Carlos Muñoz, “quiero revivir pasiones”

Con 21 años ya dejó ‘boquiabiertos’ a los más expertos en automovilismo, al estar a punto de ganar las 500 millas de Indianápolis. El bogotano no se afana y quiere ser ídolo. PUBLIMETRO lo contactó en su lugar de residencia en Estados Unidos para hablar de su presente y futuro deportivo.

Por THOMAS BELTRÁN LOZANO

¿Imaginaba ese resultado en Indianápolis?

No lo pensé nunca. La idea era terminar la carrera, coger la mayor experiencia posible y sabía que haciendo mi trabajo bien el resultado llegaría, con la suma de lo que hicieran el equipo y los mecánicos. Lo que me pareció una lástima es no haber podido terminar las últimas vueltas (la carrera terminó en bandera amarilla). No sé si hubiera podido ganar, pero hubiera querido disputarlas.

¿Cuál fue su virtud para que muchos hablaran de sus buenas condiciones?

La verdad yo no creo que esperaran mucho de mí en la carrera, pero sabían que la clasificación era un punto importante (logró el segundo puesto). Mantuve un buen ritmo y todos esperaban mi ansiedad por ser líder o agresivo, pero no fue así. Actué como un veterano y eso les ha gustado.

¿Qué dijeron los expertos sobre el resultado?

La verdad muchos de los que han trabajado con pilotos con experiencia me han dicho que no habían visto en muchos años un piloto como yo y que merecía un espacio en la IndyCar, aunque eso son solo palabras.

¿El próximo año que corra en Indianápolis, cree que sea el momento de ganarla?

No es una presión que me quiero meter, soy un piloto muy joven. En el caso de Kanaan, después de 11 años pudo ganarla, siendo lo que más quería. Lo primordial es tener un buen carro y espero que en un año sea así.

¿Cómo fue su comienzo y la pasión por el automovilismo?

Empezó muy raro, ya que alguien tenía una deuda con mi papá y le pagó con un kart. Yo no alcanzaba ni a los pedales, apenas tenía ocho años y el carro era muy gigante. Mi papá me metió en el curso y desde ahí empezó mi afición.

Recalca su admiración por Montoya. ¿Cómo empezó a seguirlo?

Cuando uno se da cuenta de lo difícil que es esto, piensa que es increíble que haya sido el primer piloto en ganar en la Fórmula 1, ganar las 500 millas de Indianápolis, en fin. Siento que no tengo ídolos, pero a él lo admiro por haber sido un ejemplo.

¿Celebró en su momento alguna victoria de Montoya?

Yo era muy pequeño, pero madrugaba a ver las carreras. Recuerdo que cuando ganó en Indianápolis salí a las calles a celebrarlo con mis amigos, con la bandera y los pitos de los carros. Era una bonita época.

La Banda del Carro Rojo son aficionados que siguen las carreras de los colombianos. ¿Cómo los recibió allá?

Subí una foto de ellos a las redes sociales dándoles las gracias por el apoyo. Es un grupo muy bonito, unas personas con pasión y es lindo darse cuenta que viajan para verlo a uno correr, y que tan joven ya esté moviendo masas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo