Arantxa Sánchez Vicario: Leyenda viva

PUBLIMETRO reveló hace unos meses la existencia de una homónima de la española que también juega tenis y es soachuna. Hablamos con la verdadera, que se mostró sorprendida de las coincidencias.

Por Thomas Beltrán

Disfrutando del retiro, así vive Arantxa Sánchez Vicario, quien es la mejor tenista española en la historia y se le recuerda por haber superado a la ‘poderosa’ Steffi Graf cuando apenas tenía 17 años y que le valió para ganar Roland Garros.

Desde Miami habló con PUBLIMETRO de la actualidad del tenis y de la particular historia de su homónima colombiana.

¿Se identifica en algo con los sacrificios que ha tenido que hacer la joven colombiana?
En este deporte tienes que tener muchas posibilidades para salir adelante y sé que ella no las tiene. Sería bueno encontrar un patrocinador que la pueda ayudar a cumplir su sueño. Normalmente cuesta empezar. Cuando empecé tuve la fortuna de encontrar un patrocinador que me ayudó desde pequeña, confió en mí y conseguí resultados para devolverles lo que invirtieron.

¿Cuál debe ser el camino que debe tomar un chico para ser grande en el tenis?

La verdad es fundamental tener ilusiones y ganas porque sin eso es algo muy complicado. Luego se debe tener corazón, garra y fuerza, además trabajar día a día para intentar mejorar y poco a poco ir creciendo y haciéndose mejor jugadora. Después jugar los torneos importantes y una vez allí dar el salto.

¿Pensó que en el mundo hubiera una jugadora con su mismo nombre y la misma profesión?
Con el mismo nombre y apellido es la primera vez que me he encontrado esta situación, pero sí sé que hay una jugadora holandesa que se llama Arantxa Rus que está en el circuito profesional y que sus padres le pusieron ese nombre porque también les gustaba y eran admiradores, y la niña ha salido tenista y eso me hace mucha ilusión, que la gente haya disfrutado mi juego da mucha satisfacción y es un privilegio.

¿Cómo está su vida y su carrera después de tanto éxito?
La verdad estoy muy tranquila, tengo dos hijos y estoy en el rol de mamá. En el mundo del tenis de vez en cuando juego algún torneo de veteranas con mis excompañeras.

¿Por qué renunció al equipo femenino de Fed Cup como entrenadora?
Todavía me faltaba un año más de contrato y decidí que lo mejor era dejarlo y sobre todo centrarme en mi familia. Al final, entre los problemas de la Federación con las jugadoras, yo no quería estar en el medio y teniendo esa dificultad. Lo que intenté fue ayudar al tenis femenino para que mejorara y al final decidí dar un paso al costado.

¿Jugó alguna vez frente a alguna colombiana?

Si, con Fabiola Zuluaga jugué un par de veces y siempre es la jugadora que tuve que enfrentar. Fueron buenos partidos, y era una gran jugadora y también una luchadora.

¿Por qué cree que el tenis español se fue por el lado masculino y dejó de lado el femenino?
Siempre se había ayudado más al masculino que al femenino, entonces tenemos que disfrutar porque el tenis español está en lo más alto y quiero felicitar al grupo de las chicas, que ha vuelto a subir al Grupo Mundial de la Fed Cup. La idea es intentar mantenerse por más tiempo y volver a alcanzar el título como lo hacen los hombres.

¿Cree que la carrera de Rafael Nadal va en declive?
No, para nada, es muy difícil el hecho de estar parado tanto tiempo y volver en ese nivel, pocos jugadores lo pueden hacer. Siempre hay que contar con ‘Rafa’ Nadal porque es un jugador magnifico, extraordinario y lo ha vuelto a demostrar volviendo y ganando. Todavía queda mucho Nadal, lo único es plantearse mejor la temporada para recuperarse bien entre torneo y torneo pero para nada está acabado.

¿El momento cumbre de su carrera es haber ganado un Grand Slam tan joven?

Mi carrera empezó ganando Roland Garros con tan solo 17 años, siendo la jugadora española más joven de la historia y la primera de mi país en ganar este torneo, derrotando a la mejor jugadora, que era Steffi Graf que en esa época era imbatible, no había perdido nunca un partido. Aparte también ser la número uno del mundo en algún momento fue un privilegio por haber sido la mejor en mi deporte.


Arantxa también es colombiana

Arantxa Sánchez es una jugadora que nació en el municipio de Soacha y hace unos meses PUBLIMETRO reveló el caso de la joven tenista, que por coincidencias de la vida quiso jugar este deporte y lleva el nombre de una de las leyendas. “A mi papá le gustaba mucho como ella jugaba y como era muy buena entonces me puso el nombre para hacerle honor a la campeona. A los torneos que puedo viajar, gritan en todo momento mi nombre y eso le da a uno fama”, dijo la Arantxa colombiana.

La del país tiene 18 años y aunque a su edad la verdadera ya había ganado un Grand Slam, quiere emularla y para eso trabaja día a día en poder conseguirlo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo