Las ciudades malditas del deporte

Chicago, Nueva York, Cleveland, Puebla, Morelia, Ibagué y Valparaiso son ciudades hambrientas de triunfos.

Por Edgar Sanchez Sandoval

¿Maldición? ¿Malaria? ¿Coincidencia? O todos a la vez. En realidad no se sabe que pasa en estas ciudades, pero los equipos que hospedan se conocen más por tener fracasos que éxitos.

Las ciudades de Estados Unidos “malditas” son más evidentes, pues pueden contar con franquicias en la NBA, Grandes Ligas, NHL, NFL e, incluso, la MLS y algunas tienen sequías de títulos desde hace mucho tiempo.

Washington es el mejor ejemplo. La capital de Estados Unidos celebró un campeonato por última vez hace 10 años cuando el D.C. United ganó el título en la MLS; antes de eso no había conseguido un campeonato desde 1978, cuando los Bullets se llenaron de gloria en la NBA. Por si fuera poco, los Capitals nunca han conseguido la Stanley Cup de Hockey.

Otro ejemplo de una ciudad en la que sus seguidores no conocen las mieles del éxito es Cleveland. Es un lugar en el que los Indios de la Gran Carpa no ganan la Serie Mundial desde hace 64 años; en tanto, los Cavaliers de la NBA sólo llegaron en 2007 a la final de la NBA (con LeBron James en sus filas), que perdieron por blanqueada con los Spurs de San Antonio.

Otro caso similar se vive en San Diego. Los Cargadores de la NFL y los Padres de las Grandes Ligas se encuentran en la búsqueda de su primer título.

Chicago también abraza los éxitos a cuent a gotas. En la MLB, los Cubs no ganan la Serie Mundial desde hace 106 años, mientras que los Medias Blancas suman nueve temporadas sin coronarse en la Gran Carpa; en la NBA, los Toros aún sufren la partida de Michael Jordan y no se coronan desde 1998. A la lista negra se une el Fire de la MLS que aún no sabe lo que es ganar el título en la Liga de fútbol estadounidense. El único equipo que salva a la ciudad son los Blackhawks del hockey que conquistaron la corona en la campaña 2012-2013.

En el fútbol de América Latina también hay ciudades hambrientas de triunfos. En México, por ejemplo, Puebla no se corona desde 1990 y Morelia no es monarca desde hace ya 14 años.

En Chile, Cobreloa, que tiene su sede en Calama, suma una década sin campeonatos de Liga; Santiago Wanders, que representa a Valparaiso, se proclamó campeón por última vez en 2001; Palestino, de La Cisterna, Santiago, fue monarca en 1978; y Audax Italiano, de la santiaguina comuna de La Florida no se llena de gloria dede hace 57 años.

En Colombia, la ciudad de Ibagué no celebra títulos desde 2003, cuando Deportes Tolima consiguió el campeonato; en Paraguay le sucede algo similar al Barrio Obrero, que festejó un título en 2003, fecha en la que el club Sol de América llegó a lo más alto de su Liga; y en Ecuador, Liga del Deportivo Cuenca triunfó hace 10 años, mientras que Olmedo, que representa a Riobamba, no es el mejor de su Liga desde hace 14 años.

Son las ciudades malditas, del norte al sur del continente americano, aquellas que se encuentran hambrientas de un título que tarde o temprano anhelan que llegue.

Los ‘gorditos‘ talentosos del deporte

¡En el aire! Todas las imágenes del deporte esta semana

Impactantes imágenes de estadios olímpicos abandonados

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo