Tres penaltis atajados e Italia tercero en la Copa Confederaciones

Por EFE

El guardameta italiano Gianluigi Buffon detuvo hoy tres cobros en la definición por penaltis en la que se impuso su selección a la de Uruguay por 2-3, tras un 2-2 en el tiempo reglamentario y prórroga, para hacerse con el tercer puesto de la Copa Confederaciones.

Italia venía de caer en cobros desde los doce pasos ante España y Buffon fue la clave final para imponerse a los uruguayos en el estadio Arena Fonte Nova, de Salvador.

Los italianos Davide Astori y Alessandro Diamanti y el cañonero uruguayo Edinson Cavani (en dos oportunidades) marcaron los goles en el tiempo regular de juego.

Desde el comienzo, ambos rivales propusieron un juego abierto y Diego Forlán, a los 11 minutos, protagonizó la primera jugada de peligro que exigió una defensa de Buffon.

Astori adelantó a Italia a los 23 minutos al rematar en la misma línea de gol un balón que ya entraba tras un cobro de falta de Alessandro Diamanti, cuyo disparo dio en el palo derecho de la meta uruguaya y rebotó en la espalda del portero Fernando Muslera.

El trío de ataque uruguayo (Forlán, Suárez y Cavani) intentó llevar peligro a la portería de Buffon, mientras que Italia respondió con algunas jugadas claras, una de ellas de Stephan El Shaarawy, bien controlada por Muslera.

Al final del primer tiempo, Cavani, la figura del partido, tuvo una más para el equipo charrúa.

En el segundo, en un contragolpe rápido, Suárez se junto con Cavani y el máximo artillero de la última liga italiana definió sin problemas a los 57 minutos para poner así el empate parcial.

Cuando Uruguay mejor jugaba y Diamanti había salvado un remate de Forlán que superó a Buffon, Italia consiguió desnivelar el marcador en un tiro libre de Diamanti a los 72 minutos, pero con la misma fórmula del cobro de falta Cavani, a los 77, decretó el 2-2 en otra impecable ejecución.

En el minuto 67, Buffon, en sus mejores atajadas en esta Copa Confederaciones, defendió con agilidad una secuencia de dos remates del delantero Forlán, uno de ellos con su pie.

Los dos equipos ahorraron esfuerzos y buscaron la victoria, con jugadas de ataque de lado y lado que fueron aplaudidas por el público, dividido en apoyo para ambas selecciones.

En el transcurso del partido, el técnico italiano Césare Prandelli apostó al ataque con el ingreso de Alberto Aquilani y Emanuele Giaccherini, mientras que el uruguayo Óscar Washington Tabárez cambió de lado a los laterales y luego hizo otras variantes para evitar el desgaste físico de algunos jugadores.

La prórroga dejó en evidencia el cansancio de los jugadores, en particular de Italia, que con un día de descanso menos que Uruguay , venía de una faena similar en la semifinal ante España (0-0), en la que los subcampeones europeos cayeron desde el punto penalti bajo el intenso calor de Fortaleza, en un clima parecido al de Salvador.

Uruguay reclamó un supuesto penalti sobre Suárez, que el árbitro argelino Djamel Haimoudi no otorgó a la Celeste.

Antes de finalizar la prórroga, el italiano Riccardo Montolivo, que estaba amonestado, fue expulsado por una falta sobre Suárez.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo