Schumacher fue operado de nuevo y muestra una "ligera mejoría"

Por Publimetro Colombia

París, 31 dic (EFE).- El expiloto alemán de Fórmula Uno Michael Schumacher fue operado por segunda vez la noche pasada y presenta una “ligera mejoría”, informaron hoy los médicos del hospital de Grenoble (sureste de Francia) donde está ingresado desde el pasado domingo.

“La situación está mejor controlada que ayer”, declaró el doctor Jean-François Payen en conferencia de prensa.

Tras someterle a un nuevo escáner y constatar una “ligera mejoría”, los médicos propusieron a la familia del exdeportista una nueva intervención, que se realizó durante la noche y duró unas dos horas.

Durante esa operación se pudo evacuar “sin riesgos” un hematoma, situado en el área izquierda del cerebro, y se le instaló un dispositivo para hacer disminuir la presión intracraneal, explicaron.

Un nuevo escáner practicado esta la mañana reveló una “ligera mejoría” en el paciente, que se mostró “relativamente estable” aunque “todavía hay muchas hemorragias” cerebrales, precisó el jefe del servicio de neurocirugía del centro hospitalario de Grenoble, Emanuel Gay.

“Las próximas horas son cruciales”, agregaron los médicos que atienden a Schumacher, que permanece en coma inducido y estado “crítico” y “frágil”.

El siete veces campeón de Fórmula Uno, que el próximo viernes cumplirá 45 años, se encuentra en ese estado desde el pasado domingo, cuando se golpeó violentamente la cabeza mientras esquiaba en los Alpes franceses.

“Hemos ganado un poco de tiempo en su evolución”, añadieron los médicos del hospital de Grenoble, que insistieron en que no pueden prever la evolución del paciente y subrayaron que aún queda “mucho camino por andar”.

Asimismo, señalaron que trasladar al exdeportista a otro hospital sería demasiado peligroso y subrayaron que el trato dispensado a Schumacher es el mismo que reciben el resto de pacientes de ese hospital.

Su esposa, Corinna, así como sus hijos, Gina María, de 16 años, y Mick, de 14, y su hermano, el también expiloto Ralf, le acompañan en el hospital.

Junto a ellos está un médico alemán y el cirujano francés Gérard Saillant, amigo personal de Schumacher.

“No se puede decir que esté ganado. Hay altibajos. Hoy está un poco mejor que ayer y mejor que el domingo”, resumió Saillant.

“Estamos un poco menos preocupados que ayer pero puede cambiar de un día a otro”, agregó Saillant.

Los doctores indicaron que volverán a comunicar sobre la salud de Schumacher solo si se producen evoluciones en su estado.

El expiloto se golpeó contra en la cabeza contra una roca cuando esquiaba fuera de pista el pasado domingo a las 11.00 hora local en la estación alpina de Méribel, donde tiene una residencia privada.

La violencia del golpe hizo que el caso que llevaba se partiera en dos y los servicios de socorro le trasladaron al cercano hospital de Moutiers.

Inicialmente, la estación señaló que el accidente no era grave, pero la salud del alemán empeoró y dos horas después del golpe tuvo que ser trasladado en helicóptero al hospital de Grenoble, con más medios.

Schumacher llegó el coma al hospital y fue sometido a una primera neurocirugía de urgencia. Para facilitar la recuperación cerebral, tras la operación se le mantuvo en coma artificial, estado del que no ha salido hasta ahora.

París, 31 dic (EFE).- Michael Schumacher no esquiaba a gran velocidad cuando sufrió el accidente el pasado domingo al golpearse la cabeza contra una roca que le rompió el casco, según la portavoz del excampeón de Fórmula Uno.

“Su casco se rompió, pero eso no significa que Michael (Schumacher) esquiara a gran velocidad”, señaló, antes de insistir en que “no iba deprisa” Sabine Kehm, la responsable del prensa del deportista, en declaraciones a los medios de comunicación en el hospital de Grenoble donde está ingresado desde el día del siniestro en estado crítico.

Señaló que el expiloto al tomar una curva se dio de bruces con una roca por “un encadenamiento de mala suerte”, y subrayó que el accidente se habría podido producir incluso si hubiera estado deslizándose a 10 kilómetros por hora.

La portavoz también precisó que Schumacher no estaba solo con su hijo de 14 años cuando se produjo el incidente el domingo por la mañana en la estación de esquí de Méribel, en los Alpes franceses, sino que iba con “un pequeño grupo de amigos.

Según su relato, ayudó a levantarse a uno de esos amigos que había sufrido una caída sin consecuencias y, al atravesar un espacio entre dos pistas, es donde se produjo el impacto contra una roca.

Por otro lado, Kehm pidió “a todo el mundo” que “dejen trabajar a los médicos y a la familia Schumacher pasar tiempo con Michael con tranquilidad”, después de que un hombre disfrazado de cura hubiera intentado llegar hasta la habitación donde se encuentra el deportista, en estado de coma inducido.

Señaló que, de acuerdo con lo que le habían contado, fue un periodista el que se intentó colar en la habitación de Schumacher.

Los médicos que lo tratan dijeron hoy que se había constatado una “ligera mejoría” en su estado, y que anoche fue sometido a una segunda intervención, de dos horas, para evacuar un hematoma que se le había detectado en el área izquierda del cerebro.

Los facultativos habían comentado que si no hubiera llevado casco, Schumacher no habría sobrevivido al impacto.

La Justicia francesa abrió ayer una investigación sobre las circunstancias del siniestro del expiloto, que va a cumplir 45 años a comienzos de enero.

La fiscalía quiere, con ese procedimiento, conocer las causas del choque, partiendo de que descarta la implicación de terceras personas.

Berlín, 31 dic (EFE).- El casco protector que llevaba puesto el excampeón de Fórmula Uno Michael Schumacher en el momento del accidente se quebró por efecto del violento impacto de su cabeza de contra una roca, señala hoy el diario alemán “Bild”.

Según comentó a esta cabecera uno de los miembros del equipo de rescate, cuando llegaron al lugar del accidente “su caso estaba partido. Se podía ver mucha sangre”.

“Bild”, que dedica hoy su portada íntegramente al piloto de Kerpen, con un llamativo “¡La lucha de su vida!, también hace una reconstrucción pormenorizada del accidente sufrido por el deportista.

Así, según “Bild”, Schumacher se encontraba acompañado, además de por su hijo Mick, de 14 años, por al menos tres amigos más y estuvo esquiando toda la mañana por las pistas oficiales de la estación de Méribel (Alpes franceses).

Sin embargo, poco después de las 11 horas, el siete veces campeón del mundo de Fórmula Uno abandonó la pista y se adentro unos veinte metros entre las pistas “Biche” y “Mauduit”.

A las 11.07 horas, Schumacher se desequilibró con un peñasco antes de chocar contra otra roca con la parte derecha de la cabeza, momento en el que su casco se rompió.

Aunque en un primer momento el expiloto no perdió la consciencia, fue trasladado rápidamente al hospital de Moutiers antes de ser llevado a Grenoble (sureste de Francia), en cuyo centro médico ingresó ya en coma y donde permanece en estado crítico desde el domingo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo