¡Terminó la pesadilla! Futbolista colombiano recuperó a su familia tras nueve meses

Por Colprensa

Este martes, el futbolista colombiano Phill Jackson Ibargüen le puso fin a su pesadilla de nueve meses, lapso en el que dejó de ver a su familia que se encontraba en Bosnia y a la que tuvo que abandonar para buscar nuevas oportunidades en el balompié nacional y traerla de vuelta.

Sin embargo, este deseo se tardó más de lo esperado. Ibargüen llegó al país con una propuesta de un empresario relacionado con el cuadro barranquillero Uniautónoma, equipo con el que según él firmó un contrato, pero que luego resultó cancelado. La idea del jugador chocoano era ganar dinero para reunirse con su familia de nuevo en Colombia, pero esto no le fue imposible.

A raíz de ese hecho, Jackson rompió su silencio y denunció ante el Ministerio del Trabajo, por medio de la Fundación Esperanza, ser víctima de trata de personas, ya que viajó a jugar a Europa con promesas que varios clubes de ese continente le hicieron y jamás cumplieron.

De acuerdo con sus declaraciones, prácticamente tuvo que trabajar gratis, por lo que no tuvo dinero para traer al país a su familia. Es por esta razón que pidió ayuda al Gobierno colombiano para repatriarlos.

Su petición fue escuchada y este martes en la noche, en un vuelo procedente de Frankfurt, Alemania, llegó su esposa Sandra Ibargüen Mitrovic y sus hijos Samuel Jackson y Evelyn, gracias a las gestiones del mintrabajo Rafael Pardo, ante la Cancillería colombiana que, junto a la Organización Internacional para las Migraciones y otras entidades, incluido el Ministerio del Interior, lograron reunir al futbolista con su familia en solo 10 días después de la denuncia.

“Este fue un momento muy emocionante, estoy muy feliz por todo esto. Agradezco a la Fundación Esperanza, al Ministerio del Trabajo, así como del Interior y a todas aquellas organizaciones y personas que estuvieron presentes e hicieron posible que ellos llegaran lo más pronto posible, ahora solo quiero disfrutar de mi familia”, declaró Ibargüen luego de recibir a su esposa e hijos.

Fue un encuentro muy emotivo, el futbolista y su esposa agradecieron la rapidez con la que se manejó este tema, pues nunca se imaginaron que este proceso fuera tan pronto.

“Estábamos muy tristes, cuando Jackson se fue la gente empezó a notar a los niños diferente, para mí fue muy difícil vivir ese momento con los dos, cuando me preguntaban por su papá y no sabía qué decirles, no es lo mismo que lo vieran por un computador que en persona. (…) Nunca nos imaginamos que este reencuentro fuera tan pronto, pensamos que sería en unos tres meses, después de navidad y ahora podremos compartirla juntos”, expresó la esposa del Jackson.

Después de esta pesadilla, el jugador chocoano espera vincularse nuevamente a un club profesional que le permita cuidar de su familia, que tuvo que sufrir su mala suerte en Europa.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo