4-1. El Real Madrid remonta al debut fallido de Bale en el Bernabéu

Por Publimetro Colombia

Madrid, 22 sep (EFE).- El Real Madrid remontó el derbi madrileño ante el Getafe, el día señalado para el debut de Gareth Bale en el estadio Santiago Bernabéu, que se vino abajo por un percance muscular en el calentamiento y dio paso a un recital físico de Ángel Di María con el broche puesto por Isco y Cristiano Ronaldo (4-1).

El día de Bale acabó siendo el del argentino Ángel Di María. La afición del Santiago Bernabéu estaba deseosa de ver las cualidades del fichaje estrella y todo se vino abajo a minutos del esperado momento. Una inoportuna lesión muscular hizo que el italiano Carlo Ancelotti cambiara sobre la marcha. Isco Alarcón ocupó el lugar del galés y el Real Madrid volvió a comenzar un partido aturdido.

La premisa marcada en la víspera por Ancelotti no se cumplió. Su equipo se está acostumbrado a inicios con un ritmo menor y los rivales lo aprovechan. El Getafe lo hizo tras ver como Lisandro salvaba bajo la línea de gol un tanto de Cristiano Ronaldo tras un balón en profundidad de Illarramendi al movimiento de Di María.

Hay futbolistas que tienen cogida la medida a estadios. El caso de Lafita es un claro ejemplo y no faltó a la cita en el Bernabéu. Sacando provecho de la pasividad de la defensa madridista, soltó un disparo lejano y se alió con la suerte cuando el esférico golpeó en Pepe para desviar su trayectoria y despistar a Diego López. Cuarto gol que le hace al Real Madrid, el equipo al que más ha marcado en su carrera.

Una vez más el conjunto de Ancelotti se vio obligado a reaccionar. En la búsqueda de un fútbol atractivo de momento apela a lo práctico. Illarramendi aportó más juego que Khedira en una tarde en la que a Isco le pilló a contrapié jugar y hasta la segunda parte no despertó, y en la que Benzema anduvo desaparecido. El balance ofensivo madridista se basaba en dos futbolistas que hacen todo a alta velocidad: Di María y Cristiano.

El caso del argentino es el premio a la lucha. Cuando sintió que la llegada de Bale le dejaba sin hueco y que su rol cambiaba actuó de forma diferente a Mesut Özil. Encaró el momento y trabajó más fuerte que nunca. Se ha ganado los minutos y los aprovecha con hambre de éxito. Es el espejo en el que debe mirarse Benzema.

La falta de intensidad defensiva la pudo aprovechar el venezolano Miku, que cedió a Pedro León y chutó mal con todo a favor para aumentar la brecha. Perdonó y el Real Madrid se levantó a balón parado. Una falta de Di María encontró pasividad en la zaga del Getafe, el remate de Cristiano, la parada de Moyá y Pepe, hoy capitán ante el descanso para Sergio Ramos, en la zona del nueve para empujar el balón a la red.

Empataba con poco esfuerzo el conjunto madridista al que le bastaron unos minutos de alto ritmo para remontar. Frágil el Getafe cuando Di María apareció en todas las jugadas. Hizo lucirse a Moyá con un zurdazo con rosca antes de un penalti por mano de Míchel, en la barrera al lanzamiento de falta de Cristiano. El portugués no falló con un disparo ajustado al poste derecho del meta getafense.

En los peores minutos del Getafe pudo sentenciar el Real Madrid. Pepe remató arriba un saque de esquina y Benzema comenzó su noche negra con todo a favor, tras una brillante jugada de Carvajal con auto pase y un centro que era media gol. La afición perdonó al francés que comenzaba a tener sensaciones extrañas en su cuerpo.

Se incrementaron en la segunda parte. De inicio Benzema se encontró con dos claras ocasiones que volvió a fallar. Por su cabeza pasó de todo y entra en una peligrosa dinámica que puede acabar con miedo a jugar en un estadio que exige a sus jugadores. Los silbidos comenzaron a llegar. Florentino Pérez había pedido apoyo. Karim sufría sobre el campo. Nada de lo que tocase ya iba a ser gol.

Su nerviosismo le condujo a fallar hasta en acciones del juego. El Getafe había rebajado el nivel de la primera parte. Mosquera intentaba tirar del equipo para adelante pero ya era imposible. Moyá era el protagonista con brillantes paradas. Dos buenas manos abajo a disparos de Cristiano antes de asistir a los minutos mágicos de Isco.

Cuando parece que está desaparecido Isco es capaz de cualquier cosa. Comenzó a pedir la pelota, cómodo inventando acciones de toque en corto, que acabaron pisando el área y disfrazándose de ‘Kun’ Agüero. Como si fuese un delantero le puso pausa al amago, aguantó con el balón cosido al pie y sacó un disparo de rosca imparable para Moyá.

La afición madridista acabó rendida de nuevo a Isco, ovacionó el estreno en el Bernabéu de Illarramendi y fue consciente del duro momento de Benzema. El francés tuvo dos cabezazos sencillos para marcar que mandó al limbo. De los silbidos se pasó a una cerrada ovación de ánimo, con sus compañeros dándole gestos de apoyo.

El partido estaba sentenciado pero había un jugador en el campo que siempre quiere más. Es Cristiano Ronaldo. Chutó al poste a diez minutos del final y en la última jugada sacó un taconazo al pase de Khedira para convertir el triunfo en goleada.

Ficha técnica:

4 – Real Madrid: Diego López; Carvajal, Pepe, Nacho Fernández, Arbeloa; Khedira, Illarramendi (Modric, m.77); Di María, Isco (Jesé, m.84), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Morata, m.80).

1 – Getafe: Moyá; Arroyo (Rafa, m.70), Lisandro, Alexis, Escudero (Roberto Lago, m.46); Míchel, Mosquera; Pedro León, Lafita (Sarabia, m.45), Diego Castro y Miku.

Goles: 0-1, m.5: Lafita. 1-1, m.19: Pepe. 2-1, m.33: Cristiano Ronaldo, de penalti. 3-1, m.59: Isco. 4-1, m.90: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité Andaluz). Amonestó a Carvajal (42), por el Real Madrid; y a Alexis (31) y Pedro León (76), por el Getafe. Expulsó a Míchel por doble amarilla (32 y 86).

Incidencias: encuentro correspondiente a la quinta jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de 70.063 espectadores. Realizó el saque de honor Pili Peña, campeona del mundo con la selección española de waterpolo. Los jugadores madridistas portaron brazalete negro por el fallecimiento del padre del exjugador Fernando Hierro.

Roberto Morales

Madrid, 22 sep (EFE).- Carlo Ancelotti, técnico del Real Madrid, no teme un bajón anímico del francés Karim Benzema, que protagonizó ante el Getafe un partido de desacierto en el remate, y destacó que “es un jugador con carácter” que pronto encontrará el premio a su trabajo.

“Ha hecho un buen trabajo en el primer tiempo pero no ha tenido muchas ocasiones de marcar y en el segundo los movimientos fueron buenos, ha tenido oportunidades pero no marcó, por eso le he cambiado. El trabajo fue bueno y el público al final ha aplaudido cuando ha salido. La reacción fue buena”, analizó.

Ancelotti descartó que le espere un trabajo psicológico con el delantero francés. “No creo porque Benzema es un jugador con carácter. Son cosas normales en un campo”, agregó.

El técnico madridista se mostró satisfecho por la imagen que dejó hoy su equipo en el triunfo 4-1 ante el Getafe: “Hoy en general el partido del equipo fue bueno. En noventa minutos hemos tenido mala suerte al inicio porque Pepe desvió el balón en su tiro y empezamos perdiendo, pero la reacción del equipo en el primer tiempo cuando no jugamos tan rápido fue buena. Marcamos goles y en el segundo con más espacio el partido fue más fácil y tuvimos más oportunidades”.

De nuevo Isco Alarcón tuvo protagonismo en el Santiago Bernabéu y Ancelotti lo reconoció en la rueda de prensa posterior al partido: “Todo el mundo puede hablar del talento de Isco porque es una cosa un poco extraña que llega con mucha personalidad que muestra siempre en el campo siendo un joven de 21 años. Es lo más difícil en un estadio donde jugar no es nada fácil y los jóvenes pueden sentir esta presión. Isco es un gran talento y tiene mucha personalidad”.

Y terminó elogiando también el trabajo del argentino Ángel Di María: “Es único porque tiene un dinamismo fantástico, trabaja mucho por el equipo, ayuda a los atacantes y defiende. Es un jugador único muy importante”.

Madrid, 22 sep (EFE).- Luis García, técnico del Getafe, lamentó la llegada del segundo gol por un penalti por mano de Míchel, que señaló como “clave” para acabar goleado por el Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu (4-1).

“La clave estuvo en el segundo porque viene de una falta que no iba a gol y hacemos el penalti. Después el error infantil del tercer gol no se puede permitir ante el Real Madrid. Hasta ahí teníamos el partido donde queríamos. Luego cuando te abres llega el carrusel de contraataques en los que te hacen daño”, analizó.

Para Luis García en nada influyó el percance que sufrió el galés Gareth Bale en el calentamiento. “Da igual que juegue o no Bale, son muy buenos todos. Nosotros hemos tenido que pedir los tres cambios por lesión. Nos mató porque no pudimos meter gente de refresco arriba. El Real Madrid no puede llorar ausencias porque lo que tiene en el campo y en el banco es buenísimo”.

Por momentos, reconoció el técnico del Getafe, que sus jugadores se vieron con opciones de sacar algo positivo del Santiago Bernabéu. “Lo tuvimos controlado hasta el tercer gol. Tapamos bien sus medio centros, salimos poco pero tuvimos alguna llegada, pero hemos defendido mal en los goles”.

“Son errores por falta de atención. Hasta el gol de Isco vinimos a hacer nuestro partido con opciones de estar vivos hasta el final. Nos veíamos con empate en el descanso, pero es un penalti que hace mucho daño. Después se le puso el partido al Real Madrid como quiere. No llegas porque no hay quien los coja”, dijo.

Respecto a las lesiones de su equipo, la que más preocupa a Luis García es la de Lafita. “Nos preocupa porque Carvajal le ha cogido el tobillo y tiene una inflamación importante. Arrollo llevaba tiempo sin jugar y se le subían los gemelos y Escudero ha sentido algo raro que esperemos que no sea nada grave y que los dos laterales estén para el jueves”. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo