Viñales dice que intentó apretar a West pero que casi es él quien comete el error

Por Publimetro Colombia

Assen (Holanda), 28 jun (EFE).- El español Maverick Viñales (Kalex), segundo en el Gran Premio de Holanda de Moto2, reconoció tras la prueba que había intentado “apretar a West para ver si cometía un error, pero no he podido y casi lo cometo yo, así que me he dicho que mejor me llevo los veinte puntos para casa”.

“No había hecho ni una vuelta en agua con esta moto y me ha servido para aprender, bueno donde he aprendido más es cuando he pasado a Tito Rabat y Kallio se ha salido, que he cogido ritmo sólo y veía a Simón y Luthi, que estaban ahí”, comentó el campeón del mundo de Moto3 en 2013.

“Les he ido cogiendo y cuando estaba detrás de ellos he aprendido mucho la línea con esta moto, al final es muy divertido ya que con esta moto patinas pero no es como en la Moto3 que si patina te caes, puedes ir derrapando así que me he divertido muchísimo”, reconoció.

“La pista estaba muy mal, la verdad, tocabas un poco el acelerador y ya sentías que derrapabas, era muy difícil, pero el equipo ha hecho un gran trabajo porque la moto la han puesto muy, muy bien en agua y estoy contento, son veinte puntos más para casa en una carrera así, que es importante acabar encima de la moto”, afirmó Maverick Viñales.

Assen (Holanda), 28 jun (EFE).- El español Esteve “Tito” Rabat, líder del mundial de Moto2 y octavo al final de la carrera holandesa disputada en Assen, afirmó que para él había sido “una carrera complicada”.

“En mojado no he ido mal, pero según se ha ido secando he hecho completamente lo contrario a lo que hago siempre, que suelo ir a más al final y es que en seco no podía mantener la velocidad, no podía mantener la línea y me iba para fuera”, explicó Rabat.

“He hecho lo que he podido, he dado el máximo de mí y ahora, a pensar en Alemania”, agregó.

“Con carreras así hay que ser competitivo a pesar de las malas condiciones, y no lo soy, por lo que hay que buscar una solución, y seguro que puedo serlo, el problema es encontrar el cómo”, adujo Rabat.

Assen (Holanda), 28 jun (EFE).- El australiano Anthony West (Speed Up) se adjudicó el triunfo en el Gran Premio de Holanda de Moto2 que se disputó en el circuito de Assen en unas condiciones caóticas durante algunos momentos.

West logra una nueva victoria once años después, ya que no vencía desde que lo hiciese en este mismo escenario y en las mismas condiciones en la carrera de 250 c.c. de 2003.

No comenzó demasiado bien la carrera para “Tito” Rabat, que en la vuelta de formación sufrió una caída en una zona del circuito en la que comenzó a llover copiosamente y que le obligó a entrar en su taller mientras todos los pilotos estaban ya en la salida.

Pero entonces comenzó a granizar también en la formación de salida y se activo el nuevo protocolo, por el que se aplazó la misma por parte de Dirección de Carrera y todos los pilotos tuvieron que regresar a sus talleres para hacer los cambios pertinentes y dar dos vueltas a la pista pasando en ambas por la calle de talleres.

El objetivo de esas dos vueltas fue para comprobar los pilotos el estado general de la pista, algo que se hará a partir de ahora en todas las categorías si la lluvia aparece en la vuelta de formación.

Así, “Tito” Rabat pudo ver como sus mecánicos reparaban la moto y él podía dar las dos vueltas, con nuevo susto incluido, para ocupar su puesto en la salida -primero-, mientras el cielo parecía abrirse y se alejaba tímidamente la amenaza cierta de lluvia, pero con la carrera declarada de “mojado”.

Entonces llegó la guerra de estrategias para la elección de los neumáticos pero cuando el semáforo se apagó Rabat salió primero, aunque enseguida le superaron Sam Lowes (Speed Up), Simone Corsi (Kalex) y Mika Kallio (Kalex), pero con 24 vueltas por delante y el circuito en unas condiciones muy delicadas los sustos se convirtieron en la principal noticia.

Rabat, sin querer asumir absolutamente ningún riesgo inicial, optó por dejar hacer a sus rivales y por ello que al término del primer giro marchase octavo.

Simone Corsi y Sam Lowes se enzarzaron en su propia pelea por la primera posición, con constantes sustos para ambos mientras que los “paseos” por la calle de talleres para cambiar neumáticos comenzaron a prodigarse.

Al dúo Lowes y Corsi, por delante, lo intentó alcanzar el español Julián Simón (Kalex), autor de la vuelta rápida en el tercer giro, pero el italiano comenzó a marcar un ritmo consistente que le permitió empezar a alejarse del británico y del español con varias vueltas rápida consecutivas.

Las condiciones del asfalto no permitían asumir demasiado riesgos, aunque poco a poco se fue secando, pero llegaron los primeros errores, como el de Sam Lowes, que se fue por los suelos en dos ocasiones, durante la novena vuelta, y la carrera por eliminación comenzó en las posiciones de cabeza.

Dos vueltas después le tocó el turno al líder de la carrera, Simone Corsi, que dejó la primera posición al australiano Anthony West (Speed Up), auténtico especialista en agua, seguido muy de cerca por los españoles Julián Simón y Maverick Viñales (Kalex).

Simón fue perdiendo fuelle y eso lo aprovechó primero Viñales para instalarse en la segunda plaza y comenzar una lenta pero metódica caza de West, ya con un “carril seco” por el asfalto, mientras Simón iba viendo como le superaban sus rivales a cada giro para acabar séptimo.

Además de Viñales, con la pista secándose a marchas forzadas, se engancharon a esa pelea por la victoria tanto Luis Salom (Kalex), que poco después, en el vigésimo giro se cayó, como el finlandés Mika Kallio, compañero del líder del mundial, que “naufragó” en las condiciones de la carrera holandesa y acabó relegado a la octava posición.

En las vueltas finales West supo aguantar la presión para adjudicarse la victoria por delante de Maverick Viñales y Mika Kallio.

Las difíciles condiciones del trazado holandés provocaron no pocas caídas, si bien los pilotos lograron recuperar sus motos y continuar, como en el caso de Luis Salom (Kalex), al final decimoquinto cuando instantes antes peleaba por el podio, por delante de Ricky Cardús (Tech) con Román Ramos (Speed Up) decimonoveno, “Nico” Terol (Suter) vigésimo segundo y Jordi Torres (Suter) vigésimo sexto. Juan Antonio Lladós

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo