Uruguay, herido y ofendido, arropa a Luis Suárez como su gran héroe

Por Publimetro Colombia

Montevideo, 28 jun (EFE).- La dura sanción que la FIFA impuso a Luis Suárez por haber mordido a un rival durante el Mundial despertó la ira de todo el Uruguay, que la recibió como una profunda ofensa y prácticamente un ataque directo a la nación, que se volcó intensamente para arropar a su estrella “injustamente” mortificada.

Desde que el organismo rector del fútbol mundial dio a conocer el jueves la medida, nadie en este pequeño país de 3,3 millones de habitantes parece ser ajeno a un caso en el que, al revés de lo que ocurre en el resto del mundo, Suárez es la víctima junto con todo un país apasionado por el balompié, “perseguidos” ambos por los poderosos intereses que rigen el deporte mundial.

Todos los uruguayos, desde el presidente José Mujica, hasta los conductores de los autobuses de Montevideo, pasando por los líderes sindicales, la prensa, los personajes de la farándula y los representantes de la oposición, saltaron indignadísimos contra la “mafia del fútbol” y el “acoso” contra el futbolista e hicieron despertar un nacionalismo pocas veces visto en el país.

Poco importa que Suárez mordiera al italiano Giorgio Chiellini en el hombro en un lance anodino del partido y que ésta fuera la tercera vez que el jugador se comporta así en un terreno de juego.

La rabia va contra la sanción en sí -nueve partidos internacionales, cuatro meses alejado totalmente del fútbol, expulsión del Mundial y unos 100.000 dólares de multa-, hacia el inusual procedimiento que se siguió para imponerla -de oficio-, y por la presión que países como Inglaterra o Italia hicieron para que Suárez fuera castigado.

“En primer lugar hay que decir que Uruguay es un sitio muy pequeño, y en segundo lugar que tiene una larga y exitosa tradición futbolera. Estas dos conjunciones hacen que todo el caso se interprete como que los grandes poderes quieren destruir esta pasión nacional uruguaya que es muy dada a triunfar frente a los poderosos”, explicó a Efe Susana Mallo, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República.

La socióloga explicó que de este modo la reacción ante la sanción, que algunos representantes sindicales llegaron a calificar como “casi violatoria con los Derechos Humanos”, es vista como una “represalia”.

“Aquí, otra vez los grandes se comen a los chicos. En este país la pasión futbolera es profunda y por eso se ve como un organismo tan poco santo como la FIFA ha incurrido en una agresión, contra Suárez y contra todos”, añadió.

Para el periodista Martín Aguirre, redactor responsable del diario El País, la “afrenta” percibida en Uruguay por el caso obedece también a que el delantero “entra en el imaginario colectivo del país de lo que debe ser un jugador de fútbol”, que convierte en algo “glorioso” vivir “al borde del reglamento”.

“Aquí gusta el prototipo de jugador que no se guarda nunca nada, y Suárez es el apoteosis de ese estilo de juego. Nadie está de acuerdo con actitudes como el mordisco, pero la gente lo ve como parte de un todo. Suárez da todo, pero también tiene estas cosas, el muchacho es así”, indicó Aguirre.

Sin embargo, para el periodista, la reacción desatada en Uruguay por este tema tiene más que ver con “un cierto complejo de inferioridad” que siempre existe en el país y que se refleja en la creencia “de que siempre hay un complot” contra él.

“En Uruguay se dice que porque el país es chico y pobre y gana a los grandes, molesta a los poderosos y a la gente con dinero, y que por eso es blanco de operaciones fraudulentas…No creo que sea verdad, pero toca una fibra íntima del uruguayo y por eso hay ahora tanta solidaridad”, añadió.

La FIFA, un organismo “muy opaco” se presta muy bien para potenciar esta “victimización” del Uruguay, que a su vez dispara el “gran nacionalismo” que existe en el país.

“Este sentimiento es algo hipócrita, pues los uruguayos se la pasan diciendo que no lo somos y nos burlamos de Brasil o Argentina, que andan siempre con la bandera. Pero hay pequeñas cositas que lo disparan, como el fútbol, y es bastante fuerte”, añadió Aguirre.

Mallo coincidió con Aguirre con este brote “pasional” que vive el país, que se cree “muy suave” pero que puede tener “grandes pasiones y exabruptos”.

Sin embargo, también apuntaron que más allá de la rabia por esta situación, poco más puede hacer el Uruguay ante la FIFA, salvo una cosa.

“Podría ganarle a Colombia en cuartos de final y enfrentarse a Brasil, eso estaría buenísimo”, culminó Mallo.

Río de Janeiro (Brasil), 28 jun (EFE).- Varias de las esposas y novias de futbolistas uruguayos que participan en el Mundial se solidarizaron hoy con Sofía Baldi, la esposa del goleador celeste Luis Suárez sancionado con nueve partidos de suspensión y cuatro meses de inhabilitación por la FIFA.

Karina Roncio, la esposa del capitán de la selección uruguaya Diego Lugano y Paz Cardoso, que se casó el pasado año con Diego Forlán elegido como el mejor jugador de la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, se fotografiaron con carteles de apoyo a Baldi y subieron las fotos a las redes sociales.

Patricia Callero, la novia del portero uruguayo Fernando Muslera, y la eslovaca Miska Hamsik, casada con el todoterreno Walter Gargano, también participaron en los mensajes de solidaridad por la sanción a Suárez.

“Todas contigo Sofi”, “Todas somos Suárez”, “Arriba Uruguay”, “Garra Charrúa” y “De oficio todos o ninguno”, en relación a la acción de la FIFA, se puede leer en los carteles.

Luis Suárez fue sancionado con nueve partidos de suspensión y cuatro meses de inhabilitación para toda actividad relacionada con el fútbol por morder al italiano Giorgio Chiellini, en el minuto 80 del partido que Uruguay venció el martes por 0-1 a Italia en el estadio Das Dunas de Natal en la última jornada del Grupo D del Mundial de Brasil.

Además, se le impuso una multa que asciende a 100 000 francos suizos (unos 82.200 euros y 111.700 dólares).

La sanción supuso además el retiro de Suárez del Mundial que el viernes viajó desde Natal de regreso a Montevideo junto a su esposa e hijos.

Los celestes se enfrentan hoy con Colombia en partido que definirá un boleto para los cuartos de final del Mundial y se jugará en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Río de Janeiro, 28 jun (EFE).- Luis Suárez, delantero de la selección de Uruguay suspendido por la FIFA con nueve partidos y cuatro meses de inhabilitación por morder al italiano Giorgio Chiellini, aprovechó hoy para agradecer todo el apoyo recibido en las últimas horas.

Suárez, quien en su regreso a su domicilio incluso tuvo que salir al balcón con sus hijos en brazos a saludar al público que le animaba, aprovechó su cuenta oficial en una red social para extender el agradecimiento.

“Hola a todos, escribo este mensaje para dar las gracias a todas las muestras de apoyo y cariño que estoy recibiendo. Tanto yo como mi familia se lo agradecemos mucho. Muchas gracias por estar a mi lado”, afirma el atacante del Liverpool.

Así mismo, tiene una referencia de respaldo a la selección uruguaya, que hoy se enfrentará a Colombia en el Maracaná en partido de los octavos de final del Mundial: “Quiero que todos hoy apoyemos a mis compañeros de selección para el partido contra Colombia”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo