Madrid 2020, todos unidos por un mismo sueño

Por Publimetro Colombia

Madrid, 31 ago (EFE).- A una semana de conocer el nombre de la ciudad que albergará los Juegos Olímpicos de 2020, España entera espera la cuenta atrás con expectación, todos unidos por un mismo sueño, confiando en que ahora sí se cumpla el dicho de “a la tercera va la vencida” y no el que avisa de que “no hay dos sin tres”.

En la ciudad de Buenos Aires, donde el Comité Olímpico Internacional (COI) elegirá el próximo día 7 la sede de los Juegos de 2020, trabaja ya una delegación a la que se sumará este lunes el Príncipe de Asturias y el mismo día 7 el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, procedente de la cumbre del G20 que se celebrará en San Petersburgo el 5 y el 6.

Ya están en la capital argentina, entre otros, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y el presidente de la candidatura y del Comité Olímpico Internacional (COE), Alejandro Blanco, dando los últimos pasos de una carrera que Madrid inició hace más de una década y que hasta ahora ha tenido dos decepciones en las candidaturas de 2012, que se llevó Londres, y 2016, que ganó Río de Janeiro.

Los representantes del proyecto español muestran satisfacción por el trabajo realizado, que esperan que haya corregido los errores que pudieron llevar a descartar Madrid en las anteriores citas, y un optimismo contenido por los halagos recibidos hasta ahora por parte de COI y muchos de sus miembros, que han transmitido a la delegación madrileña “muy buenas sensaciones”, tal y como reconoció recientemente el propio Príncipe de Asturias.

En todo caso, todos prefieren no lanzar las campanas al vuelo conscientes de que la decisión depende de poco más de un centenar de miembros del Comité Olímpico Internacional.

Don Felipe, que cerrará la presentación de Madrid 2020 en Buenos Aires antes de la votación final, resumió el sentir general, el pasado mes de julio tras una exitosa presentación del proyecto en Lausana (Suiza), al señalar que estaba “muy contento de cómo va todo” pero añadir que “no hay que confiarse hasta el último día” y que “todavía hay batalla que hacer”.

“Estamos tranquilos, hemos hecho un buen trabajo y ahora queda que en septiembre nos voten”, manifestó.

En parecidos términos se expresó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que también entonces aseguró que la candidatura estaba “muy animada”.

Rajoy opinó que “para España ganar estos Juegos sería muy positivo” y, como saldrían “muy bien”, la imagen de España saldría “muy reforzada”.

Optimista también se ha mostrado la alcaldesa de la capital, que garantizó antes de partir hacia Buenos Aires que “la ciudad está preparada” y “las inversiones están hechas”, por lo que se trata de una candidatura “segura y viable”.

Botella manifestó que el “triunfo” de Madrid, “en caso de producirse, será el triunfo de todos” los españoles.

Ya en Argentina, el presidente de la candidatura ha destacado que Madrid 2020 propone a los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) unos juegos “realistas y adaptados a los tiempos”, que puedan ser “asumidos por todos los países”.

Desde la Comunidad de Madrid, su presidente, Ignacio González, ha dicho recientemente que tiene “muchas esperanzas” en la candidatura olímpica para 2020, aunque cree que “no hay que menospreciar” a Estambul y Tokio, que “son grandes candidatos”, y pronostica una votación “muy ajustada”.

“Somos probablemente una garantía cierta, más que alguna otra candidatura, a la hora de tener todo eso organizado de cara a los Juegos Olímpicos del 2020 y por lo tanto albergamos todas las esperanzas”, ha declarado.

La unidad en torno al proyecto olímpico la ha expresado también el PSOE a través de su portavoz en el Ayuntamiento de Madrid y exsecretario de Estado para el Deporte Jaime Lissavetzky, que ha reiterado que su partido apoya la candidatura de Madrid porque es un proyecto “bueno para Madrid y para España”.

Todos ellos estarán el día 7 en Buenos Aires mostrando su apoyo a la candidatura española, como harán también miles de personas en la fiesta que el Ayuntamiento de Madrid ha preparado en la Puerta de Alcalá para seguir en directo la decisión del COI.

Eduardo Sobreviela

Madrid, 31 ago (EFE).- Con el propósito de “Iluminar el futuro”, como reza su lema, Madrid persigue hacerse con los Juegos Olímpicos en su tercer intento consecutivo, con un proyecto realista, ajustado a la situación económica mundial, con toques de originalidad y la colaboración de los deportistas.

Cuatro años después de perder con Río de Janeiro la elección final por los Juegos de 2016, Madrid se somete de nuevo al examen del COI, al que ofrece un modelo enriquecido con la experiencia de las iniciativas anteriores, sin fisuras y sin carencias.

Desde que la alcaldía de la capital, con Alberto Ruiz-Gallardón todavía al frente, y el Comité Olímpico Español (COE) decidieron dar de nuevo el paso, Madrid 2020 empezó su diseño con el concepto “smart” como idea inicial y el convencimiento de que el proyecto debía ser una candidatura fundamentalmente del deporte.

El momento de crisis económica generalizada y su especial incidencia en España ha sido uno de los argumentos que los responsables del proyecto han tenido que rebatir desde su puesta en marcha, más aún cuando el gobierno italiano no autorizó la presentación de Roma con el proceso de elección ya iniciado.

El presupuesto de Madrid se define como “realista y conservador”. Sus cálculos prevén 2.418 millones de euros (3.096 millones de dólares) para el montaje de los Juegos, 1.516 millones (1.940 millones $) para la construcción y adaptación de instalaciones y 150 millones más (192 millones $) para servicios como seguridad, sanidad o aduanas.

La capital ha incidido en dejar claro al COI el reparto de competencias entre las tres administraciones, local, autonómica y estatal, y su implicación en el proyecto para despejar las dudas que el COI mostró antaño.

El proyecto rentabiliza las instalaciones deportivas que ya existen -el 80% de las requeridas- y “ha mejorado significativamente las propuestas anteriores, aumentando el uso de sedes existentes”.

Divididas en dos zonas, Campo de las Naciones y Río Manzanares, Madrid presume de tener que construir sólo cuatro sedes permanentes nuevas para gimnasia, tiro, remo y piragüismo aguas bravas.

La capital ofrece lugares emblemáticos como el Santiago Bernabéu y originales como “Las Ventas”, sede propuesta para la competición de baloncesto y que ya se ha transformado para acontecimientos deportivos como la final de la Copa Davis 2008, o el estanque del retiro sobre el que ‘flotará’ el estadio de voley playa.

La Zona Campo de las Naciones, al Este de la ciudad, incluiría 14 sedes olímpicas y la Zona Manzanares, al Oeste, otras siete. El tiempo de traslado estimado entre ambas áreas es de 15 minutos.

Seis ciudades unidas por la red española de ferrocarriles de alta velocidad, atractivas desde el punto de vista turístico y cultural, forman parte del proyecto como subsedes para fútbol -Barcelona (Estadio Olímpico Lluís Companys), Córdoba (El Arcángel), Málaga (La Rosaleda), Valladolid (José Zorrilla) y Zaragoza (La Romareda)- y el puerto de Valencia será escenario de la competición de vela.

Fuera del término municipal de la capital, Madrid 2020 presenta otras dos subsedes: Paracuellos del Jarama para tiro olímpico, en un centro de nueva construcción, y Getafe para natación en aguas abiertas (10 kilómetros), piragüismo en aguas tranquilas y remo, en un centro de regatas que solo se hará si Madrid gana la elección.

Los Juegos se disputarían del 7 al 23 de agosto y los Paralímpicos del 11 al 22 de septiembre, en una ciudad que presume de una red de transporte moderna que augura transportes rápidos.

El tiempo medio de los desplazamientos del 65% de los atletas alojados en la Villa será de cinco minutos. El 98% será inferior a 15 y nadie empleará más de 25 minutos en ningún recorrido.

Madrid, que ofrece “una planta hotelera de calidad”, garantiza unas 45.000 habitaciones. De ellas, 35.843 están en un radio de 10 kilómetros respecto al Parque de El Retiro y el resto a una distancia de entre 10 y 50 kilómetros.

La capital prevé crear 300 nuevos kms. de carril bici e invita a los atletas a disfrutar de una “cálida, divertida, inteligente y sostenible” Villa Olímpica, con capacidad para 17.800 personas sobre 46 hectáreas de superficie más otras 18 de zonas verdes.

La capital llega al examen final del COI avalada por la nueva normativa antidopaje, que recibió pegas en el intento de 2016, y sin la sombra del terrorismo ETA, aspecto que salió a la luz en la elección 2012 con pregunta incluida del príncipe Alberto de Mónaco.

Madrid, que también ha trabajado para asegurar al COI un legado posterior a los Juegos, llega al examen final con la certeza de hacer un buen trabajo y respaldada por una amplia representación de deportistas que encabezará el Príncipe Felipe, a la espera de vivir una celebración como fue la de Barcelona 92.

Olga Martín

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo