Cruz Azul y San Lorenzo retan al Real Madrid

Por Publimetro Colombia

Madrid, 8 dic (EFE).- El Cruz Azul mexicano, en primer término y con permiso del Western Sydney Wanderers, y el San Lorenzo de Almagro argentino, en segundo y también a expensas de su semifinal, se perfilan como los grandes oponentes al Real Madrid en el Mundial de Clubes Marruecos 2014 que comenzará en Rabat este miércoles.

Moghreb Athletic Tetuán y Auckland City darán el pistoletazo de salida en el estadio Príncipe Moulay Abdallah de la capital en la eliminatoria inicial al torneo que servirá como fin de fiesta al año futbolístico a nivel mundial.

Se trata de coronar al teórico mejor club del mundo del año, aunque, obviamente, no sea así por el distinto potencial. Se miden los campeones de todas las confederaciones y la historia y la tradición señalan que ganará el representante europeo, en este caso el Real Madrid, o el sudamericano, el San Lorenzo.

Tan solo África ha conseguido meter a su equipo en un par de finales. Lo logró el Mazembe congoleño en la edición de 2010 y cayó ante el Inter de Milán italiano de Rafa Benítez (3-0) y el pasado año el Raja Casablanca, y perdió frente al Bayern Múnich de Pep Guardiola (2-0), todavía poseedor del trono.

El Moghreb Athletic intentará emular la hazaña del Raja y progresar hasta el final aprovechando su condición de anfitrión por ser el campeón de la Liga marroquí.

Para ello, primero deberá ganar al campeón oceánico, el Auckland City que dirige el español Ramón Tribuletx y que jugará este torneo por sexta vez. Luego se encontrará con el Setif argelino, campeón africano y en semifinales le espera el San Lorenzo, debutante en la competición tras lograr el hito de alcanzar su primera Copa Libertadores.

El ‘Ciclón’ llega al escaparate máximo universal dispuesto a hacerse notar. Se despidió de la Liga argentina con un triunfo ante el Vélez Sarsfield y es octavo en la tabla. El conjunto de Edgardo Bauza intentará inscribir a Argentina por primera vez en la historia de este Mundial de Clubes, por cuanto desde que Boca Juniors ganara la Copa Intercontinental de 2003 ante el Milán, tan solo el propio conjunto xeneize y el Estudiantes alcanzaron las finales de 2007 y 2009, y cayeron contra Milan y Barcelona.

Son el cuadro catalán y el Corinthians los que tienen más títulos, con dos. El bloque brasileño fue el que dejó en la cuneta al Real Madrid en la primera edición de este Mundial de Clubes (por diferencia de goles), en 2000, única que ha disputado el actual campeón europeo.

El equipo de Carlo Ancelotti, tras hacerse con la anhelada Décima ante el Atlético de Madrid en Lisboa, pretende poner la guinda a un magnífico año, en el que también se hizo con la Copa del Rey y la Supercopa de Europa.

Por lo tanto, vuelve el Real Madrid a esta competición con el ánimo de completar su palmarés con uno de los pocos títulos que le faltan. Lo hace en plena racha récord de victorias consecutivas, con sus figuras inspiradas y acude por lo tanto pletórico, aunque sin confianzas.

El portugués Cristiano Ronaldo, ganador con el Manchester United en 2008, y el alemán Tony Kroos, con el Bayern Múnich en 2013, podrían lograr su segunda corona, ahora con el Real Madrid, con lo que se unirían a los brasileños Dida (Corinthians/2000 y Milan/2007) y Danilo (Sao Paulo/2005 y Corinthians/2012) y el español Thiago (Barcelona/2011 y Bayern/2013).

El equipo madrileño espera en semifinales al ganador del duelo entre el Cruz Azul y el Sydney Wanderers, novatos en estas lides y dispuestos a aliviar una fase complicada del curso.

De hecho, el conjunto mexicano, que dirige Luis Fernando Tena, espera salvar un semestre de malos resultados. “Es la primera vez que el Cruz Azul va a jugar este torneo y queremos aprovechar al máximo esta oportunidad”, declaró Tena antes de viajar con sus pupilos a concentrarse a la sureña ciudad española de Marbella, desde donde los mensajes son de ambición.

El veterano internacional Gerardo Torrado, exjugador de equipos españoles como Sevilla, Tenerife, Ejido y Racing, aseguró que encaran “muy motivados e ilusionados” el Mundial de Clubes.

Los precedentes son aún peores para el campeón de Asia, el Western Sydney Wanderers, que tras hacerse con el título continental no levanta cabeza. De hecho, es colista en la Liga australiana, en la que, tras, nueve jornadas, aún no conoce la victoria.

Su mayor virtud para ganar la Liga de Campeones fue la firmeza defensiva. Tras superar las primeras fases, se deshizo del defensor del título, el Guangzhou Evergrande chino, y luego del subcampeón Seúl. Ante el cuadro surcoreano no encajó gol alguno, igual que en la final contra el Al Hilal saudí. En cambio, desde entonces, los de Tony Popovic no se encuentran a sí mismos.

El balón echará a rodar en Rabat, donde se jugarán todos los partidos hasta la primera semifinal con el Real Madrid en liza. A partir de entonces, con la entrada en juego del San Lorenzo, el torneo se traslada a Marraquech, escenario de los demás compromisos que tendrá su colofón en la final del sábado 20 de diciembre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo