Ramón Díaz se tomó cuatro minutos para despedirse de River, que busca sucesor

Por Publimetro Colombia

Buenos Aires, 28 may (EFE).- Ramón Díaz afirmó hoy que logró el objetivo de poner al River Plate “en lo más alto” del fútbol argentino en su despedida tras haber presentado ayer su renuncia.

Luego de lograr el título del Torneo Final, y de haber ganado la Superfinal a San Lorenzo, el técnico decidió ayer no continuar como entrenador para la próxima temporada.

“Estoy feliz cuando llegué al club sólo se hablaba del descenso y hoy River es protagonista al más alto nivel”, afirmó Ramón en una conferencia donde no aceptó preguntas.

“Conseguimos todo lo que los hinchas queríamos, conseguimos el torneo, le ganamos tres veces a Boca, le ganamos a los más grandes de la Argentina, clasificamos a las copas, ganamos la Superfinal”, añadió el entrenador que de esta manera cerró su tercer ciclo en la institución.

“Anoche pasamos una noche extraordinaria con los jugadores, festejamos juntos. Les agradezco a los futbolistas. Me encanta esta profesión y la voy a seguir ejerciendo”, finalizó el ahora exentrenador ‘millonario’ en su exposición de apenas cuatro minutos.

Dos horas más tarde el presidente Rodolfo D’Onofrio junto con el secretario técnico del club, el uruguayo Enzo Francéscoli, dieron su punto de vista sobre la salida del entrenador.

“Quiero que quede claro lo que pasó en esa reunión, donde estaba yo, el mánager Enzo Francescoli, Ramón Díaz, su representante y Emiliano Díaz. La charla no duró ni tres minutos ni una hora. Se extendió poco más de media hora”, comenzó la exposición D’Onofrio.

“Ante las decisiones de los hombres, lo único que se puede hacer es comprenderlas y aceptarlas. Ha hecho un trabajo excelente. Ramón y Labruna siempre serán los más ganadores”, agregó el presidente.

En relación al futuro, Enzo Francescoli relató: “Tenemos que tomarnos un tiempo para analizar las alternativas, pensar y definir qué es lo más conveniente para River en este momento y quién es el indicado para reemplazar al cuerpo técnico que se fue”.

“En principio, Gustavo Zapata y su equipo ya tomó contacto con el primer equipo y viajarán ellos a México para disputar el superclásico”, en relación al duelo con Boca Juniors, este sábado en la capital mexicana.

Buenos Aires, 28 may (EFE).- La renuncia de Ramón Díaz ayer como entrenador del River Plate, flamante campeón, volvió a poner en escena la dificultad que tienen los clubes argentinos para sostener proyectos a largo plazo.

En su tercer ciclo al frente del conjunto millonario, el técnico más ganador de su historia volvió a cerrar un ciclo abruptamente tras una consagración, como lo había hecho en 2002 con José María Aguilar como presidente.

Las diferencias con los actuales directivos de la institución, la imposibilidad de reforzar la plantilla junto con la necesidad de vender jugadores al exterior, y la falta de respaldo fueron los motivos que marcaron otro adiós de Ramón Díaz.

Poco importó el título logrado en el torneo Final, tras seis años sin festejos, o la Superfinal ganada ante San Lorenzo para seguir apostando por un ciclo que apenas duró un año, cinco meses y quince días.

Con la salida de Ramón Díaz del River Plate, el fútbol argentino suma su tercer técnico campeón que deja su cargo tras un título luego de las partidas de Gerardo Martino en Newell’s Old Boys y Juan Antonio Pizzi en San Lorenzo.

Si bien en estos últimos dos casos el final de los ciclos se debió a la partida de ambos técnicos a la Liga española, la estadística señala que de los 20 entrenadores de la Primera división del fútbol argentino el de mayor antigüedad es Ricardo Zielinski en el Belgrano con cuatro años en el club cordobés.

La partida de Ricardo Gareca al Palmeiras brasileño tras cinco años y medio en Vélez Sarsfield marcó un hito difícil de imitar o igualar en las tierras gauchas.

El antecedente más prolongado en la Primera división del fútbol argentino había sido José ‘Pepe’ Romero en All Boys, con seis años y dos ascensos en su haber.

Esta situación genera la rotación constante de entrenadores en los clubes argentinos y que algunos técnicos regresen entre dos y tres veces a una misma institución.

Carlos Bianchi en Boca Juniors, Ramón Díaz en River Plate, Miguel Ángel Russo en Rosario Central, Reinaldo Merlo en Racing Club, Pedro Troglio en Gimnasia y Esgrima La Plata, Claudio Borghi en Argentinos Juniors, Gustavo Alfaro en Arsenal de Sarandí o Ricardo Caruso Lombardi en Quilmes son algunos de esos casos

Las urgencias de los resultados, la falta de solvencia económica, las dificultades para mantener a plantillas, la cotización de los técnicos argentinos en el exterior y la incapacidad de sustentar un proyecto son algunos argumentos que determinan esta realidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo