuda para que entiendan todo lo bueno que pueden sacar de la candidatura y eventualmente de la organización de los Juegos”.

Cuando se abra el periodo oficial de inscripción “las ofertas tienen que venir mucho más educadas y mucho más encajadas dentro del desarrollo urbano de la ciudad, y no al revés”.

Samaranch dijo que el movimiento olímpico “goza de muy buena salud, como lo demuestran los contratos firmados a muy largo plazo tanto de televisión como de patrocinio, el incremento de los ingresos y el reconocimiento por Naciones Unidas”.

“Pero la opinión pública de los países desarrolladas, cada vez que le dicen que tiene que organizar unos Juegos, vota en contra. Eso”, apuntó, “es porque hemos comunicado mal”. “Se trata de hacer que en occidente, sobre todo, se vean de nuevo los Juegos Olímpicos como algo muy atractivo y muy querido”.

“Hay ciudades que han hecho barbaridades o que, sin hacerlas, han comunicado barbaridades. Sochi no hizo ninguna barbaridad y ha comunicado una barbaridad. Gastarse 50.000 millones para hacer unos Juegos es una soberana estupidez y algo que nosotros no permitiremos, pero hemos cometido un error, que es dejar que el mundo piense que los Juegos de Sochi han costado 50.000 millones de dólares, cuando han costado 2.500-3.000, han ganado dinero y han dejado unas infraestructuras razonables”, agregó.

Otra de las reformas aprobadas en Mónaco, el cambio de un programa de deportes olímpicos a otro de pruebas, es, a juicio de Samaranch, una propuesta “bastante inteligente”.

“Primero hemos pactado el sistema, eliminando el límite de 28 deportes. Ahora hay que entrar rápido en la batalla de qué pruebas tendrán que sacrificar ciertas federaciones para dar entrada a otras que serán la verdadera renovación del programa”, señaló.

“Habrá resistencia a eliminar pruebas”, admitió, “pero será de menor virulencia que si eliminásemos un deporte entero”.

Samaranch dijo que no ha visto las listas que circulan por las redes sociales de pruebas ‘condenadas’ a desaparecer de los Juegos, y que incluyen competiciones como la doma, el triple salto de longitud o la marcha.

“Hemos hecho un gran esfuerzo en todas las reuniones de la Agenda 2020 para no hablar de un solo deporte. Aprobado el sistema, en enero empezaremos a hablar del contenido y sería interesante discutirlo en julio en la Sesión de Kuala Lumpur”, indicó.

Samaranch, a quien le parece una “muy buena noticia” la candidatura de Roma a los Juegos de 2024, aventuró una competencia “tipo la de 2012, una Liga de Campeones” de grandes ciudades del mundo para esa edición.

Unas horas antes de que Estados Unidos anuncie si presentará una candidata, el miembro del COI dijo que cualquiera de las aspirantes, Washington, Boston, Los Ángeles y San Francisco, “tendrá una potencia fabulosa gracias al nuevo estatus del comité olímpico americano (USOC) dentro del movimiento olímpico internacional”.

“Será una candidatura muy a tener en cuenta y muy superior a la que presentaron Nueva York para 2012 o Chicago para 2016”, dijo tras recordar que el USOC llegó hace dos años a un acuerdo con el COI para el reparto de los beneficios olímpicos, que antes, según las federaciones internacionales y el resto de comités nacionales, beneficiaba en exceso al país norteamericano.

“Los acuerdos del reparto del dinero era como una herida abierta que supuraba todos los días. Se acusaba al USOC de egoísmo y de no ser solidario, y él acusaba al resto de no reconocer a su país como el mayor contribuyente al desarrollo del olimpismo en el mundo. Hasta que se ha cerrado esa herida, sus posibilidades eran nulas. Ahora están de vuelta con fuerza en el mundo olímpico y tienen el peso que ese país se merece”, destacó Samaranch.

El español, hijo del que fue presidente del COI entre 1980 y 2001, opinó respecto a otra posible candidatura de Madrid, después de tres consecutivas sin éxito, que “es momento de cortar”.

“Se hicieron tres candidaturas seguidas basadas en un mismo patrón, buenísimo, que por un motivo u otro cayeron. Son muchos palos. Toca parar, ganar fuerzas y continuar desarrollando el deporte español. Abogaría por empezar de cero cuando toque. Para 2024 no, y a lo mejor para 2028 también es pronto, pero depende de quién gane 2024”, expresó Samaranch.

Samaranch se mostró seguro de que Río tendrá todo a tiempo para los Juegos de 2016 y admitió que la reelección de Dilma Rousseff, “sin entrar en política, ayuda a la continuidad”, porque “rediscutir con una nueva administración siempre es más complicado”

“Río está mucho mejor. Nos preocupa todo, pero las instalaciones están avanzando a un ritmo que no habíamos visto hasta ahora. Llegaremos muy justos pero estamos convencidos de que llegaremos con todo listo para poder sacar unos Juegos de primera calidad”, afirmó.

Sobre la elección en julio de 2015 de la sede de los Juegos de Invierno de 2022, a los que solo optan Pekín y Almaty, Samaranch admitió que al COI le “habría gustado tener más donde elegir”, sobre todo “por la manera en que han ido cayendo otras” candidaturas como la de Oslo, a la que el Gobierno noruego negó la financiación.

“Las dos que tenemos pueden organizar unos Juegos de grandísimo éxito con un modelo muy distinto”, comentó.

Samaranch se refirió a las posibilidades de que España aumente su representación en el COI, donde actualmente tiene tres miembros, ya que junto a él están Marisol Casado y José Perurena, presidentes de las federaciones internacionales de Triatlón y Piragüismo.

“Desde el punto de vista de las federaciones estamos muy bien representados. Tenemos a Leandro Negre presidente de la Internacional de Hockey y a Antonio Espinós en la de Kárate y hay muy buen banquillo. Me gustaría que tuviéramos un representante en la Comisión de Atletas del COI y trabajándolo bien, también desde el Comité Olímpico Español, sería posible”.

Madrid, 16 dic (EFE).- Juan Antonio Samaranch, miembro de la Comisión Ejecutiva del COI, aseguró a EFE que Mercedes Coghen ejerció de consejera delegada de Madrid 2016 “con una profesionalidad increíble y lideró el proyecto de una manera impecable”.

“Me parece inaudito que esté encausada por ello. En estos proyectos hay una parte de ‘lobby’ y nosotros decidimos qué era lo que había que hacer y, dentro de los apoyos que podíamos recabar, el de Iñaki Urdangarin era importante”, explicó.

Samaranch añadió que en España “no hay tantos atletas bimedallistas olímpicos que hablen idiomas y que tengan las relaciones internacionales que tenía el propio Iñaki Urdangarin”.

“A todos nos pareció una idea buenísima contar con los apoyos de Urdangarin para sacar este tema adelante”, dijo.

El fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach, pide 6 años y medio de prisión para la ex consejera delegada de la candidatura olímpica Madrid 2016, por beneficiar fraudulentamente con unos 114.000 euros de fondos públicos a la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (Fdcis), que presidía Iñaki Urdangarin.

Según el escrito, en el que solicita la apertura de juicio oral por el caso Nóos contra catorce personas para las que pide un total de 107 años de prisión, el fiscal considera que la entidad dependiente del Ayuntamiento de Madrid concedió a la Fdcis 114.000 euros en concepto de donaciones simuladas.

La Fdcis fue recibiendo pagos mensuales de la Fundación Madrid 2016 desde octubre de 2007 y, aunque al menos desde junio de 2008 Diego Torres e Iñaki Urdangarin dejaron de prestar el servicio de ‘lobby’ y asesoramiento pactado, la entidad madrileña siguió pagando hasta septiembre de 2009.

El fiscal considera que Coghen hizo “dejación deliberada de sus funciones” y no solicitó justificación alguna a la adjudicataria sobre el destino de los fondos que se transferían mensualmente.

Torres, socio de Urdangarín, desvió parte de esos fondos a un entramado empresarial ficticio de su propiedad.

El pasado día 11 el portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Enrique Núñez, aseguró que Mercedes Coghen “había actuado cumpliendo todos los parámetros establecidos por la normativa” y mostró su confianza en que pueda “ser aclarado en sede judicial”.

“Todo lo que tiene que ver con este proceso ha sido auditado e intervenido por la Intervención General del Ayuntamiento”, agregó el portavoz del Gobierno municipal de Ana Botella tras la reunión semanal del ejecutivo local.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo