¡Definitivo! Los "gringos" están locos por el fútbol y el Mundial

Galería: Los aficionados estadounidenses están sorprendiendo al mundo

Por Miguel Velazquez

Estados Unidos es un país con una historia deportiva bastante admirable: es la cuna de muchos deportes, pero pocas veces el fútbol había tenido tanto éxito como está sucediendo con el Mundial Brasil 2014.

Y es que se ha dado a conocer que el infartante partido entre Portugal y Estados Unidos, jugado el fin de semana pasado, fue el más visto en la historia de la televisión nacional, de acuerdo a ESPN. Alcanzó más de 18 millones de televidentes; lo cual impuso un nuevo récord. Superó los 17 millones 975 mil televidentes de la final de la Copa Mundial de Fútbol Femenino de 1999, entre Estados Unidos y China.

Además, la nación norteamericana fue el segundo país que más entradas compró para la Copa del Mundo, solamente superado por los anfitriones. De acuerdo al sitio del Gobierno Federal Brasileño, los estadounidenses adquirieron 198 mil 208 entradas para la Copa del Mundo, les siguen Argentina con 61 mil 477, Alemania con 58 mil 983 e Inglaterra con 58 mil 105.

Este sorprendente interés por el balompié ya ha preocupado a algunos sectores. De acuerdo a una encuesta informal realizada por Captivate Network, el 50% de los trabajadores ha visto o escuchado los partidos en horas de trabajo. De acuerdo a la misma encuesta, el 32% de los trabajadores creen que ha disminuido la productividad durante las dos semanas de que llevamos de la Copa del Mundo.

La Selección estadounidense ha bromeado con el tema y horas antes del partido contra Alemania publicó una nota “firmada” por el director técnico Jurgen Klinsmann. En ella se puede leer: “A quien corresponda. Por favor disculpe que ________ falte a trabajar el jueves 26 de junio. Entiendo que eso puede reducir la productividad de su lugar de trabajo, pero le puedo asegurar que es por una buena causa”.

Aquí la carta completa

¿Más? Así celebraron en Nueva York el avance a los octavos de final en Brasil 2014. El emblemático Empire State Building se iluminó con los colores patrios para celebrar que Estados Unidos sigue con vida en la Copa del Mundo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo