Las tarjetas amarillas tienen un costo alto

Por Thomas Beltrán

Infringir una norma en un partido de fútbol no es tan normal como parece, pues además de verse expuesto a sanciones como no poder disputar el siguiente juego, le genera una multa económica.

En la mayoría de los casos esa responsabilidad monetaria la asume el club, que en cada partido ve cómo sus arcas se ven expuestas por cualquier infracción. Solo por el hecho de quitarse la camiseta para celebrar un gol genera una amarilla y dinero que va dirigido a la asociación, la que también determina el monto a pagar.

“Bedoya ha mejorado mucho”: César Pastrana, Presidente de Independiente Santa Fe

¿Aceptan ustedes como club este cobro?

La verdad es que no tenemos ningún inconveniente, es un tema que se debatió en las asambleas y todos estuvimos de acuerdo. Por Santa Fe no hay inconvenientes.

¿Ustedes restringen a sus jugadores?

A ellos se les dan recomendaciones de que se cuiden no solo por la sanción, sino porque puede salir perjudicado el equipo, también porque tres amarillas dan suspensión automática.

¿Se le descuenta dinero al jugador por una amarilla?

En el caso de Santa Fe, el club asume toda la responsabilidad en el pago de esas sanciones.

¿Qué le dicen a un jugador como Gerardo Bedoya?

Gerardo tuvo un inconveniente el año pasado y este año ha hecho labores sociales. Es uno de los mejores en la actualidad en cuanto al ‘juego limpio’.

“Amarilla es amarilla”: José borda. Exárbitro profesional – Analista arbitral de ‘La telepolémica’

¿Cómo analiza las sanciones económicas por amarillas?

Las tarjetas amarillas son herramientas que tienen los árbitros para mantener la disciplina dentro del terreno de juego. Está en el libre albedrío de manejar la situación.

¿Se les ha pedido a los árbitros un número de tarjetas por partido?

Nunca nadie en el mundo ha pedido nada. El árbitro es autónomo de dirigir y llevar a cabo su partido con tarjetas o sin tarjetas. En ninguna parte del mundo nos piden un número de tarjetas. ¡Eso sería un absurdo!

¿No se debería tipificar el tipo de tarjeta amarilla de acuerdo a la infracción?

Está estipulado que la amarilla es amarilla. Se amonestan conductas antideportivas. Por incumplir alguna se toma el correctivo.

¿Se ha arrepentido por sacar una amarilla alguna vez?

No, en el momento uno saca la tarjeta sin pensar, solo porque consideró que el jugador la merecía y era beneficiosa para el encuentro.

México

$327.600. De las consultadas en la región, la liga mexicana es la que tiene el costo más elevado en la sanción. Los clubes son los que asumen la responsabilidad. En caso de tarjeta roja directa, el costo es de 850.200 pesos colombianos.

Ecuador

$310.050. Es el monto que se le cobra a un jugador, no por tarjeta amarilla, sino por la reincidencia. En caso de que le saquen cinco cartones paga esa multa, que equivale a la mitad del salario mínimo de Ecuador.

Colombia

$117.900. Es la sanción interpuesta por una tarjeta amarilla a un jugador de la primera división. Es reglamentada por la Dimayor y aprobada por los clubes participantes, los cuales asumen la responsabilidad económica. Uno de los artículos de sanciones agrega que si cuatro jugadores del mismo equipo reciben una tarjeta amarilla en el mismo partido, el club deberá cancelar una multa de 589.500 pesos. En lo que va del torneo este año se han puesto 994 tarjetas amarillas, que han generado ingresos por más de 1000 millones de pesos.

Perú

$195.000. Se paga por recibir una tarjeta amarilla en un partido. Uno de los artículos del reglamento tipifica que el club o el jugador puede llegar a un acuerdo de pago con la asociación de fútbol.

Brasil

$0. De los países consultados en la región es el único que no les cobra multa económica a los jugadores por recibir una tarjeta amarilla. De hecho se muestran sorprendidos de que la cobren en otros torneos continentales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo