Rossi da una lección de maestro y vence ante la adversidad de Márquez

Por Publimetro Colombia

Phillip Island (Australia), 19 oct (EFE).- El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) dio una lección de “maestro” al imponerse en el Gran Premio de Australia de MotoGP que hoy se disputó en el circuito de Phillip Island y en el que el español Marc Márquez (Repsol Honda) se fue al suelo cuando era líder destacado de la carrera australiana.

Inicialmente no hubo lugar para la duda. Desde el mismo momento en que se apagó el semáforo el campeón del mundo de MotoGP 2014, el español Marc Márquez, se puso al frente de la carrera, con su compatriota Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) pegado tras su estela.

Más atrás se fue quedando un reguero de pilotos entre los que intentó resurgir el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), que había partido desde la tercera línea de salida.

Así fue como en el segundo giro Rossi ya había logrado superar a los también pilotos de Yamaha de la escuadra Tech 3, el británico Bradley Smith y el español Pol Espargaró, mientras Márquez y Lorenzo iban escapándose poco a poco y Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V) intentaba recuperar terreno tras una discreta salida.

Márquez tiró con fuerza a ritmo de vuelta rápida para intentar escaparse en solitario y en la sexta vuelta ya contaba con un segundo de ventaja, mientras Pedrosa se salvó milagrosamente de una caída al ser embestido por detrás por el italiano Andrea Iannone (Ducati Desmosedici).

Iannone acabó por los suelos tras un espectacular revolcón y el piloto de Repsol Honda entrando en su taller con la moto dañada por esa circunstancia y, por tanto, prácticamente ya sin posibilidades de luchar por la segunda plaza del campeonato al no sumar ni un solo punto en Australia.

En cabeza de carrera, Márc Márquez se consolidó como líder, en tanto que Lorenzo se vio alcanzado por Rossi, con vuelta rápida incluida, formando un dúo que tenía el mismo interés, sumar el máximo número de puntos respecto a su oponente para garantizarse la segunda posición del mundial.

Rossi superó a Lorenzo en la décima vuelta y por entonces Marc Márquez ya tenía más de dos segundos de ventaja y parecía tener la victoria prácticamente sentenciada, no así el segundo lugar, en el que se enzarzaron en una bonita pelea Rossi y Lorenzo.

Igual de bonita que la que protagonizaron por el quinto puesto un quinteto de pilotos, con los hermanos Espargaró, Aleix y Pol, el italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici), el británico Bradley Smith y el alemán Stefan Bradl (Honda RC 213 V) como integrantes.

Pero saltó la sorpresa al producirse la caída de Marc Márquez en el decimoctavo giro, en la bajada de “Lukey Heighs”, que le obligó a abandonar cuando contaba con más de cuatro segundos de ventaja y le entregó el liderato a Rossi, quien con un mejor ritmo que Lorenzo consiguió una ventaja de algo más de segundo y medio respecto de su compañero de equipo.

Los problemas se fueron acumulando para Jorge Lorenzo, que vio como se le escapaba Valentino Rossi por delante y por detrás el británico Cal Crutchlow (Ducati Desmosedici) le alcanzó al rodar casi un segundo más rápido que él por vuelta.

A cuatro vueltas del final el británico superó a Lorenzo, con evidentes problemas de rendimiento en su Yamaha, pues rodó dos segundos más lento y eso hizo que incluso Pol Espargaró, por entonces cuarto, se acercase peligrosamente a él, pero el ansia del joven campeón del mundo de Moto2 en 2013 le hizo rodar por los suelos a menos de tres vueltas para la conclusión.

Rossi se adjudicó una victoria que le puso en bandeja con su caída el campeón del mundo de Repsol Honda y junto al italiano en el podio acabaron el español Jorge Lorenzo, que vio como Cal Cruchtlow se iba al suelo a dos vueltas del final, y era el británico Bradley Smith quien heredaba la plaza de podio.

Por detrás, Héctor Barberá (Ducati Desmosedici) y Álvaro Bautista (Honda RC 213 V), se supieron aprovechar de las circunstancias de carrera para acabar en una más que meritoria quinta y sexta plaza respectivamente, de una prueba que acabaron catorce pilotos.

Phillip Island (Australia), 19 oct (EFE).- El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), vencedor del Gran Premio de Australia de MotoGP fue muy sincero al asegurar que “había muchas posibilidades de que no volviese a vencer nunca en Phillip Island”.

“Y era una lástima, porque es una de mis pistas favoritas y eso que había hecho carreras muy bonitas y podios, pero desde el 2005 me faltaba la victoria y era más por una cuestión técnica”, explicó.

“En este circuito se gira mucho a izquierda y me van más los trazados a derecha, en donde además por mi estilo tenemos problemas para adaptarnos, porque soy fuerte en algunas curvas pero en otras no tenía la velocidad necesaria para pensar en ganar”, reconoció.

“El año pasado hice tercero, he hecho tantos podios aquí pero, repito, los años de Stoner él era más veloz y en 2009 estuve muy cerca pero no pude, y en los años con la Ducati Jorge Lorenzo era el único que parecía estar en condiciones de acabar cerca de Stoner”, comentó Valentino Rossi.

“Haber conseguido esta victoria y con la misma marca que entonces -Yamaha en 2005- es muy bonito y más después de diez años, ha sido fantástico”, agregó.

En lo que a la carrera en sí se refiere, Valentino Rossi explicó que había visto que “Lorenzo iba algunas décimas peor a cada vuelta, porque al inicio se le veía mucho más fuerte, pero en cualquier caso ha sido una bonita batalla y como iba un poco más fuerte sabía que le podía ganar”.

“Ha estado muy bien porque primero parecía que él era más rápido…”, sonrío Rossi.

“Estaba convencido de poder ser todavía muy fuerte pues con Lorenzo y con Pedrosa corro desde el 2006, con Dani desde el 2006 y con Jorge desde el 2008, y sinceramente cuando he estado en las condiciones justas las opciones eran muy iguales, unas veces yo delante otras veces ellos, me la jugaba, y ahora Márquez era la novedad pero está claro que si se trabaja bien se puede andar bien. Vencer dos carreras y hacer once podios es bueno”, opinó.

En cuanto a los neumáticos, Valentino Rossi no eligió como Marc Márquez, Pol Espargaró o Cal Crutchlow los denominados asimétricos y lo explico así: “Lo ha probado Jorge y se ha caído, lo ha probado Pol y se ha caído y Jorge es de los pilotos que no se cae nunca, porque esta es la segunda caída que sufre en todo el año, por eso me he dicho que mejor probamos con el blando”.

Por lo que se refiere a su pelea por el subcampeonato, Valentino Rossi reconoció que para sus intereses “habría sido mejor que Cruchtlow no se hubiese caído, porque habría acabado cuarto y habría sido muy distinto.

“Sobre el papel en Sepang debería estar por delante de él -Jorge Lorenzo- y después él es más eficaz en Valencia, en donde ha estado muy fuerte en los últimos años, pero mi objetivo es intentar ir rápido incluso en Valencia. Intentaremos dar lo máximo en Sepang, que es un circuito bellísimo y también ser competitivos en Valencia”, manifestó el campeón italiano.

Phillip Island (Australia), 19 oct (EFE).- El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), segundo en un accidentado gran premio australiano de MotoGP, reconoció tras el mismo que aún no se creía “la suerte que he tenido con la caída de Crutchlow, porque ahora prácticamente estaría decidido el subcampeonato”.

“Pero con ocho puntos de ventaja por delante Valentino, si quedamos nosotros por delante de él en las dos próximas carreras se puede hablar de subcampeón”, agregó Jorge Lorenzo, muy crítico y enfadado.

“Enfadado por varios motivos, el primero es que me ha tocado este neumático y al principio la moto iba más o menos parecida a los entrenamientos pero ya en la segunda vuelta se empezó a cerrar de delante en las curvas de izquierdas y cada vez iba peor”, explicó Lorenzo.

“Hasta la vuelta siete u ocho más o menos se podía ir, mantenía un poco el ritmo de Marc, pero cuando Valentino me cogió yo iba un pelín más rápido en las curvas de derechas, pero en las de izquierdas era tremendo, sobre todo al final de carrera”, agregó el piloto de Yamaha.

“Desde mitad de carrera al final ha sido un gran desafío terminar sin caerse porque se me cerraba en todas las curvas y en cada vuelta tenía que disminuir un poco los grados de inclinación, he tenido muchísima suerte de perder sólo cinco puntos con Rossi, porque bien podían haber sido quince”, recalcó.

“Sabíamos que este asfalto era abrasivo, que de detrás íbamos a tener problemas, y al final han aguantado de detrás y de delante todos menos el mío”, lamentó una vez más Lorenzo.

“Sin las caídas de los demás hoy era un quinto o un sexto con este neumático y con un neumático normal yo me veía con opciones de luchar con Marc, el ritmo no ha sido altísimo y al principio aunque con algún problema podía estar con él, perdía alguna décima pero más o menos en su ritmo”, manifestó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo