Jorge Mendes, el exitoso empresario del fútbol

Por AFP

El agente de jugadores portugués, Jorge Mendes, cuya cantera ya han utilizado Chelsea o Atlético de Madrid, es el hombre tras las ganas de fichajes del Mónaco, equipo que se beneficia de los millones de su presidente ruso Dimitri Rybolovlev:

Moutinho y James Rodríguez, fichados por 70 millones de euros a Porto, Ricardo Carvalho que llega libre o el delantero de Atlético de Madrid, Radamel Falcao García, cuya firma oficial por entre 45 y 60 millones de euros no parece más que una cuestión de horas o días, son todos consejos de Mendes.

El portugués, de 47 años, antiguo jugador semiprofesional, se ha convertido en una década en el agente más influyente del planeta, con unos representados encabezados por sus compatriotas José Mourinho y Cristiano Ronaldo, traspasado en el 2009 de Manchester United a Real Madrid por 93 millones de euros, un récord por batir. 

Sin embargo, Mendes, que actualmente cuenta con 50 de jugadores en cartera y está especializado en el fútbol portugués y suramericano, empezó desde abajo con contratos alejados de los tratos de decenas de millones de euros que cierra hoy en día y que le suponen unas abundantes comisiones.

Comenzó profesionalmente en el mundo de los bares y las discotecas e incluso, durante un tiempo, gestionó un videoclub. Su carrera en el fútbol empezó tras una encuentro fortuito con Nuno, entonces portero del equipo portugués Vitoria Guimaraes. Su traspaso al Deportivo de la Coruña en 1996 fue el primero de la carrera de Mendes. Pero su carrera como agente despegó de verdad con Mourinho.

Tras su victoria con Porto en la Liga de Campeones (2004), el que todavía no era el ‘Special One’ rompió el contrato que le ligaba a su antiguo agente José Baidek para unirse a Mendes. Mendes negoció la llegada de Mourinho a Chelsea, y después también el traspaso a Stamford Bridge de varios de sus clientes, todos portugueses: Ricardo Carvalho, Paulo Ferreira, Tiago o Maniche.

Tras Chelsea, Mourinho y el que un día se describió como “el mejor hombre de negocios del mundo” reprodujeron el mismo modelo en Real Madrid, donde Mendes colocó de nuevo a varios de sus jugadores: Carvalho, de nuevo, Fabio Coentrao y Ángel Di Maria se unieron a Cristiano Ronaldo y Pepe, que ya formaban parte del equipo blanco.

Agente de Falcao, Mendes también mantiene estrechas relaciones con Atlético de Madrid y siguiendo su consejo, el ‘Tigre’ se unió a los colchoneros hace dos años procedente de Porto, cuando todo el mundo pensaba que recalaría en un equipo de Liga de Campeones.

Además del colombiano, Mendes también gestiona la carrera de varios jugadores actuales de Atlético de Madrid como Adrián López, Diego Costa o Tiago, y se ha ocupado de otros como David de Gea o Simao cuando vestían la elástica rojiblanca.

El éxito de Mendes y de su empresa Gestifute se explica también por los resultados de los clubes en los que ejerce su influencia. Porto y Atlético, con presupuestos inferiores a los de los gigantes europeos, ganaron así tres de las últimas cuatro Ligas de Europa, y Atlético, incluso, ganó la última Copa del Rey a su eterno rival de la capital, Real Madrid.

Hace 15 días, medios europeos de Internet difundieron una versión según la cual Falcao va a Mónaco en una maniobra comercial de Mendes para ubicarlo en corto plazo y finalmente en Chelsea. Aseguraron que al empresario le corresponde más del 50 por ciento de la operación a través de la firma Doyen Sports –de la que es socio–, que prestó dineros al ‘Aleti’ para pagar cuotas a Porto.

Mónaco sería un ‘club puente’ que le asegure el dinero invertido en Falcao y desde el que pueda llevarlo en un futuro cercano a Inglaterra, para cumplir con la norma Fifa, que exige que las negociaciones se hagan de club a club y no con particulares. Sea como sea, el ‘modelo’ Mendes llega a Mónaco y Rybolovlev espera mucho de él.

MÁS DEPORTES AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo