2-1. El Atlético gana de estrategia entre el sufrimiento

Por Publimetro Colombia

Madrid, 30 ago (EFE).- La estrategia, con dos cabezazos del brasileño Joao Miranda y el croata Mario Mandzukic, transformaron un partido inquietante en victoria para el Atlético de Madrid, un triunfo infinitamente mejor en el marcador que en el juego y con dosis de sufrimiento hasta el final ante un competitivo Eibar (2-1).

En un día de fiesta en el Vicente Calderón por la entrega del trofeo de campeón de Liga de la pasada temporada, ganado el 18 de mayo, el encuentro del conjunto rojiblanco transcurrió por debajo de las expectativas, aún sin el funcionamiento del pasado curso y agarrado a las acciones a balón parado para superar al equipo vasco.

Porque el Atlético no necesita apenas nada para tomar ventaja en el marcador. No sucedió nada en el primer cuarto de hora, nada más que algún detalle, como un precioso sombrero de Griezmann, algún amago ofensivo del Eibar y el gol del equipo rojiblanco, en una nueva acción de esa estrategia tan productiva para los madrileños.

A pelota parada, como ya ocurrió la pasada campaña, el Atlético maneja una amplia variedad de recursos y golpea con una eficacia letal, como confirmó en el minuto 11, cuando el partido se limitaba a jugadas irrelevantes en uno y otro área, hasta que Koke botó un saque de esquina perfecto y Joao Miranda cabeceó el 1-0.

O como ratificó una vez más en el minuto 25, en un lanzamiento de falta de Gabi, tocada con sutileza al borde del área pequeña, donde el croata Mario Mandzukic transformó su segundo gol en cuatro duelos oficiales con el Atlético con una de sus especialidades, la cabeza, y con toda la facilidad del mundo, sin oposición de la zaga rival.

Los dos primeros remates a portería, dos goles, en ese abanico de jugadas de estrategia que funcionan en el Atlético. Hubo mucho mérito rojiblanco en las dos acciones, pero también despiste del Eibar. Ni en el 1-0 ni en el 2-0 nadie incomodó al rematador. Ni siquiera había alguien cerca para estorbar los decisivos cabezazos.

Todo lo contrario sucede cuando el Atlético defiende el balón parado en contra. Ahí, Mandzukic es un muro que emerge poderoso para alejar cualquier amenaza por alto para Moyá, un portero ágil y seguro, como ha demostrado durante todo el verano y cuando el Eibar le probó por primera vez con un potente lanzamiento de Javi Lara.

No le alcanzó su estirada en el minuto 34 en una combinación preciosa del Eibar, rápida, con precisión y con una ejecución final formidable con el interior del pie derecho de Abraham a la escuadra, una parábola imposible para Moyá, tras una dejada de Aruabarrena. Un golazo para rearmar al equipo vasco, de nuevo metido en el choque.

Porque el Eibar, campeón de Segunda División el curso pasado, es un conjunto estructurado, que lanza bien el contragolpe y se mueve con intención en ataque y porque el Atlético, más allá de un disparo de Raúl García despejado entre el portero Irureta y el larguero, aún busca una conexión ofensiva más fluida hacia Mandzukic y Griezmann.

A la espera de eso, con un juego de ataque por muchos momentos trompicado y con decenas de pérdidas en medio campo, al Atlético contó los minutos hacia la conclusión del choque con una sensación creciente de inquietud por el apretado marcador, las intenciones del Eibar, los centros que sobrevolaron el área y algún remate rival.

Movió el banquillo el argentino Diego Simeone, hoy en el palco en cumplimiento del primero de los ocho partidos de sanción por su expulsión en la Supercopa de España -cuatro ellos serán en la Liga- y dio entrada al mexicano Raúl Jiménez, pitado por sus mensajes de simpatía hacia el Real Madrid hace meses en las redes sociales.

El Atlético, que terminó los últimos 20 minutos sin sus dos flamantes fichajes Mandzukic y Griezmann, ambos sustituidos en el segundo tiempo, y con Raúl Jiménez y Raúl García como referencias arriba, ya jugaba al filo del empate, sin fútbol, en esa delgada línea de mínimos detalles que separa el triunfo de la igualada, pero que nunca logró atravesar por centímetros un meritorio Eibar (2-1) en un tiro desviado de Ángel frente a Moyá en los minutos finales.

– Ficha técnica:

2 – Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Miranda, Godín, Siqueira; Raúl García, Gabi, Mario, Koke; Griezmann (Raúl Jiménez, m. 60) y Mandzukic (Saúl Ñíguez, m. 64).

1 – Eibar: Xabi Iruretagoiena; Bóveda, Albentosa, Raúl Navas, Abraham; Errasti, Dani García (Saúl Berjón, m. 82); Capa (Nieto, m. 62), Arruabarrena (Manu del Moral, m. 73), Javi Lara; y Angel.

Goles: 1-0, m. 11: Miranda. 2-0, m. 25: Mandzukic. 2-1, m. 34: Abraham .

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias (C. Navarro). Amonestó a los locales Mario Suárez (m. 54) y Koke (m. 64).

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 48.000 espectadores. Antes del inicio del partido, Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol, entregó a los capitanes del Atlético de Madrid Gabi Fernández, Raúl García y Diego Godín el trofeo de campeón de Liga de la pasada temporada. Las jugadoras de la selección española femenina de waterpolo hicieron el saque de honor del encuentro. El argentino Diego Simeone, entrenador del equipo rojiblanco, siguió el partido desde el palco por sanción.

Madrid, 30 ago (EFE).- El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, admitió hoy, tras la victoria por 2-1 ante el Eibar en el Vicente Calderón, que su equipo tiene que “mejorar”, remarcó el “entusiasmo” de sus futbolistas “para crecer” y recordó que los resultados son “más o menos regulares, se gana o se empata”

“Somos conscientes de que tenemos que mejorar, que hay que trabajar, y esa es la parte que más nos gusta. A partir de eso, siempre es muy positivo ganar y a partir de ganar el crecimiento en el trabajo esperamos que tenga frutos en el futuro”, valoró en la conferencia de prensa posterior al encuentro de este sábado.

Simeone “sí” esperaba sufrir en el partido de hoy para conseguir el triunfo, porque en el comienzo de la temporada “no se han visto encuentros en que uno haya sido excesivamente superior al rival”. “Todos han sido resultados muy cortos. El comienzo había sido bueno, pero no pudimos acomodar bien el juego como nos hubiese gustado”.

“Y, a partir del gol de ellos, la ansiedad y las ganas de llevarte los puntos juegan más que el juego que tuvimos. Estamos en un momento que tenemos que crecer y seguir trabajando es el camino indicado”, añadió el técnico, que recordó que “las características no son las mismas de los chicos que salieron y de los que entraron”.

“De a poco estamos con un esfuerzo enorme, sobre todo de los chicos que llegaron, para incorporarse bien al equipo. Más allá de poder jugar mejor, los resultados son más o menos regulares en cuanto a que se gana o se empata y eso genera que se pueda trabajar con más tranquilidad. Somos los primeros que queremos mejorar”.

Simeone cumplió cien partidos de Liga con el Atlético, con un balance de 62 triunfos. “Son números importantes. Hoy necesitábamos la victoria y ahora una vez más alejarnos de todos estos números que siguen siendo positivos y centrarnos en el trabajo, porque está claro que el equipo necesita mejorar y está en el camino”, afirmó.

También destacó el buen partido del Eibar: “El arranque del encuentro estuvo un poco retrasado, pero de a poco se fueron animando. Es un equipo que está bien trabajado y que colectivamente saben a lo que juegan. Seguramente, en su campo toda esa presión que tienen la utilizarán mejor, pero me llevo una buena impresión sobre todo del trabajo que hicieron en el segundo tiempo”.

Del mercado de fichajes, Simeone insistió en que se verá en los próximos dos días si “hay salidas y entradas” en la plantilla. “Nosotros estamos abiertos a lo que suceda porque es fútbol”, agregó.

Madrid, 30 ago (EFE).- Gaizka Garitano, entrenador del Eibar, dijo hoy, tras la derrota por 2-1 frente al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón, que su equipo fue “mucho mejor” en el partido desde el minuto 20 y mereció “sacar algo más”, al tiempo que declaró que es un “admirador” y le “encanta” el conjunto rojiblanco.

“Creo que hemos salido un poco asustados, han aprovechado dos errores a balón parado, que ellos son un equipo potentísimo en eso, y a partir del minuto 20 hemos sido mucho mejores. La pena es que no hemos empatado y la sensación es que deberíamos haberlo hecho”, explicó en la conferencia de prensa posterior al encuentro.

“Me voy contento con el juego, pero no me voy contento porque he visto a mi equipo tener contra las cuerdas al Atlético de Madrid y he visto que podíamos empatar. A partir del minuto 20 hemos hecho un gran partido y nos hemos merecido sacar algo más”, continuó Gaizka Garitano, que también fue preguntado por la arenga que dio a sus jugadores durante el entrenamiento del viernes.

“Se ha interpretado todo lo contrario a lo que estaba diciendo a los jugadores. Soy un admirador de este equipo, les dije que estuvieran preparados porque es un equipo ganador, que ha conseguido algo tremendo y si alguno se ha sentido molesto pedir perdón. Nunca entro en este tipo de polémicas”, explicó.

“Soy uno de los mayores admiradores del entrenador y de los jugadores del Atlético de Madrid. Se ha sacado completamente de contexto. Me siento mal por eso. Y si alguien se ha sentido mal pedir perdón. La intención era todo lo contrario, que nos íbamos a enfrentar a un gran equipo”, añadió.

Garitano, en la comparación del Atlético del pasado curso y al que hoy se enfrentó en el Vicente Calderón, declaró que “se le han ido algunos jugadores importantes y necesitan un poco de tiempo para armar el bloque que tenían”.

“A mí es un equipo que me encanta. Un equipo ganador. Nosotros hemos hecho hoy un gran partido y ellos han podido aguantar de aquella manera. Es un equipo que, pase lo que pase, siempre compite y siempre gana. Le va a costar un poco más este año, porque viene de ser campeón ante equipos como Real Madrid y Barcelona y repetir eso imagino que no será fácil”, concluyó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo