Nadal se deshace de la promesa austríaca Thiem para acceder a la tercera ronda

Por Publimetro Colombia

París, 29 may (EFE).- El español Rafael Nadal, número uno del mundo y defensor del título de Roland Garros, logró hoy la clasificación para tercera ronda al derrotar al austríaco Dominic Thiem por 6-2, 6-2, 6-3 en 2 horas y 5 minutos.

Pese a la contundencia del marcador, Nadal mostró algunas lagunas ante un prometedor jugador, de 20 años, llamado a grandes cosas en el circuito internacional, pero al que faltó la experiencia y solidez necesarias para inquietar a la mejor raqueta del momento.

En el primer set Nadal cedió en una ocasión su saque, al igual que en el tercero, donde estuvo varios minutos por debajo en el marcador, antes de recuperar la iniciativa y acabar cerrando el duelo.

“Es, con toda seguridad, una futura estrella, lo hace todo bien, tiene golpes muy fuertes y juega muy bien desde el fondo de la pista”, aseguró el mallorquín, que persigue levantar la novena Copa de Mosqueteros.

En el primer contacto de Nadal con la pista central de Roland Garros, escenario de sus mayores logros, el español, que había debutado en la segunda cancha más importante del estadio, afirmó que había tenido buenas sensaciones.

“Para mí siempre es un honor regresar a esta pista. Esta vitoria es importante porque Dominic es un rival muy duro y porque noto que mi tenis mejora partido a partido”, señaló.

Nadal tuvo algún problema más que en su debut ante el estadounidense Robby Ginepri, cuando apenas encontró resistencia.

Frente a Thiem debió elevar el nivel, aunque la juventud e inexperiencia de su rival, que disputaba el cuarto partido a cinco sets de su carrera, ayudó a controlar la situación.

El español sumó así su triunfo número 60 en el Grand Slam de tierra batida, igualando el récord logrado la víspera por el suizo Roger Federer, que se convirtió en el primer tenista en sumar esos triunfos en todos los grandes.

Nadal se enfrentará por un puesto en octavos de final al ganador del partido entre el argentino Leonardo Mayer y el ruso Teymuraz Gabashvili.

París, 29 may (EFE).- Rafael Nadal se mostró muy satisfecho con su rendimiento en su segundo partido en la presente edición de Roland Garros, contra el austríaco Dominic Thiem (6-2, 6-2 y 6-3), que consideró “muy completo”.

En el asalto a su novena Copa de los Mosqueteros, el español sigue un itinerario diferente al de otros años. Normalmente aparecía en París habiendo dominado la temporada de tierra batida, en la que se mostraba intratable, pero sus primeros partidos en Roland Garros no eran convincentes.

“Me conformaba con ganar para poder seguir avanzando y tener la ocasión de progresar. Luego, ganaba cuando había que ganar”, confesó el español, que solo suma una derrota en la capital francesa.

Este año, sin embargo, llegó sin haber dominado en arcilla y, por vez primera desde que levantó su primera Copa de los Mosqueteros, habiendo concedido tres derrotas en esa superficie.

Pero sus dos primeros partidos en Roland Garros han sido completos, sin margen de error.

“Creo que he hecho todo lo que tenía que hacer contra un rival complicado, que está llamado a ser una estrella en los próximos años. He contrarrestado sus ataques, le he hecho saber que tenía que atacar siempre una vez más”, aseguró.

“Lo más positivo ha sido el partido en general, un partido bastante completo en el que conseguí una estabilidad a nivel tenístico y general. Cometí pocos errores. Respondí bien en todo momento”, aseguró.

Nadal tuvo muchas palabras elogiosas para su rival de hoy, de 20 años y un tenis prometedor que le han llevado a ser el más joven integrante de los que figuran entre los 100 mejores del mundo.

“Nuestra generación está en una fase final, llevamos muchos años. Lo lógico es que los jóvenes vayan sustituyéndonos, no será drásticamente pero irá pasando poco a poco. Este tiene muchas cosas positivas para ser uno de los sucesores”, afirmó.

Comparándolo con su aterrizaje en la elite del tenis, Nadal le vio varias ventajas, sobre todo su saque, del que dijo que es mucho mejor que el que él tenía.

“Todo dependerá de su evolución, pero creo que lo puede tener más fácil que yo, que no tenía un servicio tan bueno como el suyo. Pero lo demás lo tiene todo. Quizá tiene que aprender a moverse mejor, pero eso es algo que se entrena y se mejora”, indicó.

El español se medirá por un puesto en los octavos de final al argentino Leonardo Mayer, que derrotó al ruso Teymuraz Gabashvili por 6-2, 4-6, 6-4 y 6-4.

Ese duelo hispano-argentino se ha repetido en dos ocasiones, sin que Mayer haya ganado un set.

En el torneo de Indian Wells de 2013 tenían que haberse enfrentado una tercera vez, pero unos problemas en la espalda del argentino le impidieron comparecer.

Nadal destacó la dificultad de batir a Mayer, “un rival con mucha potencia, tanto en el saque, como en el revés y la derecha”.

“Tiene fuerza, la pelota le corre muchísimo, le conozco muy bien. Tienes que estar preparado para aguantar, moverle, porque aguanta muy bien”, analizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo