James ya es el favorito a ganar el premio de MVP de la temporada 2014-15

Por Publimetro Colombia

Houston (EE.UU.), 15 oct (EFE).- La baja por lesión del alero Kevin Durant, de los Thunder de Oklahoma City, antes que de comienzo la nueva temporada ha favorecido que la estrella LeBron James se encuentre a la cabeza en las casas de las apuestas de Las Vegas (Nevada) como el favorito a conseguir el premio de MVP de la liga.

A pesar de haber dejado a los Heat de Miami y volver a su exequipo de los Cavaliers de Cleveland, James mantiene su condición de mejor jugador de la liga y los que ya comienzan a poner su dinero en las apuestas sobre los distintos favoritos que habrá en la liga también lo ven así.

La revista especializada “Sports Illustrated”, que recoge el movimiento que tiene la casa de las apuestas “Bovada” muestra como James es el que menos dinero dará a los que apuesten por que él sea el ganador del premio de MVP cuando concluya la temporada del 2014-15 que dará comienzo a partir del próximo día 29.

James supera de forma cómoda a Durant, que ganó el premio la pasada semana, pero que se ha lesionado el pie derecho y será baja al menos durante dos meses lo que le impedirá que pueda competir en igualdad de condiciones con la estrella de los Cavaliers.

El ala-pivote Blake Griffin, de Los Ángeles Clippers, ocupa el tercer lugar de las preferencias, seguido por el base Derrick Rose, de los Bulls de Chicago, y nuevo compañero del pívot español Pau Gasol.

Mientras que el compañero de Durant, el base Russell Westbrook, es quinto, y el sexto puesto se lo queda Chris Paul (Clippers), seguido por el alero Carmelo Anthony (New York Kinicks), el ala-pivote Anthony Davis (New Orleans Pelicans), el escolta James Harden (Houston Rockets) y el base Stephen Curry (Golden State Warriors).

Rose, Davis, Harden y Curry compitieron el pasado verano con la selección de Estados Unidos en el Mundobasket de España, donde consiguieron la medalla de oro.

Dentro de la categoría de los novatos, el que alero Jabari Parker, de 19 años, seleccionado con el número dos por los Bucks de Milwaukee, parte como favorito al superar en las apuestas al también escolta alero Andrew Wiggins, elegido número uno por los Cavaliers, que luego lo traspasaron a los Timberwolves de Minnesota.

La sorpresa es ver al ala-pivote Nerlens Noel, de 20 años, elegido sexto por los Sixers de Filadelfia, que es el tercer favorito, mientras que otro hombre alto, Julius Randle, séptimo seleccionado por Los Ángeles Lakers, es cuarto.

Houston (EEUU), 16 oct (EFE).- El debate sobre si es necesario reducir la duración de los partidos está abierto por completo dentro de la NBA y los aleros estrellas, el alemán Dirk Nowitzki, y LeBron James, se convirtieron en los primeros jugadores que consideran que lo más importante tal vez sería tratar de acortar el calendario oficial de la competición de liga.

El más directo y claro en sus ideas fue Nowitzki cuando dijo que no veía la necesidad que la NBA comenzase a experimentar con la reducción de cuatro minutos en la duración de los partidos sino que lo “ideal” seria que la competición regular de liga fuese de 60 partidos en lugar de 82.

Aunque James no fue tan categórico como Nowitki, el jugador franquicia de los Mavericks de Dallas, si estuvo de acuerdo que del alguna manera se tendría que valorar con seriedad la necesidad de proteger más a los jugadores del desgaste físico excesivo que puedan sufrir.

Sin embargo, ambos también son conscientes y admiten que se trata de un deporte negocio en el que están en juego muchos millones de dólares como ha quedado demostrado con la firma del último contrato de televisión (2,66 millones de dólares), casi tres veces más lucrativo que el anterior (940 millones).

“Creo que no es necesario 82 partidos para determinar los ocho mejores en cada conferencia,” declaró Nowitzki. “Eso se podría hacer mucho más rápido, pero siempre entiendo que se trata de dinero, y significa que cada juego perdido son ingresos que se reciben y repercute en la liga, dueños y jugadores”.

Precisamente ese es el verdadero motivo por el que Nowitzki admitiese que es escéptico que a corto plazo se pudiese dar un cambio en esa dirección dentro de la NBA.

Por su parte, James, al igual que Nowitzki, dijo que el problema dentro de la programación de la NBA no son los minutos que dura un partido sino la cantidad de los que les toca jugar cada pretemporada y temporada regular.

“Cuando tú estas en el campo ya no tienes problemas con jugar 22 o 50 minutos, el problema está el número de partidos, especialmente cuando son muy seguidos”, valoró James. “Entiendo que hay muchos intereses económico involucrados a la hora que se disputa un partido y de ahí que el asunto no es fácil”.

Lo que si tienen claro tanto Nowitzki como James al igual que el entrenador de los Heat de Miami, Erik Spoelstra, es que la programación de jugar dos partidos seguidos en menos de 24 horas y además con viaje en avión incluido no favorece a nadie, pero sobre todo al rendimiento de los jugadores.

Spoelstra admitió que es escéptico en cuanto al experimento del próximo domingo cuando los equipos de los Nets de Brooklyn y los Celtics de Boston, en el Barclays Center, de Nueva York, van a disputar un partido de 44 minutos, cuatro menos que los 48 reglamentarios.

“Pienso que seria más interesante que se pensase en la manera de evitar los partidos seguidos que hay programados en el calendario de liga”, valoró Spoelstra. “Pienso que es el verdadero problema que tenemos, por lo que entiendo que reducir los partidos cuatro minutos no hará ningún tipo de diferencia, aunque estoy abierto al experimento y ver que pasa”.

Nowitzki y James apoyan por completo la postura de Spoelstra y el jugador alemán fue aun más lejos cuando dijo que aun cuando llegó a la NBA y tenía 20 años, siempre le fue muy duro asimilar el disputar dos partidos consecutivos.

“Honestamente nunca lo fui”, destacó Nowitzki, de 36 años, que disputará la decimoséptima temporada como profesional. “Es imposible jugar al más alto nivel cuando lo tienes que hacer seguido en menos de 24 horas y con un vuelo de avión en el medio, o cuando te toca jugar cuatro partidos en cinco noches”.

Nowitzki, que en plan irónico dijo que durante los partidos de pretemporada podrían bajar a ocho minutos la duración de cada cuarto, reconoció que no le gustaría se diese ninguna reducción en los de liga y playoffs.

Pero si pediría a la liga que considerase la posibilidad de eliminar algunos tiempos muertos que se dan en la recta final de cada partido, dado que se está más veces sentado y con el juego interrumpido que jugando.

Al margen de las consideraciones y de las circunstancias que se dan dentro del baloncesto de la NBA, Nowitzki subrayó que se trataba de un gran deporte.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo