Nadal supera las dudas y vence a Klizan en su debut en Wimbledon

Por Publimetro Colombia

Londres, 24 jun (EFE).- El español Rafael Nadal, número uno del mundo, se repuso hoy de un primer set en contra ante el eslovaco Martin Klizan, 51 del ránking, para firmar después su pase a la segunda ronda de Wimbledon (4-6, 6-3, 6-3 y 6-3), en cerca de tres horas.

El mallorquín, que el año pasado cayó en el primer partido del torneo ante el belga Steve Darcis, se medirá ahora al checo Lukas Rosol, número 52 de la ATP, el tenista que hace dos años le envió a casa en la segunda ronda en el All England Club.

A sus 28 años, Nadal alcanzó hoy la victoria número 700 en el circuito, una frontera simbólica que tan solo han cruzado otros diez tenistas en la historia.

Con todo, el segundo cabeza de serie en Londres, por detrás del serbio Novak Djokovic, sufrió más de la cuenta al inicio del duelo con Klizan.

Mientras en la pista 1 del All England Club el suizo Roger Federer se deshacía sin aparente esfuerzo del italiano Paolo Lorenzi, 83 del mundo, Nadal cedía el primer set ante un rival que aprovechaba su potencia al saque y su astucia en los intercambios para amargarle la tarde al mallorquín.

“Este tipo de partidos son peligrosos. Ya sabía que es imposible jugar al máximo en el primer partido. Mi meta era ganar. El siguiente partido también será duro”, afirmó Nadal tras el duelo.

“No he jugado mucho en hierba en los últimos años y eso afecta tanto al ritmo como a la confianza. Hay que luchar cada punto, no hay otro camino”, dijo el español.

Nadal ha entrenado en los últimos días su servicio con especial intensidad con el objetivo de superar con garantías los dos primeros golpes de cada punto, quizás el aspecto más débil de su juego en hierba, pero aún así estuvo desafinado durante la primera hora.

El mallorquín, dos veces campeón en Wimbledon (2008 y 2010) se concentraba en imprimir fuerza a sus tiros desde el fondo, pero se sorprendía una y otra vez ante las dejadas con las que Klizan insistía en cazarle con el paso cambiado.

La central estalló en murmullos cuando el primer parcial cayó del lado del eslovaco y volvieron a la mente del público de la pista central los nombres de Darcis y Rosol, dos desconocidos en el circuito hasta que derribaron a Nadal a las primeras de cambio en las dos últimas ediciones de Wimbledon.

El eslovaco casi se veía incluido en ese selecto club cuando disfrutó al inicio del segundo parcial de tres bolas de rotura, pero el español recobró allí el pulso del partido.

Nadal ganó agresividad y comenzó a buscar con más insistencia el revés del eslovaco, ahora sí superado por el empuje del número uno del mundo, que cerró el segundo set con un saque directo y, lanzado, se anotó también el tercero.

El noveno título de Roland Garros, conquistado hace apenas dos semanas en París, ha infundido ánimos para afrontar con confianza el que quizás es el torneo más exigente para el físico del español, marcado por una lesión de rodilla que está superada, aunque no olvidada, y con molestias recurrentes en la espalda.

Superados los problemas iniciales ante Klizan, Nadal arrancó el cuarto set con un juego en blanco, insistiendo en enviarle al eslovaco bolas hacia la derecha que el zurdo sufría para devolver.

Nadal, firme al servicio en el segundo tramo del partido, cerró con solvencia un duelo en el que se habían aparecido los viejos fantasmas de años anteriores en la central del All England Club, donde el español no muestra su mejor cara desde 2011, cuando perdió la final ante el Djokovic más inspirado de su carrera, el que ganó Australia, Wimbledon y Estados Unidos la misma temporada.

Con la victoria de Nadal, que dejó escapar una bola de partido con 5-3 en el cuarto set antes de cerrar su duelo, y las de Federer, Djokovic y el británico Andy Murray en primera ronda, los cuatro primeros favoritos están listos para continuar la batalla por Wimbledon en la segunda.

Londres, 24 jun (EFE).- El español Rafael Nadal afirmó hoy, tras remontar un set ante el eslovaco Martin Klizan en la primera ronda de Wimbledon, que necesita recuperar los “automatismos” del juego en hierba tras varias temporadas en las que prácticamente no ha jugado sobre esta superficie.

“Fue un partido positivo. Estoy feliz por la victoria. Primero porque gané y después porque no he jugado en esta superficie en casi tres años. Es como si empezara de nuevo en la hierba”, señaló en la rueda de prensa posterior al duelo el número uno del mundo, que los dos últimos años ha caído en las primeras rondas de Wimbledon.

Nadal subrayó que la diferencia fundamental este año respecto a los dos anteriores es la “ilusión” con la que afronta el torneo.

“Lo más positivo es que mentalmente me he encontrado con ilusión y ganas. En los dos últimos años no había estado con esa mentalidad porque me veía incapacitado físicamente”, dijo el segundo cabeza de serie en el All England Club.

El español resaltó que necesita ganar “confianza en algunos tiros y volver a encontrar esos automatismos necesarios para estar seguro en cualquier superficie”

“La única forma de lograrlo es jugar partidos como este”, dijo Nadal.

“Cuando estoy jugando unas semifinales de Roland Garros no tengo que pensar qué tengo que hacer, todo viene automático, sé cómo debo jugar. Aquí, en cambio, debo ajustar mis movimientos, el ritmo, encontrar las sensaciones de velocidad con la bola, fijarme en los lugares correctos para servir”, analizó Nadal.

El mallorquín cedió un primer set en el que se mostró dubitativo, pero superó después sus debilidades y resolvió con solvencia el partido con Lizan.

“Fue un partido difícil y el primer set todavía más. Pude luchar, intenté encontrar algunas soluciones, hice algunos cambios durante el encuentro”, reflexionó Nadal, que subrayó que todavía no está al “cien por cien” de su capacidad sobre hierba.

Cuando el español perdió hoy el primer set en la pista central del All England Club, regresaron a la mente de los espectadores los fantasmas de los últimos dos años, cuando cayó antes de lo previsto a manos de dos rivales más débiles a priori, el belga Steve Darcis (2013 en primera ronda) y el checo Lukas Rosol (en 2012 en segunda), su próximo rival.

Nadal, sin embargo, aseguró que esos tropiezos no lastraron su juego esta tarde.

“Cuando estás en el partido no piensas en lo que pasó hace uno, dos o cinco años. Piensas en el próximo punto, en hallar soluciones para este partido. El pasado es el pasado y no lo puedes cambiar”, afirmó el español.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo