¿Cómo se vive desde adentro la carrera 10k?

Atletismo. La Media Maratón de Bogotá tiene un recorrido alterno que no es nada fácil y exige

Por Thomas Beltrán

El recorrido de 10 kilómetros de la Media Maratón de Bogotá, que la hacen llamar recreativa, no tiene nada de eso y también exige incluso a cualquier deportista que se haya entrenado para ello.

Es a la que más se inscriben atletas, que van desde los sedentarios, pasando por los que de vez en cuando hacen algún deporte, hasta los que son todos unos profesionales y quieren pasar por encima de todo el mundo.

La gran mayoría de los que la corren se lo toma con calma, a su ritmo y para ponerse a prueba en lo que se convierte en un reto personal. Se ven de todas las edades, incluso los niños ya comienzan a hacer sus pinitos en el atletismo.

Es fácil identificar los que corren la 10k, van tomándose fotos, hablando con el compañero del lado y estirando la mano a cada intento de hidratarlo con agua. Empiezan con un trote suave que dura tres kilómetros y los puentes vehiculares los ven como el monte Everest hecho de cemento.

Las cámaras de televisión no están muy pendientes de lo que pasa en la carrera, pero la mejor motivación son todas las personas que salen a la calle con vuvuzelas, banderas y aplausos, y a pesar de que no conozcan a ninguna de las casi 45.000 personas que corren, tiene una palabra de aliento que se convierte en un chip para no desfallecer.

Por un domingo del año todos nos volvemos solidarios con el vecino y dejamos de lado el estrés y las peleas en los trancones, en el banco y en el call center. La Media Maratón de Bogotá merece un espacio en el podio de la convivencia ciudadana.

Acabar es lo único que satisface, no importa si es en una o en tres horas. La tarea finalmente se hizo.

Corredores
29.152

Fue el número de atletas que se inscribieron para el recorrido 10k. Por su parte, 15.000 lo hicieron para la de 21k, para un total de 44.152 corredores.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo