Sus dedos lo dicen: “hexacampeón”

Por Pablo Cavada

Brasilia. Una familia con seis dedos en manos y pies se ha hecho famosa por representar el sueño de Brasil: que la ‘verdeamarela’ gane la sexta copa del mundo de su historia. PUBLIMETRO conoció su particular historia

Cuando llegamos al edificio donde vive la familia Santos (Aguas Claras, a las afueras de Brasilia) veo a un jardinero con guantes de goma trabajando entre las plantas. Me imagino que esta familia con seis dedos en cada mano y pie debe tener problemas para conseguir cosas así. “Mi sueño es tener unos guantes”, nos dice Ana Carolina (28), aunque se apresura a agregar que aparte de eso no encuentra ningún otro impedimento en la alteración genética que tiene: “Es mejor, dicen que es la evolución”, comenta riendo.

Su madre, Silvia Santos, tuvo la ocurrencia de reunir a la familia, que tiene 14 integrantes con polidactilia, para alentar a Brasil a conseguir el hexacampeonato en la Copa del Mundo. Hizo la invitación en Facebook, la que fue compartida por uno de sus hijos y así la historia llegó a conocerse en el resto del planeta. En la fiesta junina de São João (típica en Brasil en este mes) aprovechará para el gran encuentro en su casa.

Silvia nos muestra un papel que cuenta la historia de Cervera de Buitrago, un pueblo español que llamó la atención del mundo científico en la década del cincuenta porque sus habitantes tenían la alteración genética de presentar seis dedos en las extremidades y desarrollaron un sistema numérico original basado en el número seis. “Para ellos las personas con cinco dedos tenían una deficiencia física”, recalca el documento.

La abuela paterna de Silvia fue la primera de la que sabe nació con polidactilia. Y su padre, quizás por lo mismo, fue un gran músico y uno de los fundadores en Brasilia del ‘Clubo do Choro’, un ritmo típico de Brasil. Él tenía gran habilidad para tocar el cavaquinho, instrumento portugués de cuatro cuerdas, similiar al cuatro colombiano (de la zona de Santander y los Llanos Orientales). Ella nos regala su libro, cuya portada trae una ilustración de ‘Míster Six’, como lo llamaban, y una gran mano de seis dedos.

El hexacampeonato…
Las manos de esta familia representan lo que todo Brasil quiere: el hexacampeonato mundial. “Espero que gane esta vez. Nosotros vamos a hacer la fiesta de São João para reunir a todos los ‘hexas’ por primera vez”, señala Silvia.

Ella explica que “después de que Brasil fue pentacampeón, todas las copas siguientes las hemos relacionado con nuestros dedos, esperamos con ansias la sexta y poder levantar nuestras manos”.

Su hijo (João de Assis) de 15 años y su hermano mayor han sido los únicos miembros de la familia que han asistido a un partido de esta Copa. El primero en Brasilia entre Ecuador y Suiza. João es torcedor de Flamengo y su ídolo es Neymar, pero también le gusta Júlio César por su lugar, que también es de arquero.

No fueron sus amigos los que lo alentaron por tener seis dedos para que ocupara el arco, la explicación es más simple: “Es porque no soy muy bueno”, dice. Para él, tener guantes para atajar es un trabajo aparte. Compra dos pares y de uno saca dos dedos para incorporar al otro y poder tener los 12 dedos listos para atajar.

Aunque, como su abuelo, él también tiene condiciones musicales. Toma su guitarra y toca para nosotros Blackbird, de The Beatles con gran habilidad. “Es más sencillo hacer algunas posiciones con la mano izquierda, que es la que asegura las cuerdas”, dice. Y agrega que para tocar con la mano derecha hace lo mismo que una persona con cinco dedos.

Un sueño mayor
Sobre las polémicas que han surgido en Brasil con los gastos en la Copa, Silvia afirma que “las manifestaciones son válidas, pero es el momento de confraternizar” para que Brasil sea campeón.

Ella sueña con que su país llegue a la gran final y poder vivir ese momento en el estadio, donde quisiera ser conocida por sus dedos.

Cuando le preguntamos qué sería de ellos después de un hexacampeonato, su hija se apresura a responder, mira sus dedos y los muestra: “Buscaremos llegar a los 12 campeonatos”, ríe.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo