Nacional dejó que para la vuelta todo esté como al principio

Fútbol. En el juego de ida River Plate sacó un valioso empate en Medellín, antes del juego de vuelta en el imponente Monumental

Por publisport

El ambiente no podía ser el mejor para este juego, que tenía un significado alto para el fútbol colombiano, que pocas veces tiene la oportunidad de estar en una final internacional y ante un rival de los quilates y al historia de River Plate.

En Medellín todo fue una verdadera fiesta en torno a Atlético Nacional, que llegaba a esta definición con el rótulo de tres títulos consecutivos en la liga de Colombia y que está acostumbrado a que sus hinchas marquen la diferencia en estas instancias.

Atlético Nacional fue un equipo que se creyó el cuento desde un principio del partido, y animado por sus hinchas, se fue encima de los argentinos que se dedicaron a retener los constantes ataques de los locales que desperdiciaron varias opciones que hubieran cambiado la historia.

En una de esas, Orlando Berrio fue el que aprovechó una buena acción por la derecha para poner en ventaja a los verdolagas, y desatar la locura en las graderías, que veían en el campo a un equipo con ganas y contunencia. Berrio se ganó la confianza del técnico y marcó hasta ese momento un gol definitivo que sería su primera anotación en este torneo.

Así terminaría la primera etapa, con la tranquilidad de que había para más y que seguramente Nacional seguiría de largo por lo que hasta ese momento había demostrado en la cancha. Pero en el segundo tiempo la cancha se dio vuelta y River Plate sacó a flote su tradición.

El equipo millonario comenzó a dar muestras de las razones que lo tienen en la pelea del título en Argentina y buscó de todas las formas el gol del empate, que se daría por intermedio de Pisculichi que metió un ‘zapatazo’ que dejó sin posibilidades a Armani y silenció un estadio que no bajaría los brazos.

Hasta ese momento el 1-1 favorecía a River y a pesar de eso insistió tratando de llevarse los tres puntos del Atanasio Girardot. Nacional también lo intentó porque no quería que las cosas quedaran así, pero los esfuerzos no dieron frutos y las cosas quedaron como al principio.

El partido de vuelta será la otra semana en el estadio Monumental y vale la pena recordar que en estas instancias, el gol de visitante no tiene validez y en caso de empate habrá alargue o en últimas definición desde el punto penal.

Lea también

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo