Nicole Regnier: La cara bella de los que lo necesitan

Lado B. Su talento en las canchas la ha llevado a las selecciones femeninas, pero encontró su lado más humano

Por THOMAS BELTRÁN

La carrera de Nicole Regnier creció de un momento a otro como espuma. El país comenzó a conocer de ella por la belleza natural de la mujer vallecaucana, que combina a la perfección con el fútbol. Sin duda la mezcla perfecta para cualquier hombre.

Tiene apenas 19 años y confiesa que su amor es el balón de fútbol. En Cali eligió ese deporte en su vida y hasta ahora ha dado buenos resultados, con constantes llamados a los seleccionados colombianos sub-17 y sub-20.

De un momento a otro Nicole se convirtió en una mujer famosa, hasta el punto de ser comparada con Radamel Falcao pero en la selección Colombia femenina.

Su corta edad no fue impedimento para sacar su lado más humano y decidir apoyar, con Unicef, la causa de los niños más vulnerables. Esa misión llevó a que el organismo internacional la nombrara embajadora de buena voluntad, un honor que pocos tienen.

Lado A
Talento y belleza en el fútbol femenino
¿Por qué cree que su carrera creció tan rápido?

Cuando uno obra bien le va bien, eso es lo primordial y además voy de la mano de Dios y nada puede faltarme.

¿Cuáles son los planes en lo deportivo en 2014?
Pronto tendremos buenas noticias en lo deportivo, y en cuanto a la selección hay Copa América a finales de este año y esperamos poder estar ahí. Ya llevamos un proceso desde sub-17 y sub-20, es un gran equipo.

¿Es un sueño su llegada a la selección de mayores?
No solo yo quiero estar, sino que es un deseo de todas mis compañeras poder hacer parte de la selección de mayores. Lo que se aproxima es grande y pronto viene la fase de preparación para los Olímpicos de 2016 en Brasil.

¿Se considera una figura?

Uno no se cree una figura, es algo que lo define la gente. Sé que en este momento, por los mensajes, no puedo decir que sea una inspiración porque es algo muy grande, pero soy una motivación para las niñas que apenas están empezando a jugar fútbol.

¿A qué atribuye el fracaso de la sub-17 en el pasado Mundial?

En la sub-17 conozco a todas las jugadoras y son de una calidad tremenda. Simplemente hay veces que las cosas no salen, así hayan entrenado muy bien. Hay cosas que se salen de las manos a pesar de que son grandísimas jugadoras. Es un equipazo y los partidos que tuvieron fueron muy complicados. Es un proceso que hay que admirar y seguir.

¿Cómo define al técnico José Pékerman y lo que ha hecho con la de mayores masculina?
Pékerman, para mí, no hay otra palabra, es un genio. Sabe mucho, supo cambiar la mentalidad de un grupo. Logró encaminar a todos los jugadores hasta lograr que se clasificaran y creo que es algo de admirar porque cambió totalmente la selección teniendo los mismos jugadores y la misma base.

¿A qué futbolista admira?

Admiro a Falcao por su manera de ser, por su forma de entrenarse y porque creo que lo que le está pasando es simplemente un tropezón y sé que por su forma de ser lo va a lograr y va a jugar el Mundial.

Lado B
Su prioridad son los niños que tienen sueños
¿Qué significado tiene haber sido elegida embajadora de buena voluntad de Unicef?

Este reto es algo muy bonito, a la misma vez siento un compromiso enorme porque firmé algo importante en mi vida y me siento comprometida no solo con Colombia sino también con los niños. Implica ante todo mucha disciplina.

¿Qué funciones tiene un embajador de buena voluntad?

Un embajador de buena voluntad trata de inspirar a estos niños y, de cierta forma, trata de conectarse con ellos para darles un mensaje claro y que ellos puedan luchar por sus sueños a pesar de sus condiciones de vida.

¿Cuáles son las prioridades de los niños que ha visitado?

Me he conmovido muchísimo, todo ha sido impactante para mí. Sin duda alguna haber llegado a Soacha y ver que no tenían agua, no tenían nada y a pesar de eso eran niños felices. Eso fue algo que me llenó de motivación, de compasión con ellos. Jugamos un partido en una cancha de cemento y ellos lo tomaban como la final de un Mundial.

¿Desde su posición qué puede hacer por mejorar la situación de ellos?
A nivel deportivo y de calidad de vida se puede hacer mucho, pero sin duda alguna faltan muchísimas cosas. El deporte puede ser utilizado para sacar a los niños de la drogadicción, de la violencia, de las armas. El fútbol mueve pasiones y corazones, la idea es usarlo a favor de los niños para que puedan salir adelante.

¿Por qué aceptó este modelo de vida?
Soy muy feliz jugando en una cancha de cemento o tierra, y ahora, como embajadora de Unicef, llevando mensajes de alegría a las niñas y niños que han sufrido vulneraciones a sus derechos. El fútbol me permite mostrarles que los sueños se pueden lograr con disciplina, dedicación y obrando bien.

¿Cómo va a manejar el tiempo?
Ambas cosas se pueden llevar de la mano, simplemente hay que saber cuadrar la agenda. En Cali hay bastantes compañías para visitar y actividades que hacer por los que necesitan.

Vea también:

Fotos: Jugador, director técnico y ahora empresario

¡Qué goleadora! Ella es la deportista sexy de la semana

Al son de guitarra vuela González

En el arco rojo hay un modelo a seguir

MÁS DE PUBLISPORT AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo