Cowboys y Texans protagonizarán un "clásico" tejano especial

Por Publimetro Colombia

Dallas (EEUU), 5 oct (EFE).- El centro de atención de la quinta semana de competición de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) tendrá como escenario el AT&T Stadium, de Arlington, donde los Cowboys de Dallas y los Texans de Houston protagonizaran un “clásico” tejano que este año será especial.

Ambos equipos quiere confirmar en el campo que su marca de 3-1 no es casualidad y de ahí que buscarán el triunfo que les permita mantenerse entre los mejores de la liga.

Además, llegar a la mitad de victorias que los Cowboys han conseguido en sus anteriores tres campañas cuando apenas se hubieran disputado cinco partidos es el reflejo que el entrenador en jefe Jason Garrett comienza a consolidar su trabajo al frente del equipo.

“Seguimos en el proceso de convertirnos en un mejor equipo”, declaró Garrett. “Ahora sólo pensamos en este partido. Ganar nos ayudará rumbo a la meta que nos fijamos. Hay muchachos que están comenzando a darse cuenta de que pueden competir contra el que sea”.

La clave principal de los triunfos conseguidos por los Cowboys es el gran momento de forma en el que se encuentra el corredor DeMarco Murray, auténtica pesadilla cuando tiene el balón en sus manos al liderar una línea ofensiva joven, rápida e inteligente.

Pero los Texans también tienen a su jugador estrella y este no es otro que el ala defensiva J.J. Watt, principal enemigo que la ofensiva de los Cowboys tendrán que superar.

“Probablemente es el mejor jugador que hay en la NFL”, admitió Jerry Jones, dueño de los Cowboys. “No me sorprende. Nosotros lo evaluamos antes del sorteo universitario del 2011 y estuvimos cerca de elegirlo. Nos fuimos en otra dirección. Pero es un muchacho que juega como el mejor por la pasión que entrega en el campo”.

Pero el resto de la defensa de los Texans también es poderosa y tiene mucho talento, entre los que se encuentra el linebacker Brian Cushing.

“Brian es rápido y sabe leer cada movimiento, es un jugador muy listo en el campo”, explicó el mariscal de campo de los Cowboys, Tony Romo. “Junto a Watt, es otro de los pocos jugadores que por si mismos pueden cambiar el rumbo de un partido”.

Romo, de origen mexicano, cada vez se acerca más a la mejor versión como profesional que le hizo ser el mariscal de campo que sabe salir del paquete sin daño, capaz de crear jugadas donde parece no las hay y de mover el balón con facilidad, después de estar en rehabilitación de la operación de espalda que sufrió en diciembre pasado.

“Es un hecho que cada semana me siento mejor”, admitió Romo”, aunque para nadie es un secreto que en cualquier nivel de fútbol americano correr abre la puerta para todo lo demás”.

Los Texans tendrán de líder en la ofensiva al mariscal de campo Ryan Fitzpatrick, que todavía no ha conseguido establecerse con su mejor juego y hasta ahora lo que ha hecho ha sido soltar balones con cierta ligereza y que le hagan interceptaciones.

Fitzpatrick, de 31 años, en lo que a de temporada ha logrado dar el mismo número de pases de anotación que de interceptaciones (5), que lo han dejado con porcentaje de completos del 65,1 y el índice de pasador es de 86,2 puntos.

“Tengo que mejorar”, reconoció Fitzpatrick antes de viajar a Dallas con los Texans. “Cada semana tenemos que ser más consistentes. Estamos 3-1 y no es malo. Pero mi nivel de juego tiene que levantar y estoy consciente de eso”.

Los Texans son décimo octavos por pase en la NFL, pero tienen a uno de los mejores receptores de la liga, capaz de hacer jugadas explosivas en cualquier momento, como es el receptor Andre Johnson.

La fortaleza tradicional de los Texans en el apartado de la ofensiva terrestre, con el corredor Arian Foster de líder, no ha podido desarrollarla al máximo al no estar el jugador el ciento por ciento de su condición física tras arrastrar una lesión muscular.

Los Texans también tienen marca de 3-1, con una victoria más de las que lograron en el 2013, el año que sufrieron uno de los colapsos más estrepitosos en épocas recientes de la NFL.

Pero el talento, con el que hasta hace un año eran considerados candidatos a Súper Bowl, sigue ahí y de nuevo han comenzado la temporada de forma brillante.

La joven franquicia de los Texans ha crecido rápido frente a los Cowboys; la primera victoria de su historia, en su partido inaugural de por vida, fue un triunfo en el 2002, la única vez que han vencido en temporada regular.EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo