1-2. Robben da la "Champions" al Bayern con un gol al filo del 90

Por Publimetro Colombia

Londres, 25 may (EFE).- El Bayern Múnich se impuso hoy al Borussia de Dortmund en la primera final alemana en la historia de la Liga de Campeones gracias a un gol del holandés Arjen Robben a falta de dos minutos para la conclusión de un duelo brillante que parecía destinado a la prórroga (1-2).

Tras perder la final del año pasado y la de 2010, el conjunto bávaro conquistó por fin en Londres la quinta Copa de Europa para sus vitrinas, un título que cierra con honores el ciclo de Jupp Heynckes al mando del Bayern antes de que el español Pep Guardiola tome las riendas la próxima temporada.

Era la séptima ocasión en la historia en la que la batalla final por el máximo título europeo se libraba en Wembley, testigo en esta ocasión de un choque entre dos equipos que se conocen bien, dos mecanismos de relojería acostumbrados a jugar bajo presión que demostraron su sangre fría desde el inicio.

El Borussia no creía en la condición de equipo menor que se le había atribuido antes del partido ante el poderoso equipo bávaro, ni tuvo en cuenta que carecía de la visión privilegiada del media punta Mario Götze, lesionado, y saltó al campo sin frenos, dispuesto a arrollar a los de Jupp Heynckes.

Lewandowski y Blaszczykowski se encargaron de meter el miedo en el cuerpo a los miles de seguidores que vestían de rojo en las gradas de Wembley al cuarto de hora, pero los futbolistas del Bayern, confiados en su capacidad de tumbar de un latigazo al rival más robusto, no perdían los nervios.

Los bávaros esperaron en su campo a que escampara el huracán inicial de los de Westfalia, que conocen los engranajes del conjunto de Heynckes casi como los suyos propios y neutralizaron desde los primeros minutos la zona de medios de su rival.

Franck Ribéry, por la izquierda, y Robben, por la derecha, pasaron los veinte primeros minutos del partido cerca de su propia área, encerrados por la presión de un osado Borussia que hacía imposible que el cuero saliera de la zona del Bayern si no era con balonazos al campo contrario.

El arquero Manuel Neuer salvó en más de una ocasión al Bayern ante los arrebatos del goleador Lewandowski, que desquiciaba a los centrales Boateng y Dante, si bien los de Heynckes también se habían presentado en el campo de batalla bien armados.

Desenvainaron definitivamente las espadas al filo de la media hora, con un remate de cabeza de Mario Mandzukic y una llegada en solitario de Robben por la derecha que alarmaron seriamente por primera vez a Jürgen Klopp, que incluso con su equipo dominando el duelo no se sentó ni un minuto en el banquillo.

El descanso no cambió el ritmo de ninguno de los dos equipos, que continuaban con la misma dinámica en el segundo tiempo, entonces sobre un césped de un verde aún más intenso por la iluminación artificial y con el ambiente dominado por el humo de las bengalas de algunos seguidores del Bayern.

El Borussia dominó el primer cuarto de hora de esa segunda parte, pero recibió un martillazo de los de Heynckes en el minuto 60.

Robben y Rybéry burlaron la última línea de los de Klopp para que el holandés acabara trazando un centro desde la línea de fondo que Mandzuki remató a la red a puerta vacía.

Por delante en el marcador, el Bayern parecía tener el duelo controlado y se disponía a dejar pasar cerca de su área la última media hora, pero la presión pudo en esta ocasión con el defensa Dante, que propinó una patada en el pecho a Marco Reus en el interior del área que arruinó la ventaja de los bávaros.

El árbitro italiano Nicola Rizzoli perdonó la segunda amarilla al central, pero señaló un penalti que Ilkay Gündogan convirtió con un tiro seco hacia la izquierda del portero rival.

La pelea entre los dos bandos alemanes quedó rota en los últimos quince minutos, con el Bayern desatado en ataque, inquieto por decidir el duelo antes de llegar a una prórroga capaz de romper los nervios del futbolista más experimentado.

Wembley se preparaba para vivir el tiempo añadido, y la certidumbre de que el minuto 90 llegaría con el empate en el marcador bajó las defensas de los de Westfalia.

Robben llegó en carrera en el minuto 88 al borde del área para llevarse un balón que los centrales del Borussia, demasiado blandos, se dejaron arrebatar, y encaró en solitario los últimos pasos para superar casi sin oposición al portero Weidenfeller y dar el golpe definitivo a una final vibrante.

– Ficha técnica:

1 – Borussia Dortmund: Weidenfeller, Subotic, Bender (Sahin, m.90), Gündogan, Lewandowski, Reus, Hummels, Blaszczykowski (Schieber, m.90), Grosskreutz, Piszczek, Schmelzer.

2 – Bayern Múnich: Neuer, Dante, Ribéry (Dias, m.90), Javi Martínez, Manzukic (Gómez, m.90), Robben, Boateng, Lahm, Müller, Alaba, Schweingsteiger.

Goles: 0-1, m.60: Mandzukic. 1-1, m.68: Gündogan, de penalti. 1-2, m.88: Robben.

Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Amonestó a Dante y Ribéry (Bayern), así como a Groskreutz (Borussia) .

Incidencias: Final de la Liga de Campeones disputada en el estadio de Wembley ante 86.298 espectadores.

Guillermo Ximenis

Londres, 25 may (EFE).- El técnico alemán del Bayern de Munich, Jupp Heynckes, dijo hoy, tras levantar el trofeo de la Liga de Campeones, que “había llegado el momento” del equipo y de algunos de sus jugadores.

“El equipo estaba determinado a ganar. Había llegado el momento del Bayern y de jugadores como Robben, Ribéry, que ya son un poco más mayores”, señaló en la rueda de prensa posterior al partido el entrenador, de 67 años.

Un gol en el minuto 88 del holandés Arjen Robben dio su quinta Liga de Campeones al Bayern de Munich en el estadio londinense de Wembley al ganar por 1-2 al Borussia Dortmund del técnico alemán Jurgen Klopp.

Heynckes reconoció que, pese a la victoria, el duelo fue “muy difícil”, ya que durante los primeros minutos, el equipo bávaro “no se encontraba” gracias al juego defensivo de los de Westfalia, que les impidieron encontrar el ritmo.

“Al principio no nos encontrábamos y tengo que felicitar al Borussia porque en la primera parte lo hicieron muy bien, no nos dejaron encontrar el ritmo. Fue un partido difícil”, dijo Heynckes, que se convirtió hoy en el cuarto técnico que gana la Liga de Campeones con dos equipos distintos.

Tras emular a Ernst Happel, Ottmar Hitzfeld y Jose Mourinho, el veterano entrenador alemán explicó a los medios de comunicación que durante la segunda parte el Bayern de Munich consiguió crear más oportunidades: “Ahí ganamos la final”, subrayó.

El extécnico del Real Madrid, con el que ganó su primera Champions, alabó el rendimiento de su rival por el nivel que han demostrado durante toda la temporada.

“Fue un partido intenso para ambos equipos, ambos lucharon y tácticamente el nivel fue muy alto. Doy mis felicitaciones al Borussia, porque este año han jugado a un alto nivel”, continuó Heynckes.

“Entiendo su decepción porque han perdido una final, pero creo que en la carrera de un futbolista o un entrenador, siempre hay altos y bajos, momentos maravillosos y títulos, pero también decepciones”, prosiguió el técnico.

El Bayern de Munich se enfrentaba hoy a su tercera final de Liga de Campeones en cuatro años con el amargo recuerdo de la tanda de penaltis frente al Chelsea que le arrebató el trofeo el curso pasado.

“No nos resignamos a nuestro destino tras el año pasado, lo que hicimos fue intentarlo más fuerte todavía”, resaltó Heynckes, al que validan más de dos décadas de trayectoria en Alemania y Europa, entrenando a equipos como el Real Madrid, el Benfica, el Bayer Leverkusen o el club bávaro.

Pese a su éxito esta temporada en Munich, que puede continuar el próximo fin de semana si ganan la Copa en Alemania, Heynckes volvió a mostrar hoy su determinación a retirarse cuando termine el curso.

“Después de la última final frente al Chelsea, tomé la decisión de cumplir el contrato con el Bayern de Munich y, tras esta temporada, terminar”, zanjó.

Londres, 25 may (EFE).- El técnico alemán del Borussia Dortmund, Jurgen Klopp, se mostró hoy “orgulloso” de su equipo pese a no haber conseguido ganar la Liga de Campeones y aseguró que volverán a llegar a una final.

“Volveremos a una final, quizá no a Wembley, pero lo intentaremos. Eso es lo que les he dicho a mis jugadores”, dijo en rueda de prensa el entrenador, de 45 años, que felicitó al técnico del Bayern de Múnich, Jupp Heynckes, por conseguir la segunda Champions de su carrera.

“Creo que se lo merecía, estoy feliz por él”, señaló Klopp, seguro de que “hubo un momento en el partido” en el que el Borussia “pudo haber ganado”.

Los de Westfalia dejaron escapar hoy la que hubiera sido su segunda Liga de Campeones tras un gol del jugador holandés Arjen Robben, que dejó el marcador a 1-2 a favor del Bayern de Múnich en el minuto 88.

Klopp, que aspiraba a conseguir su primera Champions, se encontraba “orgulloso” de sus futbolistas, aunque admitió que la sensación que “prevalece” es la “decepción”.

“Me siento orgulloso de mi equipo, pero ahora prevalece la decepción y es normal. Si buscas algo y no lo consigues, duele. Mis jugadores han dado todo lo que tenían”, explicó Klopp a los medios de comunicación.

El técnico alemán se mostró a favor de que el defensa del Bayern Dante debería haber recibido una segunda tarjeta amarilla por su penalti contra Reus: “No estoy seguro de si habría cambiado algo un once contra diez, pero ya no se puede cambiar”, agregó.

Sin querer hacer balance de una temporada que calificó de “estupenda” para el Borussia Dortmund, Klopp apuntó a que hoy los de Westfalia completaron el mejor partido de todo el curso frente al Bayern de Múnich.

“Ahora tenemos que ir más allá, tomarnos unas vacaciones, comprar algunos jugadores -ya que otros clubes quieren a nuestros jugadores- y empezar de nuevo”, manifestó el entrenador alemán, emocionado por el comportamiento de la afición que se trasladó desde Dortmund para animar a su equipo.

“Merecíamos estar aquí, ha sido muy importante para nosotros. La atmósfera fue brillante gracias a la afición. Menos el resultado, todo ha sido genial”, agregó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo